Animales

Cómo evitar que mi perro ataque a las gallinas

Pin
Send
Share
Send
Send


Los ancestros del perro doméstico eran cazadores y, por ello, todavía conservan el instinto por perseguir a las presas. Las gallinas resultan una presa para los perros y a estos se les debe enseñar que no lo son. Deben ser entrenados para no perseguir, atacar y matar a las gallinas, pues no sólo éstas sufren, sino que también el perro puede sufrir las consecuencias, pues algún vecino podría dispararle. Algunos perros nunca aprenden a no molestar a las gallinas, en este caso, debes controlar su comportamiento y nunca dejar que tenga la oportunidad de perseguir a las gallinas. Sin embargo, es posible enseñarle a algunos perros a no perseguir a estas aves. Puedes reducir los instintos de caza de tu mascota con paciencia y un entrenamiento de pérdida de sensibilización. Para hacerlo, necesitarás tener acceso a algunas gallinas.

Mantén a tu perro dentro de casa mientras encierras a las gallinas en el gallinero para evitar que vuelen o corran cuando lo vean. Los perros suelen intentar cazar cualquier cosa que vean huyendo.

Coloca un collar y guía a tu perro. Dependiendo de su temperamento y fuerza, quizás necesites usar un collar de castigo.

Lleva al perro a tomar una caminata larga para que libere tanta energía como sea posible. No dejes que vea a las gallinas aún.

Lleva al perro hacia el gallinero cuando regresen de la caminata.

Mantén asida con firmeza la correa y habla constantemente con tu perro. Vigila de cerca las reacciones del perro y observa cuidadosamente las primeras señales de que ha descubierto a las gallinas.

Detén al perro tan pronto como reacciones a la presencia de las gallinas.

Dile a tu perro que se siente, luego que "deje".

Retrocede hasta que tu perro no reaccione a las gallinas. Cuando se enfoque en ti, dale un premio y encómialo.

Avanza lentamente hacia el frente, deteniéndote y retrocediendo cada vez que el perro comience a reaccionar ante la presencia de las gallinas. Utiliza la orden "Dejar" cada vez que te detengas, antes de retroceder. Premia y encomia el éxito de tu mascota.

Saca a las gallinas del gallinero y repite del Paso 2 al 9, hasta que el perro ignore a las gallinas cuando estén sueltas.

Virtually growing up in a computer repair shop, Naomi Bolton has held a passion for as long as she can remember. After earning a diploma through a four year course in graphic design from Cibap College, Bolton launched her own photography business. Her work has been featured on Blinklist, Gameramble and many others.

Sácalo a pasear

Lo primero que tienes que hacer es enseñarle al perro que las gallinas no son una presa, pero antes de eso es mejor llevarlo a dar un largo paseo con el fin de que queme buena parte de la energía. De esta manera, una vez que estéis en casa el peludo estará cansado y no tendrá tantas ganas de ir a cazar a las aves.

Introduce a las gallinas en el gallinero

Por seguridad, antes de empezar a trabajar con el perro es muy importante que las gallinas estén seguras dentro del gallinero. Asegúrate de que el can está dentro de casa cuando las aves vayan de camino a su hogar. Así evitarás que se pongan nerviosas y terminen huyendo, lo que despertaría el instinto del perro.

Acerca al perro a las gallinas

Ahora que las aves están seguras, ponle el arnés y la correa el perro, coge algunas golosinas y acércalo poco a poco al gallinero. Si ves que se pone nervioso, retrocede unos pasos y pídele que se siente. Espera durante diez segundos, dale un premio por su buen comportamiento y sigue avanzando.

Cuando ya estéis frente a frente con las aves, pídele de nuevo un ”Sienta” o ”Sit” (siempre has de usar la misma palabra), y observa cómo reacciona. Si no se relame ni ves en su rostro que tenga intención de atacar, dale un premio, en caso contrario, es decir, si ladra y/o quiere entrar en el gallinero, retrocede unos metros y espera a que se calme para volver a avanzar.

Repite varias veces al día hasta que perro acepte la presencia de las gallinas.

Puede llevarte tiempo educar a tu can para que deje a las gallinas, pero con paciencia y golosinas lo lograrás.

Pin
Send
Share
Send
Send