Animales

Síntomas de las picaduras de garrapata en el perro y consecuencias

Pin
Send
Share
Send
Send


Las garrapatas que atacan al can son más peligrosas en verano, cuando las temperaturas son más elevadas

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 11 de mayo de 2016

Las garrapatas que atacan al perro despiertan en verano, con la subida de las temperaturas. En este artículo se describen cuatro sencillos pasos para acabar con las garrapatas del can: no descuidar el baño del perro, elegir el producto antiparasitario adecuado, eliminar la garrapata cuando ya se ha adherido a la piel y curar la herida al peludo amigo.

Las garrapatas del perro, más peligrosas en verano

Las garrapatas despiertan en verano. Las altas temperaturas que caracterizan a la época estival son propicias para que estos peligrosos parásitos se activen y, por tanto, traten de engancharse a la piel del perro con el fin de alimentarse.

Las garrapatas del perro pueden prevenirse con baños y el uso de antiparasitarios

Las garrapatas son, junto con las pulgas, los parásitos externos más frecuentes en el can. De tamaño pequeño -miden unos pocos milímetros- y con ocho patas, se alimentan de la sangre del animal afectado. Cuando alcanzan su cuerpo, estos parásitos de la familia de las arañas se agarran a la piel del perro gracias a una potente mandíbula. Las garrapatas muerden entonces al animal y se alimentan de su sangre, con riesgo de infecciones y de que transmitan alguna enfermedad al peludo amigo.

A continuación se explica, en cuatro pasos, qué hacer para alejar, evitar y eliminar las garrapatas del perro.

1. El baño del perro aleja a las garrapatas

La primera pauta para alejar a las garrapatas del perro es el baño: la higiene con agua y jabón para canes es una de las claves para prevenir las garrapatas.

En cachorros de perro, sin embargo, hay que extremar las precauciones, ya que mojar a las crías de can no siempre es posible. "Los baños en los cachorros que aún no han terminado su calendario de vacunación hay que evitarlos, siempre que estos puedan ser la causa de un enfriamiento en el animal", explica el veterinario Alfonso Risoto. Cuando sea necesario, habrá que minimizar los peligros para la salud del cachorro. Un secador, aplicado a unos 30 centímetros de distancia, es una forma eficiente de evitar los constipados del delicado perro.

2. Garrapatas en perros, productos para prevenirlas

Los productos de desparasitación externa permiten distanciar a las garrapatas y proteger al can. Los métodos de lucha contra las garrapatas en perros son numerosos: desde los clásicos collares y pipetas de aplicación subcutánea hasta los aerosoles, que se pulverizan sobre el pelo del amigo de cuatro patas, con acción inmediata. También hay productos, como champús y otras lociones antiparasitarias para perros, que pueden formar parte de la rutina habitual del baño del animal.

Los cachorros, sin embargo, pueden ser aún demasiado sensibles para soportar la acción de estos ungüentos. Algunos de los antiparasitarios no pueden ser utilizados en cachorros de menos de tres meses. El veterinario podrá aconsejar cuál es el mejor y qué hacer en cada caso.

3. Garrapatas en perros: ¿cómo eliminarlas?

Las garrapatas esperan entre hierbas y matorrales el paso del perro. Por eso, las precauciones para distanciarlas del can no siempre son suficientes. Así que no es extraño que un animal, en especial si tiene el pelo largo, vuelva con algunos de estos parásitos a casa tras los paseos.

Una vez que ya está adherida a la piel, ¿qué hacer para eliminar la garrapata del perro? La clave está en no aventurarse, si no se está seguro de saber cómo extraer la garrapata del perro. El insecto se une con fuerza a la piel canina, por lo que parte de su cuerpo puede quedar dentro, con la consecuente infección para el animal. En este caso, la pauta es acudir al veterinario.

Si la garrapata aún no se ha unido a la piel del can, es posible atraparla con unas pinzas del pelo o un trozo de papel higiénico, siempre por las patas.

4. Curar la herida del perro

La garrapata muerde, por lo que causa heridas en la piel del can. Por ello, tras eliminar el parásito, hay que curar la herida del perro con detenimiento.

El primer paso consiste en limpiar la zona afectada por la garrapata, con jabón y agua templada. Después, habrá que desinfectar el corte con antiséptico de yodo, reducido antes con una proporción similar de agua, mezclada con ayuda de un bote cerrado que se agite.

El siguiente paso es dejar airear la herida causada por la garrapata en la piel del perro, con cuidado de que el animal no tenga acceso a ella. En los casos de mayor gravedad, puede ser útil recurrir a un collar isabelino.

Síntomas de que tu perro tiene garrapatas

Resulta fácil observar las garrapatas adheridas a la piel de nuestro perro, especialmente las hembras repletas de huevos que han terminado de alimentarse, de un color marrón o grisáceo y forma ovalada. La visualización se puede ver dificultada si el perro tiene el pelo largo, aunque probablemente al acariciarle notemos un pequeño abultamiento, y descubriremos la garrapata al apartar el pelo.

Pese a su régimen alimenticio a base de sangre de su hospedador es muy difícil que provoquen anemiaen nuestro perro, salvo infestaciones masivas. Generalmente no producen ningún malestar ni picor, aunque en ocasiones se puede llegar a infectar la herida que genera el aparato bucal de la garrapata, especialmente si no se ha retirado correctamente y han quedado restos en el interior de la piel del animal.

Transmisión de enfermedades por picadura de garrapata

La verdadera importancia de una infestación por garrapatas, y sus peores consecuencias, se deben a la transmisión deenfermedades infecciosas a través de su saliva, ya que actúan como vectores o vehículos de agentes patógenos, algunos de los cuales afectan también a los seres humanos. No todas las garrapatas los transportan, pero algunas pueden incluso vehicular más de un agente.

La transmisión de estas enfermedades es exclusivamente a través de la garrapata, nunca a través del contacto con nuestro perro. Algunas de las más frecuentes son:

  • Babesiosis (piroplasmosis): producida por protozoos que parasitan los glóbulos rojos, causando anemia, fiebre, letargia, anorexia, ictericia (coloración amarilla de mucosas), y orina oscura. Puede llegar a ser mortal para nuestro perro.
  • Ehrlichiosis: causada por bacterias que atacan a los glóbulos blancos, producen apatía, disnea (dificultad respiratoria), fiebre, hemorragias y vómitos.
  • Anaplasmosis: producida por bacterias que parasitan glóbulos blancos y plaquetas, ocasiona letargia, fiebre, cojeras, hemorragias, diarreas y vómitos.
  • Borreliosis de Lyme: cursa con fiebre, cojera, e incluso enfermedad renal, y puede afectar al ser humano.

La importancia de curar bien una picadura de garrapata en perros

En caso de que nuestro perro haya pillado alguna garrapata, no solo será importante eliminarla. También será esencial curar la herida que haya causado.

Esto es así porque el resultado de esa picadura de garrapata es una herida abierta y, por lo tanto, expuesta a infecciones.

Además, tras el ataque de estos parásitos, tu perro puede presentar un bulto en su piel. Esto puede deberse a dos cosas.

Una de las razones es que haya una infección sin curar que haya provocado un bulto de pus. Otra, que al quitar la garrapata haya quedado la mandíbula de esta debajo de la piel de nuestro perro. En ese caso será necesario extraerla correctamente.

¿Cómo curo las heridas de garrapata?

En primer lugar, en el momento de extraer la garrapata (o garrapatas, en caso de haber más de una) hay que ir desinfectando cada mordedura.

Para ello, usa una gasa y un desinfectante. Puedes elegir entre: alcohol del mismo que usamos para nuestras heridas (siempre y cuando la picadura no esté muy cerca de ojos y mucosas), yodo diluido en un poco de agua o agua tibia con un jabón neutro.

En el caso del alcohol y del yodo, habrá que empapar la gasa en el producto elegido y aplicar en toquecitos sobre las heridas.

Si lo que quieres es usar el jabón para limpiar, aplícaselo con un poco de agua, déjalo actuar no más de 10 minutos y retira todo el producto con mucha agua tibia.

¿Cuántas veces al día debo curar a mi perro?

Estas curas deben repetirse 3 veces al día.

En el caso del jabón y del alcohol no es necesario hacer nada antes de volver a curar, pero sí en caso de haber utilizado yodo.

Antes de volver a aplicarlo, tendrás que limpiar los restos anteriores con una gasa húmeda y dejar que la herida de garrapata se airee unos minutos. Luego, podrás volver a realizar la cura.

Sabemos que para tu perro es incómodo y a ti te duele verlo con una campana, pero es muy importante que se la pongas. De esta manera evitarás que se lama las heridas, especialmente después de haberle puesto un desinfectante.

Pero además de todo esto, será muy importante que lleves a tu perro al veterinario. Como sabemos, las garrapatas pueden transmitir ciertas enfermedades, con lo cual, con unos exámenes podremos comprobar que no está afectado por ninguna.

¿Puedo usar algún remedio casero para la picadura de garrapata en perros?

¡Por supuesto! Hay ciertos productos que tienes en casa que podrás aplicar en la piel de tu perro con un efecto positivo.

  • La miel un es antiséptico que ayuda a hidratar la piel. Puedes aplicar un poco de ella sobre las heridas y taparlas un tiempo. Repítelo 2 o 3 vecesal día limpiando primero la aplicación anterior y verás sus buenos resultados.
  • Los efectos beneficiosos del aloe vera en la piel de humanos y animales está 100% comprobado. Puedes usarlo para curar la picadura de garrapata en perros aplicando su gel en la herida hasta que se absorba y repitiendo la acción como mínimo 3 veces al día.
  • La manzanilla es otro remedio casero que puedes utilizar. Haz una infusión bien cargada y, una vez fría, moja gasas en ella y colócalas sobre las heridas. Cuando se sequen, retíralas y lava la zona con agua tibia y jabón neutro.
  • Por otro lado, si la herida está ya infectada, el ajo machacado puede usarse como antimicrobiano y el tomillo y el romero como desinfectantey como antiinflamatorio. Aun así, en este caso, recomendamos encarecidamente la visita al veterinario para que pueda recetar un tratamiento adecuado, ya que la situación es más grave.

Nuestros queridos amigos sufren muchísimo con las heridas provocadas por las garrapatas, así que tenemos que ayudarles para que se recuperen lo antes posible.

Además de estar pendientes de sus heridas, presta atención a posibles síntomas extraños, pues, como hemos dicho, puede haber una infección o enfermedad provocada por el parásito.

5 pasos para eliminar y prevenir las pulgas y garrapatas en perros

¿Tu perro tiene garrapatas o pulgas? Los pobres perros en ocasiones agarran garrapatas o pulgas y lo pasan bastante mal. En algunos casos pueden tener unas pocas, pero en otros casos es horrible. Se rascan, se provocan heridas o reacciones alérgicas… Un calvario para nuestros amigos peludos. Con estos consejos seguro que consigues eliminarlas por completo y evitarás que vuelvan a tenerlas. ¡Ánimo, a por ellas!

En verano o en lugares de climas cálidos hay un incremento importante de estas infestaciones

-En sitios calurosos debemos estar todavía más alerta, pues pueden tenerlas con más facilidad. Las pulgas o garrapatas les provocan a los perros una gran sensación de malestar, dándoles mucho picor e irritación a su piel, y puede que en ocasiones desencadene reacciones alérgicas.

Además, estos parásitos son capaces de contagiar enfermedades. Es por eso debemos llevar cuidado y prevenir de antemano que las puedan agarrar. Si ves que tu perro se rasca más de lo normal, probablemente tenga pulgas o garrapatas.

1. Examinar al perro y quitarle (a mano) las garrapatas que veamos

-Si esto puede contigo, puedes omitir este paso, pero realmente tu perro lo agradecerá de corazón si lo haces por él. En primer lugar echaremos un vistazo a nuestro perro por si tuviera garrapatas que podamos quitarle manualmente. Para hacerlo, debemos revisar con nuestra mano si tiene bultos en su cuerpo e ir separando el pelo con un peine para observar (en caso de perro con pelaje denso). Si tiene el pelaje corto, mirar minuciosamente todo el perro.

-Debemos comenzar por la parte superior del lomo del perro y descender por cada costado hacia su pecho y panza. Los lugares que debemos asegurarnos de revisar son: Cuello, barbilla, parte superior de la cara, entre los dedos de las patas, orejas (dentro, fuera y alrededores), axilas, panza, pecho, cola y patas.

Los utensilios que puede que necesitemos son:

-Pinzas de punta fina para arrancar las garrapatas o papel higiénico si lo hacemos a mano.
-Recipiente con alcohol (para echar las garrapatas o pulgas que vayamos quitando y matarlas) o simplemente con una piedra para chafarlas.
-Cinta adhesiva transparente (fixo) preferiblemente de los anchos de envalar cajas, para atrapar y pegar las pulgas para que no escapen y chafarlas después.
-Un peine de púas muy finas para peinar al perro y agarrar las pulgas.
-Yodopovidona (Betadine) mezclado con agua y algodón para ponerle en las partes donde hayamos arrancado una garrapata.

2. Lavar a nuestro perro, importante

-Si tiene garrapatas o pulgas, una de las cosas principales que haremos será lavarlo, siempre con un champú especial para perros. Esto lo que hará es arrastrar buena parte de éstas e higienizarlo. Más adelante solo deberemos lavarlos una vez al mes. Es un periodo de tiempo recomendado, a menos que se haya ensuciado demasiado y alguna vez debamos lavarlo de nuevo antes de este periodo de tiempo. Mojarlos solo con agua podemos hacerlo más a menudo sin problema.No debemos lavarlos en exceso, pues perderían la capa de grasa natural de su piel. Recordar después secarlo bien, con toalla y secador.

-Debemos llevar cuidado con los cachorros al bañarlos. Si no han terminado el periodo de vacunación será mejor esperar a que lo acaben antes de darles un baño, a menos que sea algo imprescindible. Si los lavásemos, debemos secarlos perfectamente con toalla y secador (a una distancia mínima de 30 cm) ya que pueden enfriarse y enfermar.

3. Curar sus heridas (si tuviera) al haberse rascado demasiado

-Al rascarse por el picor los perros pueden hacerse heridas. Utiliza una mezcla de agua +yodopovidona (Betadine) para aplicar en sus heridas. Podemos aplicárselo con una gasa, un algodón o con bastoncillo (cotonete) de los oídos. También utiliza esta solución para curar cada lugar donde le hayamos extraído las pulgas.

4. Usar productos especiales para ahuyentar y prevenir las pulgas y garrapatas

-Existen pipetas, collares anti-pulgas/garrapatas, sprays anti-pulgas, lociones, champús…etc. Gracias a estos productos estaremos distanciando a las pulgas y garrapatas y protegeremos a nuestro perro. Pero en cachorros debemos tener más cuidado, pues no recomiendan algunos productos al ser muy jóvenes. Podemos consultar al veterinario cuáles nos recomienda.

-CUIDADO: Evita rociar o aplicar cualquier tipo de spray, loción o pipeta cerca de heridas abiertas, esto le provocaría mucho escozor y no es bueno.

Un producto que se suele recomendar (incluso en cachorros) es ”Frontline Spray”

Está indicado para el tratamiento y la prevención de infestaciones de pulgas, garrapatas y piojos en spray, de uso tópico. Vale tanto para perros como para gatos. Simplemente proteger ojos y orejas del animal y rociar según las instrucciones (dependiendo del peso tendremos que darle más o menos pulverizaciones) a una distancia de unos 10-15 cm.

5. Usa o prueba remedios caseros para eliminar pulgas y garrapatas

-Sobre todo si tu perro no puede recibir tratamientos químicos, estos métodos naturales seguro que le ayudarán:

-Manzanilla: Es uno de los remedios caseros más eficaces y gran repelente natural. Prepararemos una infusión con varias flores de manzanilla o bien con un saquito preparado de manzanilla. Una vez que esté tibio, lo aplicaremos con un algodón, gasa o disco desmaquillante de algodón por las zonas afectadas. Los parásitos comenzarán a huir. Recuerda desinfectar la casa, eliminar los que puedas ver o hazlo fuera para que no se puedan quedar dentro de casa.

-Hervir cítricos a rodajas en agua: Puede ser naranja, limón, pomelo, lima… Unas cuantas rodajas en abundante agua. Una vez se enfríe, rociarlo sobre las zonas afectadas del perro, e incluso vale para las esquinas y rincones de la casa.

-Vinagre de manzana: Excelente para la exterminación de garrapatas. Mezclaremos por partes iguales agua y vinagre y con un algodón o paño mojaremos a nuestro perro, dejándolo actuar. Se puede realizar como último enjuague al lavar a nuestro perro.

Recuerda revisar a tu perro con regularidad y acudir al veterinario para realizarle pruebas periódicamente para ver que esté sano. Consulta a tu veterinario antes de administrarle un producto para asegurarte de que éste no le cause ninguna complicación.

Pin
Send
Share
Send
Send