Animales

Sabías que hay olores que los perros odian?

Pin
Send
Share
Send
Send


If you are on a personal connection, like at home, you can run an anti-virus scan on your device to make sure it is not infected with malware.

If you are at an office or shared network, you can ask the network administrator to run a scan across the network looking for misconfigured or infected devices.

Another way to prevent getting this page in the future is to use Privacy Pass. Check out the browser extension in the Chrome Store.

Cloudflare Ray ID: 4f88328dfd51c40b • Your IP : 5.18.177.131 • Performance & security by Cloudflare

Olores que los perros odian

Estos olores mantendrán a tu mascota alejada de lugares donde no quieres que entre, que se suba en sofás o muebles o que se haga pis en los rincones. ¿Te suena un poco cruel? Realmente no lo es, no se trata de amargarle la vida a tu perro poniendo olores desagradables por todas partes. Simplemente, haremos que asocie esos olores con lugares que no debe transitar o con comportamientos inadecuados, y esto hará que poco a poco se aleje de ellos, siendo innecesarias las esencias en un futuro no muy lejano. No son más que elementos disuasorios de comportamientos indeseados.

Los olores que los perros odian más son:

Los cítricos en general son olores que los perros odian, especialmente cuando están muy concentrados. El limón, la lima, la naranja… disuadirán a nuestro perro, mientras que nosotros los percibimos como olores limpios, frescos y agradables.

Si quieres que tu perro deje de rascar los muebles o subirse al sofá, rocíalos con un poco de zumo de naranja o limón. Por ejemplo, también puedes meter cáscaras de estas frutas en las macetas para que no le dé por hurgar en la tierra o destrozar las flores. Puedes diluir zumo en agua y echarlo en un bote de spray para rociarlo donde necesites. ¡Pero no olvides asesorarte primero! Algunas superficies podrían estropearse al contacto con estas sustancias!

Además, estos cítricos, aunque desagradables, son inofensivos para tu perro. No le harán ningún daño.

Pimentón y chile

Los picantes también son olores que los perros odian. De hecho, si son pimientos de picor muy intenso, pueden llegar a irritarles la nariz. Por eso, para utilizarlos como elemento disuasorio pero sin que corra peligro, ponlos en lugares donde no alcance: detectará su olor pero no podrá entrar en contacto directo con ellos.

Otro olor que los perros odian y evitan es el del vinagre. Como tampoco es un olor especialmente agradable para nosotros, no recomendamos que lo uses para la disuasión dentro de casa, mejor en zonas exteriores como el patio o jardín. Por ejemplo, puede servir para proteger tus plantas, no sólo de perros, sino también de gatos.

¡Los perros odian el olor a alcohol! Su olfato es mucho más fino y potente que el nuestro, si para nosotros el olor a alcohol ya resulta fuerte, ¡imagina cómo será para ellos, que pueden captar muchos más matices! Les resulta insoportable.

No eches alcohol nunca sobre superficies ni, por supuesto, sobre tu mascota. Puedes impregnar en alcohol bolitas de algodón y colocarlas en lugares por donde no quieras que tu perro pulule, pero siempre lejos de su alcance para que no entre en contacto con sus mucosas.

El olfato del perro

¿Por qué el olfato del perro está más desarrollado que el del humano? El olfato es el sentido más desarrollado de los perros, teniendo entre 150 y 300 millones de células olfativas, cifras que comparadas con los cinco millones de células que presentamos los humanos resultan desorbitadas. De esta forma, son capaces de identificar cada una de las partículas que se encuentran en el aire u objetos, y determinar dónde se encuentran los olores percibidos exactamente. Por este motivo, muchos son los canes empleados para la búsqueda de personas desaparecidas durante una catástrofe, detección de sustancias estupefacientes o, incluso, diagnóstico de enfermedades como el cáncer.

Por otro lado, los perros son animales con una gran memoria olfativa. Esto quiere decir que, de igual manera que nosotros somos capaces de reconocer a una persona por su imagen, los canes nos reconocen a través de nuestro olor. Por ello, resulta fundamental dejar que un perro desconocido nos huela antes de proceder a acariciarlo, o no entorpecer a dos canes que se huelen entre ellos.

¿Cómo funciona el sentido del olfato del perro?

El sentido del olfato del perro juega un papel fundamental en sus relaciones, tanto con otros animales como con los humanos, de manera que sus funciones van más allá de las relacionadas con el hecho de percibir un aroma y determinar si les agrada o no. Utilizan el olfato como parte de la comunicación química, la cual consta de la emisión y recepción de señales químicas, secretadas por un individuo y captadas por otro mediante el órgano de Jacobson o vomeronasal. Estas señales químicas no son otra cosa que las llamadas feromonas, y en función del tipo las reacciones producidas entre los perros son unas u otras.

Para entender cómo funciona el olfato del perro, es fundamental hacer un pequeño inciso en los tipos de feromonas:

  • Feromonas cebadoras, como las de apaciguamiento secretadas por una madre con el fin de calmar a sus cachorros, que provocan un cambio fisiológico en el receptor.
  • Feromonas desencadenantes, como las sexuales, que producen un cambio instantáneo en el receptor.
  • Feromonas señaladoras, como las secretadas por las glándulas anales, que proporcionan información (género, última comida. ) sin necesidad de causar una reacción.

Por otro lado, el sentido del olfato del perro permite identificar olores a largas distancias, como el aroma de una presa o de un miembro de su manada. Esto es así debido a los millones de células olfativas que poseen pero, también, gracias a la mucosa olfatoria que recubre la parte posterior de la cavidad nasal y a que el cerebro del perro está mejor adaptado que el nuestro para la recepción de la información recogida mediante el olfato. La mucosa olfatoria posee células nerviosas que provocan señales químicas, las cuales se convierten en corrientes eléctricas que llegan al cerebro mediante los nervios olfatorios y se interpretan como olores.

Razas de perros con mejor olfato

El sentido del olfato del perro está, en general, muy desarrollado en todas las razas, sin embargo, es cierto que algunas de ellas poseen un olfato todavía mejor debido a su origen y al cruza desmedida para alcanzar el estándar actual. Lamentablemente, esta cruza no solo trae consigo un mejor olfato, sino también una mayor predisposición a padecer enfermedades genéticas y hereditarias.

La raza de perro con un mejor olfato es el bloodhound, teniendo más receptores olfativos que el resto de razas caninas. Aunque la raza fue creada y explotada como perro de rastreo y caza, lo cierto es que estas aptitudes olfativas tan excepcionales ya estaban presentes en los primeros canes, siendo este el motivo que llevó a su explotación para estos trabajos.

Seguidas del bloodhound o perro de San Huberto, las razas de perros de tipo sabueso, de rastro y similares, categoría a la que pertenece el bloodhound, son las que cuentan con un sentido del olfato más desarrollado. No obstante, esto no significa que otras razas caninas no puedan entrar en el top de perros con mejor olfato. Así pues, entre todas ellas, estas son las razas de perros con mejor olfato:

  1. Basset hound.
  2. Beagle.
  3. Pastor alemán.
  4. Labrador.
  5. Pastor belga malinois.

Al contar con un olfato tan sensible, no es de extrañar que los perros se muestren excitados cada vez que salgan a la calle, y es que se les abre todo un mundo de olores que perciben y quieren descubrir. Así mismo, tampoco nos debe sorprender que se muestren reacios a ciertos aromas que para nosotros resultan agradables, puesto que ellos los reciben con mayor intensidad. Para que conozcas cuáles son los olores que odian los perros, a continuación te mostramos un completo listado.

Olor a cítrico, odioso para los perros

El olor a cítricos es uno de los aromas más apreciados por nosotros, y es que su fragancia es capaz de durar horas en nuestro hogar. Por ello, tendemos a comprar productos que los lleven y llenar cada uno de los espacios con ellos con la finalidad de ofrecer un olor que dure y nos dé sensación de frescor. Sin embargo, nuestros peludos compañeros difieren, siendo este uno de los olores que más odian los perros.

Recuerda que los canes tienen el sentido del olfato 40 veces más desarrollado que nosotros. De esta forma, si para ti el olor a cítricos ya resulta intenso, imagina cómo debe percibirlo tu perro. Se trata de un aroma tan fuerte, que puede llegar a causar irritación en las vías respiratorias del animal, produciendo una sensación molesta e insoportable.

Las frutas cítricas como el limón, la naranja o el pomelo desprenden olores que no soportan los perros, pero las fragancias que más detestan son las aportadas por los aceites esenciales de este tipo de frutas. Los aceites son productos concentrados que emiten un olor mucho más intenso que la fruta en sí y, por ende, el animal percibe un olor todavía más fuerte que el del alimento. De esta forma, si pretendes emplear un olor cítrico para evitar que tu can orine en una zona determinada del hogar, te recomendamos que utilices las frutas naturales y evites poner a su alcance los aceites. La finalidad de esta técnica es evitar que el animal se acerque a ese espacio concreto, no ofrecerle una convivencia desagradable.

El aroma a cítricos es uno de los olores que ahuyentan a los perros más eficaces, pero que debemos utilizar siempre para mejorar y jamás para castigar o maltratar a perros callejeros. En caso de querer alejar a un can sin hogar, lo más responsable es llamar a la protectora más próxima para que pueda recogerlo y ofrecerle un techo, alimento, agua y cuidados.

Vinagre, desagradable para el perro

El vinagre es otro de los remedios caseros para evitar que los perros orinen en casa porque también forma parte de los olores que detestan. Como ocurre con los cítricos, el aroma que desprende este producto es tan fuerte, que resulta insoportable para los canes. Sin embargo, en especial el vinagre de manzana aporta grandes beneficios para los perros, por lo que privarlos al 100 % de él tampoco es aconsejable. Debemos aprender a utilizarlo y saber cada cuánto aplicarlo para que sea lo menos molesto posible para el animal.

El vinagre de manzana es altamente efectivo para evitar que el can huela mal. No obstante, puesto que se trata de uno de los olores que más odian los perros, debemos mezclarlo con su champú habitual y reducir, así, su fragancia. No apliques esta solución por la zona de la cabeza y asegúrate de aclararlo bien.

Y si lo que quieres es usar el vinagre para evitar que otros canes orinen la fachada de tu casa por ejemplo, debes saber que al ser uno de los olores que ahuyentan a los perros, es realmente efectivo para ello y nada dañino.

Chile o ají, ¡bien lejos del perro!

El chile, ají o guindilla, es un alimento que debe su picor a una serie de compuestos químicos naturales denominados capsaicinoides, composición que produce un olor muy desagradable para los perros. Tanto es así, que oler de forma directa este alimento puede producir en el animal irritación de las vías respiratorias, picor en la nariz y constantes estornudos. Por ello, resulta imprescindible conocer los alimentos humanos prohibidos para los perros y evitar que se acerquen a ellos. De esta forma, además de resultar uno de los olores repelentes para perros, es uno de los alimentos menos indicados por sus efectos.

Alcohol, en todas sus versiones

El alcohol antiséptico resulta un olor que no soportan los perros, por lo que aplicarlo sobre su piel está totalmente desaconsejado. En caso de herida, lo más recomendable es limpiarla solo con agua y acudir al veterinario para que sea él quien nos indique cómo desinfectarla. Si nos encontramos en un momento en el que no podemos acudir a un especialista, lo ideal es consultar el siguiente artículo en el que indicamos cómo hacer desinfectante natural para perros y aplicarlo siguiendo las instrucciones.

En función de los grados que contenga el alcohol, será más o menos molesto para el animal. Sin embargo, eso no quiere decir que el alcohol en gel empleado como antibacterial no suponga uno de los olores que detestan los perros, puesto que su sensible olfato también es capaz de detectarlo y determinar que no le gusta.

Por otro lado, las bebidas alcohólicas también resultan desagradables para los canes, en especial aquellas con una mayor graduación alcohólica.

Esmalte de uñas, sencillamente insoportable

Aunque para muchas personas el olor que desprenden las lacas de uñas pueda resultar agradable, los perros lo detestan. Al estar formadas por un número tan elevado de compuestos químicos, entre los que destacan el formaldehído, la nitrocelulosa, alcohol isopropílico (recuerda que también odian este olor) y el acetato, la fragancia que producen los esmaltes es realmente desagradable para los canes, produciendo toda una serie de estornudos y picor en la nariz.

Por otro lado, los llamados quitaesmaltes, productos fabricados para la eliminación de las lacas de uñas, también forman parte de la lista de olores que odian los perros por sus compuestos químicos, siendo la acetona el más molesto para ellos. De esta forma, recomendamos optar por quitaesmaltes sin acetona y aplicar todos estos productos cosméticos alejados de los canes.

Cloro, amoniaco y otros productos de limpieza

Nos encantan los productos de limpieza con olores frescos, intensos y perfumados, y los compramos olvidándonos de que nuestros perros los detestan. Tanto el cloro como el amoniaco son productos que no solo desprenden fuertes olores que odian los perros, sino que también resultan altamente nocivos para ellos. Inhalarlos de forma directa puede producir irritación en las vías respiratorias y esófago. Además, el amoniaco produce un aroma muy similar al desprendido por la orina para los canes, por lo que pueden relacionarlo con la presencia de otro animal en el hogar y mantenerse en posición de alerta.

Aunque los productos mencionados son los más molestos para los perros, todos los productos de limpieza con olores fuertes, como la lejía, resultan olores realmente desagradables para ellos. Así mismo, recuerda que detestan los aromas cítricos, por lo que todos los productos con dichas fragancias producirán rechazo en tu peludo compañero. Intenta limpiar el hogar mientras otro miembro de la familia saca a pasear al perro para evitar convertir esta tarea en una experiencia desagradable para él.

Bolas de naftalina, un olor que detestan y puede tener graves consecuencias

La naftalina se emplea, en general, como pesticida por su grado de toxicidad. Precisamente los compuestos químicos que la forman para ser un producto tan tóxico, no solo producen un olor desagradable para el can sino que también la convierten en una de las cosas que pueden matar a tu perro. La ingesta de una sola bola puede producir graves daños en el hígado y sistema nervioso central del animal, generando vómitos, diarrea y convulsiones. El consumo de más de una puede llevarle a la muerte.

Nuevamente, este es uno de los olores repelentes para perros que debemos evitar a toda costa no solo por el rechazo que produce su aroma, sino por los graves efectos que puede provocar a su salud.

Perfumes, sin excepción

¿Alguna vez has notado que, tras perfumarte e intentar abrazar a tu perro, él te rechaza? Si no entiendes por qué lo hace, ¡aquí tienes la respuesta! Tu fiel compañero detesta el olor que desprenden los perfumes, sin excepción alguna. Al tratarse de productos fabricados con infinidad de compuestos químicos, los aromas que desprenden resultan insoportables para ellos. Sin embargo, el motivo que lleva a los perfumes a convertirse en uno de los olores que odian los perros no es solo este, y es que la misma razón que a nosotros nos lleva a adorarlos a ellos les genera el efecto contrario. De esta forma, igual que nosotros percibimos como agradable el hecho de aportar un aroma distinto a nuestra piel, los perros lo odian porque actúa como sustituto de nuestro olor corporal. Recuerda que los canes nos reconocen por nuestro olor, si enmascaramos con otro distinto no es de extrañar que detesten esa desagradable fragancia que les impide identificarnos.

¿Y los perfumes para perros? Sí, también resultan olores que no soportan. Sin embargo, y siempre que sean de calidad, al tratarse de productos fabricados para ellos no son dañinos y podemos aplicarlos con moderación. Esto quiere decir que no se recomienda perfumar al animal cada día, bastará con la cantidad de perfume que su peluquero canino aplique sobre él durante su visita al centro de belleza.

¿Tu perro odia otros olores?

Como ocurre con los humanos, los animales gozan de gusto propio y, por tanto, es posible que no todos los olores mencionados le resulten desagradables. No se trata de una ciencia exacta, y puede suceder que un can sea capaz de soportar el aroma que desprende una naranja, mientras que otro lo rechace por completo. En especial con el olor a cítricos, lo que suelen odiar los animales son los aceites esenciales de limón, de naranja, de pomelo, etc., más que la fruta en sí. Si te fijas, los olores que no soportan los perros, en general, suelen ser los desprendidos por productos químicos, creados por el ser humano, más que por elementos naturales como los alimentos. De esta forma, si tu peludo compañero detesta un olor que no se encuentra en este listado, ¡no lo dudes y deja tu comentario!

Si deseas leer más artículos parecidos a 10 olores que no soportan los perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Pin
Send
Share
Send
Send