Animales

Claves para saber como alimentar a un cachorro recién nacido

Pin
Send
Share
Send
Send


La comida de los primeros meses de vida de un perro resulta esencial para su posterior desarrollo mental y físico.

¡Por fin llegó el día! El cachorro llega a casa. Todos son juegos y cariños hasta que asalta una de las principales dudas: ¿qué come un cachorro de perro?

La alimentación de un cachorro de perro recién nacido varía conforme avanzan los meses, pero siempre se atiende a una alimentación que aporte al animal todos los nutrientes necesarios para su posterior desarrollo hacia la adultez.

Leche materna

Desde su nacimiento y hasta el primer mes más o menos, lo ideal es que el recién nacido se alimente de la leche materna. Se trata de la llamada fase de lactante. Además, tomar la leche de su madre le ayudará en un futuro en temas de salud y también de relaciones sociales, ya que el primer vínculo social de un perro recién nacido se establece con su madre.

Así, lo mejor es esperar a que el perro haya cumplido esa fase de lactancia materna antes de llevarlo a casa. Sin embargo, si el perro recién nacido es huérfano o simplemente resulta imposible que la madre lo amamante, será necesario darle leche con el biberón hasta que cumpla al menos un mes aproximadamente.

El tipo de leche que consumimos los humanos no es válida para un cachorro, como tampoco es válido cualquier tipo de biberón. Tanto uno como otro deben ser específicos para cachorros de perro. Por suerte, ambas cosas son fáciles de encontrar en clínicas veterinarias o tiendas especializadas. A la hora de dar el biberón, el tiempo que tiene que transcurrir entre toma y toma será de unas cuatro o cinco horas.

Resulta de gran importancia vigilar la digestión del cachorro. De esta manera hay que confirmar que después de haber tomado leche, el cachorro haga sus necesidades. En caso de diarrea o estreñimiento del can, hay que consultar con el veterinario.

El cambio a las croquetas

Cuando el perro cumple su primer mes de vida, empiezan a salirle los dientes. Es el momento perfecto para hacer la transición de alimentación líquida a sólida. Una buena idea para hacer más fácil para el cachorro este paso, es acercarle con la mano el nuevo alimento, dejar que el pequeño se acerque y lo huela y finalmente lo coma. Otra idea para hacer la nueva comida más atractiva para los cachorros es humedecer el pienso con leche, para que masticar no se vuelva engorroso para el can.

En este sentido, cabe destacar que los veterinarios y expertos recuerdan que es preferible usar pienso para perros de marcas de calidad, ya que contribuyen a un mejor desarrollo mental y físico para el perro.

Consejos clave para saber como alimentar a un cachorro recién nac > (Foto via: mundoperro)

Aunque los cachorros necesitan cuidados constantes, ¡tener un cachorro es una experiencia maravillosa! No obstante, debemos tener especial cuidado con su alimentación. ¿Cómo debemos alimentar a un cachorro recién nacido?

¿Cómo sé si el cachorro que me he encontrado es un recién nacido? Los cachorros que tienen menos de 15 días, ¡son fáciles de identificar! Aún no han abierto los ojos. Además como precaución extra, no debes tocarles a menos que se estén alimentando.

Falsos mitos de la alimentación para perros

Sobre la alimentación de los perros en general, y de los cachorros en particular, hay muchos mitos y falsas creencias. Por ejemplo, de que el perro se aburre de tomar siempre lo mismo. Muchos expertos consideran que esto no es así, ya que "el perro no saborea apenas la comida, no la disfruta, la engulle guiándose simplemente por el olor", tal como indica Sonia Ferrer, educadora de perros. Así, hay que defender el consumo del pienso o las croquetas por encima de las sobras o lo que es aún peor, alimentos cocinados exclusivamente para el cachorro.

En el imaginario popular siempre está presente la idea del perro con el hueso. Realmente hay que evitar que los perros coman huesos ya que, aunque es cierto que les gustan, pueden acarrearles problemas de asfixia si una pequeña pieza ósea se desplaza en el interior del perro.

Conviviendo con un cachorro recién nacido, los primeros pasos

Si te has encontrado a un cachorro recién nacido, y no sabes cómo cuidarlo. Plantéate si deberías hablar con una casa de acogida. En estos sitios cuentan con personas con amplia experiencia en estos casos. Si te has decidido a quedártelo. ¡Tenemos algunos consejos para ti!

  • Lo primero de todo es crearle un entorno estable. No necesitará mucho. Una caja de cartón, una cesta o un transportín, ¡serán suficientes!
  • La temperatura normal de los cachorros oscila entre los 20-22 grados. Ten en cuenta que los cachorros no pueden regular su temperatura, por lo que deberás velar para que el cachorro esté bien, y no esté pasando ni frío ni calor. De lo contrario, ¡podría ser peligroso!
  • ¿Vives en una zona fría? Entonces es posible que tengas que utilizar una manta eléctrica (cubierta con otra para protegerlo de que pueda roerla). Si te animas a usarla, no te olv > (Foto via: consumer)

¿Quieres darle un cuidado extra? Entonces, no olvides poner un reloj, ¡simulará los latidos del corazón de su madre!

Alimentos prohibidos

Además, existe una serie de productos alimenticios muy recomendables para humanos pero que en absoluto lo son para los perros, especialmente cuando son pequeños.

El alto contenido de azúcar de las chucherías puede fomentar la aparición de diabetes en los perros, cuyo signo más visible sea la ceguera total del can. La composición del cacao (chocolate) incluye una enzima que es imposible de digerir por el estómago canino, por lo que prácticamente el chocolate se convierte en un veneno para el perro, provocándole incluso la muerte.

Las uvas, pasas, nueces y aguacates también sientan mal en el sistema digestivo del perro por su composición, inofensiva para el ser humano pero muy perjudicial para un cachorro.

En este caso, la sencillez que implica la alimentación a base de pienso resulta lo más saludable para un cachorro.

La alimentación de un cachorro recién nacido

Una de las causas de muerte en cachorros recién nacidos es…¡Su incorrecta alimentación! Fuerte, ¿verdad?

¿Te has encontrado a un cachorro recién nacido por la calle? Una de las cosas de las que debes ser consciente, es que es posible que no sobreviva. Los cachorros recién nacidos deben ser alimentados cada 3-4 horas. Si una de las tomas falla, ¡pueden morir en muy poco tiempo!

Cómo alimento a un cachorro recién nacido

Si quieres cuidar de un perro recién nacido, ¡hay algunos consejos que puedes seguir!

  • Lo primero de todo, ¡acude a una clínica veterinaria! Allí te podrán dar leche maternizada artificial.
  • ¿Tienes más de un cachorro recién nacido? Entonces compra diferentes biberones para cada uno de los pequeños de la camada. De esta forma, si alguno tiene alguna enfermedad, ¡no se la transmitirá al resto! Por otro lado, no estaría de más que tengas varias tetinas para cada biberón, ¡así podrás ver cuál se adapta mejor al hocico del cachorro!
  • Calienta la leche, y comprueba si está templada (igual que harías con un bebé humano).
  • Coge al cachorro (o al primer cachorro si hay varios), y despiértale. Teniéndole a cuatro patas (¡Ojo! No le pongas como si fuese un bebé humano), dale la leche (unos 10 miligramos).
  • ¿El cachorro ha bebido más? ¡No pasa nada! Pero si es muy importante que se alimente al menos con la cantidad mínima que debe comer.
  • Si durante la toma hace mucho ruido, o expulsa leche por la nariz, ¡acude cuanto antes al veterinario! Es uno de los síntomas de alerta de que la leche se le ha ido a los pulmones. ¡Recuerda! No le acunes como si fuese un bebé.
  • Después de la toma, con una prenda de algodón o una toallita húmeda (como la de los recién nacidos), masajéale los genitales.Observa si el cachorro hace pipí y caca en ese momento. ¡No te olvides de este paso! En condiciones normales, ¡lo haría su mamá!
  • Después de todo lo anterior, acuérdate de lavar los biberones con agua hirviendo. Si tienes varios cachorros, hazles una marca o cómpralos de diferentes colores, ¡así podrás diferenciarlos!

¿El cachorro recién nacido ya se ha alimentado? Entonces, deberás devolverlo a la cesta. Así podrá estar a la temperatura que necesita.

¿El recién nacido está apático? Aunque ese sea el caso, ¡no dejes de alimentarlo!

¡Recuerda! Hay dos precauciones básicas:

  1. Dale al cachorro de comer cada 3-4 horas
  2. No guardes la leche sobrante durante más de 12 horas

(Foto via: 2ndchance)

¿Como se desarrolla un cachorro recién nacido?

Para saber el progreso que tiene tu cachorro, ¡es imprescindible que le peses y vayas anotándolo! Para estar completamente seguros de que se desarrolla correctamente, ¡el pequeño cachorro debe aumentar un 10% de su peso diariamente!

¿Tu cachorro no está subiendo de peso? Entonces deberás darle más alimento. Hasta que el recién nacido cumpla las 2-3 semanas de vida, deberemos alimentarle cada 3-4 horas (por la noche también).

Si no tienes tiempo para darle todos los cuidados que necesita, ¡cuenta con alguna persona que te ayude!

Una vez el cachorro tiene 3 semanas, deberás ir espaciando las tomas poco a poco. Los primeros días serán entre 4-5 horas, los siguientes cada 5-6 horas. Por otro lado, también deberás ir aumentando la dosis de comida, hasta los 15-20.

Mi cachorro ya tiene 3 semanas

Cuando tu cachorro pasa de las 3 semanas, ¡verás grandes cambios! Y es que, será más activo, inquieto y…¡Estará mucho más desarrollado!

Poco a poco deberás ir reduciendo un 5% su consumo de leche así mismo deberás darle por primera vez comida húmeda. Alimento blando o pienso mojado en agua o paté.

Cuando tu cachorro empiece a comer alimento blando, podrás empezar a reducir poco a poco la dosis de leche para posteriormente destetarlo. Después se alimentará con comida húmeda y pienso especial para cachorros.

(Foto via: mascotasdomesticas)

Cuidados que necesita un cachorro recién nacido

Uno de los problemas más habituales de criar a un cachorro, es cuando este se muestra apático, no se mueve e incluso tiene una bajada de tensión. ¿Estás viviendo uno de estos casos? Entonces… No dudes en darle con una jeringuilla sin punta agua con azúcar (otra opción es ponerle en el hocico un poco de miel), lo chupará y poco a poco estará más animado.

Los cachorros que han sido alimentados a biberón, ¡carecen de algunas defensas naturales! Esto es debido a que la leche materna, tiene componentes que la leche artificial no puede igualar. Lo mejor es que les apartes de la calle, y no dejes que ningún perro se les acerque, ¡tampoco les bañes!

¿Tu cachorro tiene pulgas, garrapatas u otro parásito? ¡Llévale cuanto antes al veterinario! El sabrá que hacer en ese caso. ¡No intentes quitarle los parásitos por tu cuenta!

Cuando tu cachorro cumpla 6-8 semanas, deberás llevarle al veterinario para ponerle las primeras vacunas (corresponden al distender, parovirus, coronavirus, parainfluenza, leptospira) a partir de ese momento, también le podrán poner un chip identificativo, con el nombre, dirección y teléfono de contacto, ¡fundamental si se pierde!

¿Los cachorros recién nac > (Foto via: bekiamascotas)

Si te has encontrado una camada completa, no todos los perros sobrevivirán. Y es que, puede ser por un fallo nuestro, o debido a que el cachorro tenga algún problema. Te contamos los problemas de lactancia más comunes en los cachorros:

  • Atragantamiento durante la lactancia. Normalmente esto se suele deber a que el cachorro está en una mala posición en el momento en el que se alimenta. ¡Cuidado con eso! Y es que… Puede llegar a ser mortal. ¿Piensas que esto es lo que está ocurriendo? ¡Lleva al cachorro al veterinario cuanto antes!
  • El cachorro está débil y sin fuerzas. Lo primero que debes preguntarte en este caso es… ¿Está tomando la cantidad de alimento que necesita? Intenta asegurarte de que el cachorro deba la cantidad de alimento que necesita (o más) en cada toma.
  • ¡Tiene liebre! Aunque pueda parecerte mentira, ¡es un problema muy común! Puede estar causado por una temperatura inadecuada, o por una alimentación insuficiente. El veterinario deberá decirte qué debes hacer en vuestro caso concreto.

Si tu cachorro presenta cualquier síntoma raro, ¡llévale cuanto antes al veterinario! Si se encuentra débil, tratarle cuanto antes, será la gran diferencia de que viva o muera.

¿Sabías todas estas cosas sobre cómo alimentar a un cachorro?

Leche para cachorros ¿Vale cualquiera?

Podemos pensar que la leche de vaca que los humanos bebemos es también una buena forma de alimentar a un cachorro, pero lo cierto es que no es así. La leche de vaca contiene lactosa, algo que puede perjudicar y mucho, a nuestro pequeño cachorro.

Los cachorros de perro recién nacidos deben alimentarse única y exclusivamente de leche específica para perros, la cuál podemos adquirir en cualquier clínica veterinaria o tienda de mascotas.

    Leche de vaca / Leche de consumo humano
    Leche específica para perros

¿Cada cuanto tiempo debo alimentar a un cachorro?

Es muy importante que alimentemos a nuestro cachorro con la ayuda de un biberón cada tres o cuatro horas, incluso si es de noche. Nos tocará ponernos el despertados y alimentarlos a media noche, si queremos que sobrevivan.

Desde que nacen y hasta que cumplan las cuatro semanas de vida los alimentaremos así, cada tres o cuatro horas sin excepción.

A partir de las cuatro semanas de vida, podemos ir alargando las tomas de forma progresiva, por ejemplo en la quinta semana de vida podemos darle las tomas cada cuatro o cinco horas y en la sexta semana cada cinco o seis horas.

Así de forma progresiva hasta que cumplan las siete u ocho semanas, donde ya podremos comenzar a introducir un poco de pienso para cachorros humedecido con agua para que sea más blandito.

¿Cómo debemos darle la leche a nuestro cachorro?

Nunca cojas a un cachorro cómo si fuera un bebé humano, simplemente intenta imitar la situación en la que el cachorro mamaría normalmente de su madre. Es decir, pon el biberón un poco tumbado para que el, pueda engancharse a el y alimentarse (simulando una mama).

Es muy importante que controlemos la temperatura de la leche del biberón, esta debe ser siempre templada para evitar que se quemen o la aborrezcan. Nunca debe estar fría ni muy caliente.

La cantidad de leche que debemos darle dependerá del tamaño y peso del cachorro, algo que normalmente encontraremos indicado en la caja de leche para perros o que nuestro propio veterinario nos indicará.

Mi cachorro no come ¿Qué le pasa?

Nada es comparable a alimentar un cachorro con leche de su madre, por lo que es posible que nos encontremos con algunos problemas:

    Bajada de tensión, algo que le quitará el hambre a nuestro perro y que podemos solucionar aportándole un poco de miel o agua con azúcar (incluso con la ayuda de una jeringuilla sin aguja). Empacho, las madres suelen lamer el ano de sus cachorros después de las tomas para que defequen y no se empachen. Si tu cachorro no defeca, prueba a acariciar su ano con un paño húmedo a temperatura ambiente durante unos minutos, con mucha suav >Frío, si nuestro cachorro se ha enfriado porque no hemos mantenido una temperatura constante de unos 22º en su cuna, este dejará de comer.

Los cachorros de perro son extremadamente sensibles, así que si aprecias que está apático, tiene fiebre, no defeca aunque lo estimules o deja de comer, es muy importante que consultes con tu veterinario, ya que podría estar enfermo o tener parásitos intestinales, algo muy común en cachorros.

Recuerda aplicar nuestras recomendaciones para cuidarlos adecuadamente: Cuidados para cachorros recién nacidos.

Pin
Send
Share
Send
Send