Animales

Cómo escoger una jaula para aves

Pin
Send
Share
Send
Send


Como podrás imaginar, la jaula es el elemento básico para la comodidad y bienestar de tu mascota. Cuanto más a gusto esté, mejor calidad de vida tendrá. En este artículo te damos algunas claves que debes tener en cuenta a la hora de elegir entre nuestras jaulas de pájaros.

Qué tener en cuenta al escoger jaulas para pájaros

Uno de los aspectos clave es, lógicamente, su tamaño. Cuanto mayor sea la jaula, mayor comodidad y libertad sentirá tu mascota. Si bien no hay límite en el tamaño máximo, sí lo hay en el mínimo. Como regla general, el diámetro y la altura de la jaula no debe ser inferior a 1,5 veces la envergadura de tu mascota (su tamaño con las alas desplegadas).

Los barrotes son otro elemento a tener en cuenta, ya que la separación entre ellos no debe ser inferior a 1,5 cm. Si la raza de tu mascota es grande, la separación también puede ser mayor. Por ejemplo, una jaula para canarios puede tener una separación de 1,5 cm, lo mismo que ocurriría en una jaula para agapornis. Pero en el caso de una jaula para loros, esa separación puede aumentar a 2 cm. Si tu pájaro es especialmente grande, se recomiendan barrotes horizontales, para que se ejercite con ellos.

Otro detalle a tener en cuenta es la forma de la jaula: muchos usuarios eligen los modelos redondos ya que son una opción para evitar los ‘rincones muertos’, optimizando así todo su espacio interior.

Por último, aunque el estilo no es un factor tan fundamental para el bienestar de tu mascota, sí puede decantar la balanza a la hora de elegir entre un modelo u otro. En este sentido, el color de la base es el elemento más diferenciador.

Jaulas pequeñas vs jaulas grandes

En Animalear.com agrupamos los modelos según su tamaño (grandes y pequeñas), y dentro de cada sección podrás filtrar según la raza de tu mascota. Por ejemplo, distinguimos entre modelos de jaulas para agapornis, cotorras, jilgueros o canarios en las versiones pequeñas, mientras que en el apartado de jaulas grandes diferenciamos las más adecuadas para loros.

En cualquier caso, lo más habitual es optar por modelos con barrotes metálicos, que resisten mejor el paso del tiempo, las condiciones climáticas (sol, lluvia, frío) y son más fáciles de limpiar.

Pajareras, la alternativa

Una alternativa a la jaula grande son las pajareras, un modelo todavía más amplio. De hecho, están pensadas para alojar en su interior a más de un pájaro. Suelen tener un desarrollo vertical muy elevado, de hasta casi 2 metros en algunos casos. Además, muchas de ellas tienen un tejado a dos aguas que las hace más aptas para ubicarse en entornos exteriores. Sus habituales ruedas permiten trasladarlas cómoda y fácilmente.

Accesorios para las jaulas de pájaros

Una vez elegido el modelo, es el momento de comprar los accesorios para la jaula. En Animalear.com contamos con diferentes elementos que ayudarán al bienestar de tu mascota y a una mejor integración de la misma en tu hogar.

En el primer caso podemos destacar bañeras interiores y exteriores, saltadores y columpios para fomentar su movilidad o espejos con posaderos. En el segundo caso, encontrarás pies para elevar la jaula a la altura deseada, ganchos para un buen anclaje o asas de transporte.

Busques lo que busques, lo encontrarás en nuestra web. Siempre de marcas de primer nivel, que incluyen desde comida, barritas y snacks hasta las últimas novedades en accesorios y jaulas para pájaros. ¡Date una vuelta por el catálogo y descúbrelo!

Tipos de jaulas y ubicación correcta

La elección de alojamiento para tu ave debe ser bien meditada, pues la jaula es el elemento más importante del mobiliario de tu pájaro. Su tamaño es uno de los principales factores de selección. Debe ser lo suficientemente grande como para que permita al ave extender las alas y aletear sin que las plumas golpeen contra los barrotes.

Los pájaros pequeños, como canarios, agapornis, periquitos, pinzones y ninfas, deben tener espacio suficiente para volar de percha a percha. Los loros medianos y grandes necesitan un mayor espacio que les permita trepar y hacer ejercicio dentro de la jaula. Para aves de cola larga (guacamayos fundamentalmente), habrá que prever un espacio adicional para evitar que se estropeen las plumas.

Opta siempre por el alojamiento de mayor tamaño que te permita tu hogar. Nunca será lo suficientemente grande, pero puede quedarse pequeño rápidamente. Tu pájaro deberá compartir su espacio con juguetes, comederos, perchas y puede que algún columpio, escalera u otro accesorio. Ten en cuenta también que puede que más adelante decidas adquirir otro ave.

Antes de la compra de una jaula de gran tamaño, deberías medir la anchura de las puertas de tu vivienda para asegurarte de que la jaula pasa a través de ellas. Evita complicaciones adquiriendo un modelo desmontable.

No a las jaulas circulares

El estilo de jaula depende en gran medida de tu gusto personal, pero rechaza siempre las jaulas circulares. En una cuadrada o rectangular, el ave tiene siempre un 'lado de seguridad', habitualmente el más cercano a la pared, por donde sabe que no se le va a acercar nadie inesperadamente. Un habitáculo redondo carece de este punto de referencia, lo que genera un importante estrés a la vida del animal, con todos los inconvenientes que ello implica (nerviosismo, bajada de defensas, etc.)

La distancia entre barrotes debe ser lo suficientemente amplia como para evitar el aprisionamiento del pico o las garras, pero no tan grande que permita introducir la cabeza a través de los mismos. Existe también la duda de si la jaula debe poseer un enrejado horizontal o vertical. Parece lo más óptimo que las paredes laterales sean horizontales y la anterior y posterior verticales. Las laterales servirán para un trepado cómodo y en la anterior y posterior el ave empleará tanto el pico como las garras, lo cual requiere mayor energía y por tanto un consumo mayor de calorías. Ésta contribuirá a mantener a nuestro pájaro en plena forma.

Material de construcción

Debemos observar que las soldaduras estén lisas, pulidas, de manera que el ave no se pueda dañar ni arañarnos nosotros durante la limpieza. Por otro lado, el material de construcción de un buen alojamiento para aves debe elegirse cuidadosamente. Las superficies lisas pueden, con el tiempo, mostrar arañazos, astillas o manchas. Estas superficies siempre deben estar selladas sin metales pesados, pues provocan el envenenamiento del pájaro.

Las superficies powder-coating (recubrimiento al polvo) han sido las más apropiadas durante los últimos veinte años, pero también aquí ha de ponerse cuidado en la preparación previa. Si el acabado ha sido realizado impecablemente y se ha sometido a temperaturas de al menos 220º C, la jaula tendrá una larga vida. Lógicamente también hemos de contar con fenómenos de desgaste, pero si no se emplean productos de limpieza agresivos y se retiran con regularidad los restos de alimentos, heces y salpicaduras de agua, la casa de tu alado amigo puede lucir un perfecto estado a lo largo de muchos años.

No utilices nunca abrillantadores de metales porque la mayoría resultaran tóxicos. También debe prestarse atención a que los accesorios sean adecuados y adaptados a las necesidades y cuidados del pájaro. Resulta muy útil y cómodo contar con comederos de acero inoxidable, esquinas accesibles y de fácil limpieza, sistemas de protección para evitar ensuciar el entorno de la jaula, etc.

¿Dónde colocar la jaula?

Tu pájaro debe situarse en la habitación de la casa en que mayor actividad se desarrolle. Así, podrá observar a la familia e integrarse más rápidamente. Nunca sitúes la jaula cerca de una fuente de frío o de calor, como ventanas, radiadores, chimeneas, aire acondicionado o puertas exteriores. Resiste la tentación de colocar al loro en la cocina, pues los olores y las fuertes oscilaciones de temperatura pueden ser perjudiciales. Las emanaciones que producen los utensilios de teflón calentados pueden resultar mortales para tu ave.

Nunca lo coloques directamente bajo la luz solar sin que al menos exista una parte de alojamiento a la sombra. Las aves también pueden sufrir un golpe de calor. Piensa también que el aire próximo al suelo siempre se encuentra más frío.

Si tienes otras mascotas, deberías situar la jaula fuera del alcance de las uñas y dientes de las mismas. Ten en cuenta también que numerosas plantas decorativas son tóxicas para las aves, por lo que deberás procurar que no queden a su alcance. Vigilando todos estos aspectos os encontraréis más felices, tanto tú como tu amigo con plumas.

Tamaño ideal de la Jaula para cada tipo de pájaro

Por lo general, cuanto más grande sea la jaula, mejor, es evidente. Debes conocer la medida del ave con las alas desplegadas y multiplicarla por uno con cinco. Esa ha de ser la medida mínima de alto, ancho y largo del espacio libre en la jaula. El espacio para casas, perchas, nidos, juguetes y accesorios en general no cuenta como espacio libre.

En el caso de especies pequeñas calcula que quede un área libre a fin de que puedan volar. Lo idóneo es que la medida de la jaula sea tres veces la de la medida del ave con las alas desplegadas. Una jaula demasiado pequeña no solo causará stress y enfermedades a tu pájaro, sino puede producir conductas extrañas como chillar, arrancarse las plumas, picar…

Espacio entre barrotes que debe tener una pajarera

Está claro que deberá ser acorde al tamaño del ave.

  • Para los periquitos, canarios, agapornis, pinzones y similares… la distancia entre barrotes no habría de ser mayor de 1 a 5 centímetros.
  • Las ninfas, papagayos, loritos, etc pueden tener barrotes con hasta 2 centímetros de distancia.
  • Las aves más grandes como yacos, loros, cacatúas, guacamayos pueden vivir en jaulas con 3 centímetros de separación entre barrotes. Para las especies grandes son recomendables las jaulas con barrotes horizontales para que puedan subir por ellos y ejercitarse.

Los barrotes han de ser recios y aguantar el maltrato de las aves, sobre todo en el caso de las más grandes.

Qué forma es ideal para una jaula de pájaros

Las jaulas o pajareras cuadradas o bien rectangulares son por lo general más espaciosas pues el área interior se aprovecha mejor, incluso antes que las circulares pues semejan ser mejores para el bienestar psicológico de las aves. Evita los ángulos y rincones que compliquen la limpieza de la jaula.

El material recomendado es el acero inoxidable o bien algún otro metal similar. El acero es resistente, limpio y se puede desinfectar cómodamente. Observa que no haya bordes cortantes o bien puntas que pudiesen dañar a tu ave. No deben de estar pintadas con esmaltes tóxicos para las aves.

La bandeja deslizante inferior debe poder sacarse de manera fácil para limpiarla y no debe dejar espacios por donde el pájaro se pueda escapar. Hay jaulas que tienen un zócalo alto que evita que los restos de comida caigan al suelo. La puerta debe contar un cierre de seguridad a prueba de fugas o bien puedes añadirle un cerrojo.

Ten muy presente el lugar o espacio en tu casa que has elegido para poner la jaula ya antes de adquirirla. El pájaro debe de estar a salvo de corrientes de aire, ha de ser un lugar donde pases bastante tiempo para crear la empatía del ave. Evita siempre colocar la jaula en la cocina a causa de los olores y gases que pueden intoxicar a tu pájaro.

Qué estilos de Jaulas o pajareras hay

Por último, puedes seleccionar entre multitud de estilos y optar por el que más te guste pero siempre teniendo en cuenta que cumplen con los requisitos para tu pájaro que acabamos de hablar. Existen jaulas y pajareras de multitud de estilos: oriental, con diseño moderno, con techo arqueado, jaula grandes, plateadas y doradas…

Hay una gran variedad en el mercado de jaulas y seguro que encuentras la idónea para tu ave preferida. No olvides añadir las perchas, platos, juguetes y decoraciones precisas para transformarla en un hábitat saludable.

4 ASPECTOS FUNDAMENTALES EN LAS JAULAS PARA PÁJAROS

Para mejorar el bienestar de nuestras aves, tendremos que tomarnos algo de tiempo antes de comprar jaulas para pájaros. Una forma de acertar con la más adecuada según el tipo de ave, conociendo qué hacen de unas u otras las ideales para ella.

Hacemos hincapié en ello porque, a pesar de las apariencias, no todas las jaulas sirven para todas las aves.

1. El tamaño de las jaulas para pájaros

Independientemente de la especie de ave, hay una máxima en lo que se refiere a jaulas para pájaros: cuanto más grande sea, mejor. Sin embargo, no siempre es posible tener una jaula de grandes dimensiones por una cuestión de espacio. Y, de ser así, tendremos que plantearnos tener como mascota un pájaro más pequeño.

Decimos esto porque el tamaño de la jaula para pájaros es vital. Un habitáculo demasiado pequeño puede causar un buen número de dolencias emocionales e, incluso, físicas en nuestra mascota. Estrés, una conducta extraña que incluye gritar o, incluso, arrancarse el plumaje son algunos de los efectos secundarios de una falta de espacio.

Jaulas para pájaros como estas son las ideales para canarios. Descubre sus características

Por eso y antes de decantarnos por una u otra jaula, es fundamental tener en cuenta que la medida mínima depende de la envergadura del ave. Para hacer este cálculo, es importante conocer la medida del pájaro con las alas desplegadas. Unas dimensiones que tendremos que multiplicar por 1,5 para saber cuál es la dimensión mínima de alto, ancho y largo del espacio de la jaula. En el caso de pájaros pequeños, podemos incluso hacer ese mismo cálculo multiplicando por tres. De esta manera, tendrá más espacio para poder volar o jugar.

Al hacer este cálculo, hay que saber que todos los accesorios para aves que contenga la jaula restan espacio útil. Por eso vale más elegir una jaula un poco más grande para que comederos y bebederos, juguetes o nidos no le quiten capacidad de movimiento a nuestro pájaro.

Para comunidades de pájaros grandes, tendremos que optar por una jaula para pájaros de buen tamaño. Descubre las características de esta aquí

Por último, un apunte más en lo que respecta al tamaño: el número de aves. No es lo mismo una jaula para un pájaro que para dos, y mucho menos si queremos contar con una colonia mayor o tenemos alguna intención, por ejemplo, de criar canarios u otras aves pequeñas.

2. Los barrotes de la jaula

Quizás pueda parecer secundario, pero no lo es. Dado que el mundo de las aves es amplísimo, también lo son los tipos de picos de los distintos ejemplares. Por eso, y más allá de elegir siempre jaulas firmes y recias, hay que tener en cuenta también algo importantísimo: la distancia entre los barrotes.

En el caso de aves de pequeño tamaño, como periquitos, canarios o, incluso, pinzones, tendremos que elegir una jaula para pájaros que tenga un centímetro de separación. Para aves de tamaño medio, como ninfas o papagayos, no podrá haber más de dos centímetros entre barrote y barrote.

Capítulo aparte merecen las aves grandes. Con las especies de mayor envergadura, como los loros o los guacamayos, no solo hay que elegir una jaula para pájaros que no tenga más de tres centímetros de separación. Además, es recomendable decantarnos por una con los barrotes horizontales. Esta orientación les permitirá trepar y jugar por la jaula.

3. Forma de la jaula para pájaros

Aunque la elección de un modelo u otro de jaula para pájaros tiene un alto componente estético a priori, hay que conocer cómo incide una forma u otra en la aves.

Las jaulas rectangulares o cuadradas son, en líneas generales, más espaciosas. En el caso de las jaulas de de formas redondeadas, presentan dos ventajas a nivel práctico: permiten aprovechar mucho mejor el espacio útil y facilitan la limpieza.

Las jaulas para pájaros redondas son las más recomendables para su bienestar. Compra online este modelo aquí

Pero, más allá de este par de características, tienen algo ideal para los pájaros: su forma repercute en positivo en la estabilidad emocional de las aves.

4. Material

Las jaulas para pájaros suelen ser de acero inoxidable. Un material resistente que no solo se puede limpiar con facilidad. Además, permite ser desinfectado sin ningún tipo de inconveniente. A pesar de ser el material más habitual, hay quien se decanta por jaulas para pájaros de madera. Unas que tienen un valor decorativo mayor y que, sin embargo, no valen para todas las especies. En todo caso, solo podremos utilizarlas para pájaros de pequeño tamaño y picos rectos, como los canarios.

Elijamos el material que elijamos, hay que evitar cualquier jaula que esté acabada en un esmalte. La pintura es tóxica para las aves y, dada la tendencia de esta familia de animales a picotear, puede darnos un buen disgusto.

Si todavía tienes alguna duda ¡cuéntanoslo! Estaremos encantados de ayudarte a elegir cuáles son las jaulas para pájaros ideales para ti

Pin
Send
Share
Send
Send