Animales

Edad adecuada para aparear a la hembra chihuahua

Pin
Send
Share
Send
Send


El embarazo y el nacimiento en un perro pequeño pueden ser peligrosos, por lo que tendrás que averiguar lo más que puedas sobre el embarazo en los chihuahuas.

Gran cant >

Descubriendo el embarazo en un chihuahua

¿Cómo saber si una chihuahua está embarazada? Antes de salir corriendo al veterinario para una confirmación, puedes usar estas señales para determinar el embarazo por ti mismo:

  • Los pezones. Éstos se agrandan y pueden oscurecerse.
  • Estómago endurecido. Su barriga se ampliará rápidamente, mucho más rápido que con otras razas de perros, y se endurecerá.
  • Letargo. Tu perro tendrá menos energía.
  • Aumento de micción. La presión del útero llevará a tu perro a orinar con más frecuencia.
  • Cambios en el apetito. Tu perro podría tener más hambre de lo normal o ser más quisquilloso con la comida.

Preparativos para el embarazo de tu chihuahua

Si tu chihuahua está embarazada, hay algunas cosas que necesitas saber y hacer para prepararte.

  • Periodo de gestación. Este puede variar, desde 58 hasta 66 días. Conocer la fecha de inseminación te permitirá predecir la fecha de nacimiento y prepararte para ella. Más de 70 días es motivo de preocupación y deberás llevar a tu perro a un veterinario de inmediato en caso de complicaciones.
  • Falso embarazo. Tu perro le mostrará todos los signos de un embarazo real, pero este comenzará a desaparecer dentro de un mes.
  • Descenso de la temperatura. Tan pronto como la temperatura de tu chi cae por debajo de 100 ° F, sabrás que ella dará a luz dentro de las próximas 24 horas. Ten un termómetro en la mano y tómale la temperatura cada 4 horas en el día antes de la fecha prevista de parto.
  • Ayuda durante el embarazo. Si es posible, permite que tu perro a dé a luz en una clínica, donde será atendido por profesionales. Un embarazo chihuahua puede ser difícil de manejar con éxito en casa, a menos que tengas mucha experiencia.
  • Alimentación de calidad. Es muy importante proporcionarle alimento especialmente nutritivo a una chihuahua embarazada, para ayudarla a mantenerse al día con las exigencias físicas de los cachorros en crecimiento.
  • Descanso y tranquilidad. Asegúrate de que tiene un lugar tranquilo y cómodo para estar, donde pueda descansar mucho. Limite el ejercicio a no más de media hora al día.
  • Tratamiento suave. Cualquier persona que entra en contacto con una chihuahua embarazada debe ejercer el debido cuidado y gentileza con ella. Evite los ruidos fuertes y las distracciones.
  • Anidamiento. Justo antes del parto, tu perro comenzará a cavar y masticar en su ropa de cama y probablemente comenzará a lamerse y limpiarse a sí misma. Este comportamiento de anidación es un signo seguro de que el nacimiento de los cachorros es inminente y que debes llevarla al veterinario.

Un embarazo chihuahua no tiene por qué ser motivo de preocupación excesiva, siempre y cuando estés en estrecho contacto con su veterinario y tienes un buen cu >

¿Hasta qué edad puedo cruzar a mi hembra chihuahua?

Como criadores de chihuahua hemos de recomendarte que tu chihuahua hembra no supere los 6 años de edad. A partir de los 6-8 años de edad los celos de la hembra chihuahua sufren modificaciones y hay un aumento progresivo del tiempo que transcurre entre celo y celo. Cuanto mayor es la hembra chihuahua reproductora mayores probabilidades de problemas para tu perra chihuahua, problemas en el parto, distocias, camadas menos numerosas, mayor incidencia de que nazcan cachorros chihuahua con defectos congénitos.

¿Cual es el peso idóneo de una hembra chihuahua para criar?

Como criadores de chihuahua, hemos de decir categóricamente que NO se pueden usar ejemplares de hembras chihuahua de un tamaño excesivamente pequeño, lo podemos lamentar amargamente perdiendo la vida de nuestra querida mascota, los partos para estas hembras suelen terminar mal, no niego que como en todo pueda haber excepciones y alguien haya tenido la suerte de que su hembra haya criado con su hembra de kilo y poco sin problemas, pero esto no es NADA habitual. Por lo tanto , señalar que las chihuahuas hembra "enanas" no sirven para criar. Un profesional de la raza chihuahua no usa este tipo de chihuahuas como reproductoras. Y como dice el dicho que "hechos son amores y no buenas razones", yo tengo una perra chihuahua que pesaba antes de su esterilización 1,2 kg. de peso (ahora está un poco más llenita) y no ha tenido cachorros ni una sola vez, háganme caso por favor y no corran ese riesgo innecesario.

Un experto en la raza chihuahua te dirá que como MÍNIMO la hembra chihuahua deberá pesar de 2 kg. en adelante, aunque lo más aconsejable es que oscile entre los 2,5 y los 3 kg. Las hembras de chihuahua con un peso menor tienen mayores probabilidades de que les tengan que practicar una cesárea.

¿Qué edad debe tener el macho chihuahua para usar como reproductor?

Para ambos casos, es decir tanto para una hembra chihuahua como para un macho reproductor de chihuahua, la edad es la misma, han de contar con más de un año de vida. Siendo lo ideal que cuente con un año y medio, antes del año no es nada aconsejable, además no dejan inscribir las camadas cuyo semental haya realizado la monta con menos de un año de edad. Tampoco es nada recomendable que un macho chihuahua realice montas a partir de los siete años de edad.

© 2010. Chihuahuas de Alba Dog. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la copia, utilización o modificación, total o parcial, del contenido de esta página web sin el consentimiento previo y por escrito de su propietaria, De Alba Dog.

© 2010.Chihuahuas de Alba Dog. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la copia, utilizacion o modificacion, total o parcial, del contenido de esta pagina web sin el consentimiento previo y por escrito de su propietaria, De Alba Dog.

CUIDADOS QUE NECESITA UNA PERRA EMBARAZADA DE RAZA CHIHUAHUA.

A continuación un video de perro de raza chihuahua embarazada, consejos, información útil, radiografía, ecografía.

En las razas minis, como es el perro de raza chihuahua, el parto es un proceso muy complicado debido al pequeño tamaño de la madre.

Aproximadamente una semana antes del alumbramiento destinaremos a la madre un lugar adecuado, un cajón de madera suficientemente grande en el que quepan tanto ella como sus cachorros chihuahua, del que no la moveremos hasta que se produzca el destete de los pequeños, ya que si después del parto los trasladamos de lugar, la madre podría aborrecerlos.

Una semana antes del parto aproximadamente empieza a tener leche.

Un par de dias antes la hembra chihuahua habrá dado signos de la proximidad del parto, estará muy inquieta (por ejemplo puede rascar el suelo o las paredes o destrozar las prendas que encuentre a su paso).

Un parto normal puede durar entre 5 y 24 horas, y en algunos casos, principalmente si son primerizas, el tiempo se puede prolongar hasta 36 horas.

La temperatura corporal nos indicará cuando va a parir, ya que habrá descendido notablemente por debajo de lo normal (38,5-39ºC) hasta los 37ºC o incluso menos. A partir de entonces, no la dejaremos sola.

Para tomar la temperatura rectal utilizaremos un termometro digital que podemos encontrar en cualquier farmacia, nunca se os ocurra usar uno de cristal y mercurio, ya que podría romperse.

El parto resulta más facil si la perra está tranquila y vigilada discretamente por la persona con la que ella tiene más confianza y relación.

Al comenzar el parto se produce la ruptura de aguas, cuando el saco amniótico libera su contenido. Desde la ruptura de la bolsa de líquido a la expulsión del cachorro chihuahua pueden transcurrir dos horas. No siempre este plazo de tiempo es el mismo. A partir de este momento, es importante que este con ella la persona de confianza que hemos mencionado para darle seguridad, así ella se relaja y la ayuda a dilatar, de vez en cuando mientras la observamos la acariciaremos, siempre sin excedernos en mimos que no harían otra cosa que desconcentrarla hasta el punto de olvidar que tiene que parir.

Cuando llegue la hora de dar a luz un cachorro, la perra comenzará a empujar en pequeños intervalos de dos a tres minutos, arqueará la cola hacia abajo y meterá los riñones.

Si la vemos empujar en pequeños intervalos de dos a tres minutos y vemos que el cachorro no sale, deberemos acudir inmediatamente al veterinario, pues seguramente haya que practicarle una cesárea.

Mientras la situación transcurre con normalidad, la perra jadea y escarba, no debemos ponernos nerviosos, pues la hembra detecta nuestro estado de ánimo y se puede alterar.

Conforme el cachorro va recorriendo el canal del parto, apreciaremos que los dolores son más intensos y al mismo tiempo más continuos, los dolores la obligan a levantarse, vemos como mete los riñones para empujar y arquea aun más la cola, el cachorro comienza a presionar desde el interior y vemos como se abulta la zona de alrededor de la vulva que se ensancha, el cachorro esta bien situado en el canal y comienza a asomar envuelto en la placenta, si observamos que viene de cabeza, dejamos que todo transcurra con normalidad.

Mientras observemos que la bolsa está intacta, esperamos a las siguientes contracciones y que el cachorro nazca por sí mismo. Ahora bien, en caso de que la bolsa se rompa antes de salir, le despejaremos la boca al cachorro para que pueda respirar.

Una vez ha nacido el cachorro, la hembra procederá a abrir la placenta, si no fuese así, nos ocuparemos nosotros de hacerlo. Para ello, abriremos nosotros mismos la bolsa, tomaremos la precaución de poner al cachorro boca abajo y romperemos la bolsa a la altura de la boca, así evitaremos que trague líquido amniótico.

A veces puede pasar que nazca el cachorro y la placenta se quede dentro, entonces deberemos coger con cuidado el cordon umbilical y tiraremos con suavidad para sacarla.

Si la madre tampoco muestra iniciativa de cortar el cordón umbilical, otra vez nos tocará desempeñar el papel de la madre, para ello ataremos el cordón con un hilo a unos 6 milímetros del ombligo y cortaremos el cordon umbilical siempre por fuera, o sea entre el hilo y la placenta, nunca entre el cachorro y el hilo.

No cortaremos inmediatamente el cordón umbilical, debemos esperar un par de minutos desde que nace para dar al cachorro la posibilidad de recibir toda la sangre de la placenta. Luego abriremos delicadamente la boca del cachorro, le quitaremos la mucosidad y sujetaremos al recién nacido boca abajo, sacudiéndolo si es necesario para que empiece a respirar. Después seguiremos estimulando su primera respiración masajeando el pecho con un trapo limpio.

Hay criadores que son partidarios de dejar que la madre se coma la placenta del cachorro e incluso si ven que la deja, la animan a comerla y se la trocean con una tijera para que la pueda ingerir sin problemas, esto es porque piensan que esto ayudará a la bajada de la leche materna, aunque te advierten de que no es conveniente que coma más de tres, pues podría sentarle mal y producirle diarreas y que tampoco le demos jamás la placenta de un cachorro que haya nacido muerto, pues podría provocar a la madre una infección, en cambio otros criadores piensan que no es una práctica recomendable, ante la duda mejor nos abstenemos de hacerlo.

Algo muy importante es contar las placentas, si alguna se ha quedado dentro, la madre la expulsará, pero si no lo hiciese podría provocar una infección en ella, por ello insistimos en que hay que contar las placentas, al final deberemos contar igual número de placentas que de cachorros.

Personalmente en los partos disponemos de un rollo de papel de cocina para cuando nace el cachorro y ya sin la placenta poder secarlo bien, después se lo pasamos a la madre para que lo lama impregnándolo de su olor y para que lo estimule. La perra al lamer al cachorro estimula su función cardio-respiratoria.

Según se va secando el cachorro va cambiando la tonalidad del pelo.

Durante las primeras horas no hay que perder de vista la camada y observar que todos los cachorros se enganchan bien a la teta, en caso de que alguno no mame, hay que ponerlo hasta que lo haga por sí mismo.

Con algunos cachorros, esta operación puede llegar a ser agotadora, una vez que te has asegurado de que ha mamado, tienes que observarlo y si a las dos horas no se ha vuelto a enganchar, hay que volver a ponerlo.

Si un cachorro viene de culo, estos son los casos que asoman las patas traseras, hay que extremar el cuidado, procurando que la bolsa no se rompa porque en caso de que se rompiese, el cachorro comenzaría a intentar respirar, necesita oxígeno y si la cabeza esta dentro del útero se ahogará con el líquido amniótico. A pesar de venir de culo muchos nacen sin dificultad, pero en otros casos no es así, en ese caso hemos de coger al cachorro y estirar de él, con suavidad, energía y firmeza, lo más rapido posible, ya que sólo disponemos de 20 segundos para poder sacarlo con vida.

Los cachorros van naciendo por lo general de forma irregular, así entre el nacimiento de uno y otro, pueden transcurrir 20 minutos, una hora o más.

Si el parto se alargara y la perra comenzara a dar signos de cansancio y agotamiento, le prepararemos un vaso de leche bien cargado de café, con azucar y una yema de huevo, lo que la ayudará a reponer fuerzas.

Una vez que han nacido los cachorros, la temperatura donde se encuentran debe ser de unos 25ºC-30ºC, para evitar que estos cojan frio, dado que al nacer los cachorros son incapaces de regular su temperatura corporal. Asimismo, deberemos evitar que haga un calor sofocante, pues la madre podría abandonar sus cachorros para ir en busca de un lugar mas fresco.

Después del parto, podemos limpiar el vientre, las mamas y la vulva de la madre chihuahua con una esponja suave y agua con un poco de jabón y después aclarar.

Cosas que vamos a necesitar:

*Necesitaremos unas tijeras de punta redondeada como las que se usan para el bebé humano, esto será para evitar cortes o heridas a los cachorros. Las tijeras se ponen dentro de algun recipiente con alcohol para que esten esterilizadas, las manos las tenemos que tener limpias.

*Hilo para atar el cordón umbilical.

*Un rollo de papel de cocina para secar a los cachorros recién nacidos.

*Guantes de látex que nos facilitarán la manipulación del cachorro.

*Una báscula para ir pesando a los cachorros.

*Tendremos leche en polvo específica para uso canino en previsión de que la madre no tuviera suficiente o ninguna. En este caso, estimularemos el perineo después de cada toma con un algodón o unas gasas, un poco humedecido con agua para facilitar la micción y defecación del cachorro.

*Una vez finalizado el parto, es importante para evitar infecciones umbilicales desinfectar la zona donde se formará el ombligo, tocándolo con un poco de solución de pov />

*Pesar a los cachorros diariamente para comprobar que van ganando peso.

¿Cuántos cachorros tendrá mi perrita?

En la respuesta a esta pregunta va a influir la raza, la edad y el tamaño de tu mascota.

    Si tu perra tiene un tamaño toy es poco probable que tenga más de un cachorro, aunque se han conoc >

Hay quienes dicen que se puede determinar el número de cachorros si se observan las mamas que le empiezan a salir antes de dar a luz, aunque esto no parece muy relevante, pues a veces no son la misma cantidad porque alguno ha muerto como feto. No obstante, tenga los que tenga, una mamá perrita no podrá dar de mamar de manera cómoda a más de 8 cachorros.

¿Puede una perra tener gemelos?

Aunque sabemos que te encataría que la respuesta a esta pregunta fuera sí, lamentamos tener que decir que no hay constancia de ningún caso en el que una perra haya tenido gemelos, todavía (la esperanza es lo último que se pierde).

El motivo según explican los especialistas es porque las perras tienen una constitución muy diferente a la de las mujeres.

Su sistema uterino está dividido en dos, por lo que cuando una perra genera embriones estos siempre se alojan en compartimentos diferentes.

¿Cómo reconocer el comienzo y el final de un parto?

No sería la primera vez que cuando una perrita pare en casa los dueños la dejan solita pensando que ya ha terminado de dar a luz a todos los cachorros. Debido a esto es primordial que sepamos cuándo comienza y cuándo termina el parto.

Para reconocer el comienzo será importante que observemos a nuestra perra detenidamente para notar cambios en su comportamiento. Cuando se esté acercando el momento, tu perrita se mostrará nerviosa y cansada, realizando movimientos lentos y buscando un lugar seguro, caliente y escondido donde refugiarse.

Esto sucederá entre los días 60 y 65 desués de la monta, por lo que toma nota de cuándo sucedió esto.

Por otro lado, para saber si el parto ha terminado y si el cachorro que estamos viendo es el definitivo, el comportamiento de nuestra perrita será el que nos lo indique también.

La nueva mamá se tranquilizará de forma evidente y comenzará a agrupar a los cachorros y a prepararse para amamantar.

Hasta qué edad puede parir una perra

Por norma general no es recomendable que una perra tenga cachorros después de haber cumplido los 9 años. Esto es porque a esa edad la perrita ya irá en descenso, todo su organismo comienza a envejecer y su sistema inmunológico empieza a debilitarse.

Por tanto, tanto ella como los futuros cachorros puede sufrir peligros varios, pues su salud va en declive y es más fácil contraer enfermedades y degeneramientos físicos y psíquicos.

Tal y como hemos visto en el artículo todo lo relacionado con el embarazo, parto y el número de cachorros dependerá de varios factores como la salud, la raza, el tamaño y la edad. No obstante, para cerciorarte de los riesgos, habla siempre con tu veterinario para saber en qué momento y estado se encuentra tu mascota y la viabilidad de un posible embarazo y parto.

Qué tener en cuenta antes de la monta

Si has observado que tu perra chihuahua tiene la extrema necesidad de ser madre, o ha sido su veterinario quien te lo ha recomendado, deberás tener en cuenta algunas recomendaciones antes de proceder a cumplir su deseo.

  • Se recomienda que el macho sea más pequeño que la hembra. Aunque no está demostrado que este hecho haga que la futura madre geste cachorros más pequeños, toda precaución es poca cuando se trata de hacer criar a la que está considerada como la raza de perro más pequeña del mundo. No obstante, repetimos, no se trata de un hecho demostrado, ya que, como ocurre con nosotros, también entran en juego los genes de los antepasados de los padres. De esta forma, si el abuelo de la futura madre, por ejemplo, era de mayor tamaño que ella, alguno de los cachorros puede adoptar dicho tamaño.
  • Busca un buen veterinario. Precisamente al ser el chihuahua un perro tan pequeño, las probabilidades de sufrir problemas durante el embarazo o el parto se acentúan. Por ello, contar con los servicios de un profesional es imprescindible, no solo para el seguimiento del embarazo, sino para realizar una cesárea en caso de ser necesaria. En especial las perras chihuahua de menos de 3 kilos tienen una mayor propensión a la cesárea. En este sentido, debes tener presente que hacer criar a un chihuahua implica dinero, además de tiempo y dedicación.
  • No se recomienda cruzar perros de la misma familia. Como ocurre con los humanos, hacer criar a ejemplares de la misma familia incrementa las probabilidades de gestar cachorros con malformaciones o enfermedades genéticas.
  • La perra debe tener más de dos años y medio. Independientemente de la raza, antes de esta edad se considera que la perra es demasiado joven para someterse a un embarazo.

Una vez dicho esto, debes hacerte la siguiente pregunta: "¿por qué hacer criar a mi chihuahua?". Si la respuesta no es ninguna de las mencionadas anteriormente, y has decidido hacerlo para obtener un beneficio o porque quieres que tu perro o perra viva esta experiencia, debes saber que estás equivocado. Como comentamos, las chihuahuas tienen más probabilidades que otras razas de sufrir problemas durante todo el periodo de gestación, por lo que no se recomienda hacerlas criar por el simple gusto de los dueños. Ten presente que las consecuencias de someterla a ello podrían llegar a ser muy graves, por lo que consulta con el veterinario y pídele consejo antes de proceder a la monta. Por otro lado, si has observado que tu perra sufre embarazos psicológicos y consideras que debes hacerla criar para evitarlos, has de saber que esto solo hará que este desajuste hormonal se produzca con mayor frecuencia. La única solución para acabar con los embarazos psicológicos en perras es la esterilización.

Cuántas crías puede tener un chihuahua

Si finalmente el veterinario te ha dado su aprobación para hacer criar a tu chihuahua y te has preguntado cuántos cachorros puede tener, debes saber que el número dependerá tanto del momento de la monta como del tamaño de los padres. Como ocurre con las mujeres, las perras pasan por un ciclo de ovulación que cuenta con fases más y menos fértiles. Si la monta se produce durante la fase más fértil ("estro"), se fecundarán más óvulos y, por tanto, se gestarán más cachorros chihuahua. Para más información, te aconsejamos que consultes nuestro artículo sobre el celo en las perras. Así mismo, si la hembra es de tamaño medio, las probabilidades de tener un mayor número se incrementan, mientras que si es toy lo más probable es que no supere los tres cachorros.

Aunque, como comentamos, el número viene estipulado en gran medida por el momento de la monta y el tamaño, una hembra chihuahua puede tener de uno a seis cachorros, siendo lo más habitual tener entre dos y tres.

Cuánto dura el embarazo de la hembra chihuahua

La duración del embarazo de una perra chihuahua no es diferente a la de cualquier otra raza, por lo que la media se encuentra entre los 58 y 68 días. Raras veces el parto se adelanta pero, si sucede, deberás llamar al veterinario lo antes posible para que asista el parto prematuro de tu perra chihuahua. En caso de llegar el día 68 y no producirse el parto no te alarmes, esta situación, en cambio, sí es frecuente pudiéndose prolongar hasta el día 75. Si supera este tiempo, entonces sí deberás acudir al veterinario para ver qué ocurre.

El estrés durante el embarazo de la perra chihuahua está totalmente desaconsejado, no solo porque podría resultar en problemas durante la gestación, sino porque los cachorros que se encuentran en el útero se ven afectados por todas las situaciones por las que pasa la madre. Para evitarlo, es altamente recomendable incrementar el número de paseos diarios de la perra chihuahua y ofrecerle toda nuestra atención y cariño. En paralelo, deberemos ofrecerle los siguientes cuidados:

  • Le proporcionaremos una alimentación de calidad durante todo el proceso.
  • En caso de observar cambios en sus heces, tendremos que cambiar su alimentación y consultar con el veterinario acerca de la más adecuada para la perra chihuahua embarazada. En este sentido, el consumo de comida para cachorros está totalmente recomendado.
  • A partir de la segunda mitad del embarazo, incrementaremos la dosis de comida un 5% cada semana hasta la llegada del parto. Si observamos que pierde peso, tendremos que incrementarla un poco más.
  • De forma complementaria, podemos ofrecerle un vaso de leche diario con la finalidad de estimular la lactancia.
  • Llevaremos a la perra embarazada al veterinario con regularidad.

Además de prestar atención a su alimentación, dentro de los cuidados de la chihuahua embarazada también se encuentra el proporcionarle una cama cómoda para ella y los cachorros. Al escoger la cama, ten en cuenta que los bordes no sean muy bajos, puesto que los cachorros podrían salirse y lastimarse. Dos semanas antes al parto, es posible que la perra empiece a buscar el rincón en el que quiere dar a luz y establecer su nido. Es en este momento cuando debemos fijarnos en su comportamiento y colocar la cama donde ella decida. Ten presente que, en caso de no poder acudir al veterinario a tiempo, lo más probable es que dé a luz en ella, por lo que coloca una toalla para evitar que el colchón se manche de sangre. Para más información, no te pierdas nuestro artículo sobre el embarazo en la perra.

Posibles problemas durante el parto

Al tratarse de una raza de perro tan pequeña, lo más aconsejable es que el parto de la chihuahua lo asista un veterinario. No obstante, cuando se acerque la fecha será imprescindible que estemos pendientes en todo momento para socorrer a nuestra perra y acudir al especialista. Solo en aquellos casos en los que, por horario, no se encuentre ningún veterinario disponible deberemos ser nosotros quienes asistan el nacimiento de los cachorros.

Si no se produce ninguna complicación, el partosuele durar entre cinco y 24 horas, en función de cuántos cachorros tenga la perra chihuahua. Los cachorros pueden nacer con un espacio de tiempo de minutos entre uno y otro, o una hora. En caso de pasar más de una hora, tendremos que acudir al especialista porque es posible que exista algún problema que impida el nacimiento del siguiente perrito. Así mismo, si el parto se prolonga a más de un día, también tendremos que llamar al veterinario.

Además de las complicaciones ya mencionadas, pueden surgir los siguientes problemas durante el parto de la perra chihuahua:

  • Un cachorro se queda atascado y no puede nacer.
  • Uno de los cachorros ha fallecido en el útero y, por tanto, nace muerto o no puede salir. En tal caso, jamás dejaremos que la madre se coma su placenta, puesto que podría causarle una infección.
  • Al nacer un cachorro, la madre no retira la placenta. En este caso, tendremos que ser nosotros quienes rompamos la placenta para que el cachorro pueda respirar, de no hacerlo con rapidez se ahogará.
  • El cachorro nace pero la placenta se queda dentro. En tal caso, tendremos que tirar con mucho cuidado del cordón umbilical del cachorro para conseguir retirarla.
  • La perra no corta el cordón umbilical. Entonces, tendremos que hacerlo nosotros por ella pasados un par de minutos tras el nacimiento. Para ello, tendremos que utilizar unas tijeras de punta redondeada previamente esterilizadas, atar el cordón con un hilo a unos seis milímetros de distancia con el ombligo y realizando varios nudos para cortar la circulación, cortar el cordón por fuera y desinfectarlo. Para mayor precisión, te aconsejamos que preguntes a tu veterinario los días previos al parto para estar preparado por si él no pudiera estar presente.
  • El cachorro no responde. Tendremos que reanimarlo siguiendo las indicaciones proporcionadas en nuestro artículo sobre reanimación de cachorros recién nacidos.

Aunque pueden surgir otros problemas durante el parto, estos son los más comunes. En especial si observamos que nuestra perra no puede dar a luz, será imprescindible acudir al veterinario porque lo más probable es que precise de una cesárea. Recuerda que, sobre todo si se trata de una chihuahua toy, tienen tendencia a necesitar asistencia para parir.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuántos cachorros puede tener un chihuahua, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Video: Cuál es la mejor edad para cruzar a una perra? (Diciembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send