Animales

CABALLO ÁRABE » Características, Alimentación, Reproducción

Pin
Send
Share
Send
Send


Entre los criadores de caballos existe una tradición según la cual éstos se dividen en caballos de sangre caliente, templada o fría. Esta división no tiene nada que ver con la temperatura del cuerpo, sino con la raza y los orígenes.

Sólo hay dos clases de caballos de sangre caliente: los caballos árabes y los pura sangre. animales de fina estructura ósea, los aristócratas del mundo equino. Se les denomina así no sólo porque proceden de los calurosos desiertos de Oriente Medio y del norte de África, sino también porque son caballos de reacciones y temperamento muy vivo.
Razas de caballos de sangre caliente: Anglo-árabe, Akhi.Teke, Árabe, Marruecos Barb, Pintabian, Pura Sangre Inglés, Pura Sangre Irlandés.

Los de sangre fría, por el contrario, son animales de labor, la mayoría de gran tamaño, robustez y de carácter plácido, imperturbables. Descienden del caballo del bosque de las regiones septentrionales, del caballo de la tundra y de la estepa. Muchos de ellos proceden de lugares de clima frío, cuyas bajísimas temperaturas soportan gracias a su recia constitución.
Razas de sangre fría: Clydesdale, Friesian, Haflinger, Noriker, Piotevin, Comarca,

Cómo se reproduce

El caballo árabe alcanza su madurez sexual a los 4 años de vida y tiene mayor actividad sexual entre febrero y julio.

Los machos no tienden a realizar más de dos copulas al día y el cuidador sabrá que se encuentran en celo gracias a que están más agitados e inquietos.

La yegua cumple 11 meses de gestación y los partos no duran más de 15 minutos. Por lo general a lo largo de su vida pare entre quince y dieciocho potrillos.

Cuando la yegua está embarazada se le debe dar cuidados especiales y no permitir que realice trabajos.

Sin embargo, es digno mencionar que el criador suele decidir cuándo es el mejor momento para que la yegua quede preñada. Aunque las yeguas tienen la capacidad biológica de tener una cría al año, no necesariamente ocurre así.

Clasificación de los caballos

En España tenemos diferentes tipos de razas. En primer lugar, tenemos las razas integradas, árabe, pura sangre inglés y el caballo anglo-árabe. Por otra parte, tenemos las razas de fomentos típicas de España, el pura raza español (PRE) y el caballo de deporte español. Luego nos encontramos con las razas de protección especial donde cabe mencionar a: el asturcón, pottoka, caballo de monte, caballo de pura raza gallega, el hispano-árabe, el menorquino y el mallorquino.

En función de sus aptitudes y usos tenemos, los caballos pesados donde integramos los caballos de tiro, que se tratan de caballos de sangre fría como los shire horse.

Dentro de la clasificación de los caballos ligeros tenemos los caballos de silla como el caballo árabe y el pura raza español, y los caballos de velocidad como el pura sangre inglés. Aunque por otro lado tenemos también a los caballos trotadores como en trotador inglés-hackney.

También contemplamos otro tipo de clasificación dependiendo del tipo de sangre, caliente, fría o templada.

Los caballos de sangre caliente, se tratan de cuando nos referimos al tipo de temperamento, son difíciles de controlar y muy nerviosos, son los caballos que se suelen utilizar para carreras de velocidad, son muy activos y alguno como ejemplo es el árabe y el pura sangre inglés.

Los caballos de sangre fría son caballos de temperamento estable y tranquilo, fuerte y rústicos y se emplean como animales de trabajo.

Por ultimo tenemos los caballos de sangre templada, que son los más frecuente, con gran alzada, resistencia y energía. Se utilizan para competiciones y en esta clasificación se integran los caballos salvajes. Son razas europeas, asiáticas y americanas.

Como vemos, hay muchos tipos de clasificaciones no sólo única y por lo tanto una misma raza la podemos clasificar dentro de diferentes categorías.

Características del caballo árabe

El caballo árabe es una de las razas de caballos más puras y con mejores aptitudes físicas del mundo. Y no es para menos. Físicamente, esta raza se caracteriza por tener una cabeza muy refinada de ojos expresivos, fosas nasales grandes y orejas pequeñas, así como cuerpos esbeltos y elegantes de formas perfectamente equilibradas.

Se diferencia de otros caballos por su corta estatura: 17 pares de costillas, 5 huesos lumbares y 16 vértebras caudales. Esta morfología tan particular (el resto de caballos tienen 18 costillas, 6 huesos lumbares y 7 vértebras) posibilita al animal cargar con jinetes más pesados que otras razas. Como dato curioso no podemos dejar de destacar que la ausencia de la última vértebra les da la posibilidad de levantar la cola, lo que les da un aire señorial y distinguido. Una cola y una crin, por cierto, extremadamente suaves.

Además, los caballos árabes suelen caracterizarse por tener unos huesos densos y fuertes, por lo que son animales de gran aguante. Su rapidez, agilidad e inteligencia, así como su elegante caminar completan sus características más notables.

Pin
Send
Share
Send
Send