Animales

Amoxicilina para gatos: para qué sirve y dosis

Pin
Send
Share
Send
Send


Los felinos son susceptibles de contraer múltiples enfermedades y muchas de ellas de origen bacteriano, quizás sean un grupo de riesgo ya que entre sus principales características destaca un comportamiento independiente que se traduce en vida fuera del hogar, donde el propietario no puede controlar ningún factor que aumente el riesgo de una infección bacteriana.

Al igual que sucede con los seres humanos, los gatos deben recibir tratamiento en el caso de contraer una enfermedad de estas características, y el tratamiento en el caso de una infección bacteriana debe realizarse a través de fármacos antibióticos.

¿Pero eso significa qué puedo dar antibióticos a mi gato? Esta es la pregunta que respondemos en este artículo de Experto Animal.

¿Cómo actúan los antibióticos en gatos?

Administrar un fármaco antibiótico a un gato no es una cuestión banal, ya que estos fármacos poseen un mecanismo de acción muy definido que puede producir daños en el organismo del animal. A continuación observaremos que los antibióticos pueden tener dos mecanismos de acción para tratar la patología de nuestro gato:

  • Acción bacteriostática: El antibiótico actúa inhibiendo la proliferación de las bacterias.
  • Acción bactericida: El antibiótico actúa destruyendo las bacterias causantes de la infección.

Dependiendo de la naturaleza del antibiótico es posible que el fármaco acabe destruyendo parte de la flora intestinal del gato, formada por bacterias beneficiosas, pero que el antibiótico no es capaz de distinguir de aquellas que están causando la patología.

¿Cuáles son los antibióticos que se le pueden administrar a un gato?

Generalmente los gatos (así como también los perros) reciben antibióticos aprobados para uso humano, siendo el más conocido la amoxicilina, aunque también podemos mencionar otros principios activos como la doxiciclina o la cefalexina.

No obstante, el primer motivo por el cual no le puedes administrar ningún antibiótico a tu gato, radica en las diferencias entre la fisiología humana y la fisiología felina. Es decir, nuestro cuerpo metaboliza de una determinada forma cada antibiótico, pero el gato lo metaboliza de una forma distinta, lo que implica obligadamente unaadaptación de la dosis.

El segundo motivo por el cual no puedes administrar antibióticos a tu gato es que no todos ellos actúan de la misma forma ni frente a las mismas bacterias, además, si bien muchos antibióticos humanos se emplean en mascotas, algunos pueden resultar potencialmente tóxicos para éstas.

¿Puedo darle amoxicilina a mi gato?

Hemos visto que son varios los antibióticos para humanos que se emplean habitualmente en gatos y perros, siendo uno de los más utilizados la amoxicilina. Por lo tanto, es un error frecuente buscar información acerca de la dosis necesaria de amoxicilina para un gato y proceder a su administración, veamos por qué:

La amoxicilina es un antibiótico de amplio espectro, lo que indica que actúa frente a un gran número de bacterias. Si tu gato posee una infección originada por una bacteria resistente a la amoxicilina, ocurrirá algo muy grave: se destruirán las bacterias que forman parte del organismo de tu gato y las bacterias causantes de la infección proliferarán sin ningún tipo de competencia bacteriana, agravando la patología de una forma muy peligrosa.

La amoxicilina, así como cualquier fármaco antibiótico, debe estar prescrita por un veterinario, ya que en el caso de que la infección no remita con un antibiótico de amplio espectro, en la clínica veterinaria procederán a realizar un antibiograma, una prueba que determina con qué antibióticos puede ser atacada la bacteria infecciosa.

No le puedes dar ningún tipo de medicación a tu gato

Independientemente de que hablemos de fármacos veterinarios o fármacos indicados para consumo humano, es tan habitual como erróneo que tú mismo mediques a tu gato, ya que la única persona capacitada para prescribirle un tratamiento farmacológico a nuestras mascotas es el veterinario.

Si le brindas a tu gato medicamentos inapropiados pones su vida en peligro, pudiéndole ocasionar una grave intoxicación, además, puedes enmascarar una enfermedad grave que requiera de atención veterinaria urgente.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo dar antibióticos a mi gato?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

CLAVAMOX ® es un antibiótico usado para el tratamiento de infecciones de la piel y de los tej > Download Owner Information Sheet

Estas hojas de información del dueño son archivos Adobe PDF que pueden imprimirse y leerse con el software Adobe Reader. Haga clic aquí para descargar el software gratuito Adobe Reader.

Si no desea descargar el software Adobe Reader, puede ver la información del dueño que se muestra más abajo.

Recomendamos leer este folleto antes de que su perro o gato reciba Clavamox®. También es aconsejable repasar la información cada vez que su mascota reciba una receta para este tratamiento.

Este folleto es sólo un resumen. No reemplaza lo que su veterinario le haya dicho. Para obtener más información sobre Clavamox®, hable con su veterinario.

: ¿QUÉ ES CLAVAMOX®?

Clavamox® es un antibiótico que pertenece a la familia de las penicilinas. Clavamox® contiene amoxicilina y clavulanato, y se conoce como penicilina potenciada. Los antibióticos, conocidos también como agentes antimicrobianos, se usan para tratar infecciones causadas por bacterias, pero no tienen efecto sobre los virus.

Clavamox® ha demostrado eficacia en el tratamiento de infecciones de la piel y tejidos blandos en perros y gatos, infecciones periodontales (relacionadas con los dientes) en los perros, e infecciones urinarias (vejiga y riñón) en los gatos.

: ¿CÓMO FUNCIONA CLAVAMOX®?

Hay muchas clases de bacterias que pueden afectar a diversas partes del organismo. Existen las que causan infecciones de la piel, como infecciones de las orejas, lesiones sangrantes en carne viva llamadas “zonas calientes”, heridas y abscesos llenos de pus. Existen algunas que causan infecciones periodontales (relacionadas con los dientes), mientras que hay otras que causan infecciones urinarias (vejiga y riñones) u otros problemas.

También hay muchos tipos de antibióticos. Cada uno tiene una manera especial de atacar a las bacterias. Algunos impiden que las bacterias proliferen de modo que el sistema inmunitario del animal pueda destruirlas. Otros matan las bacterias directamente. En ambos casos, los antibióticos colaboran con el organismo de su mascota para combatir la infección.

Cada antibiótico funciona solamente contra determinadas bacterias, y puede que no tenga efecto sobre otras. Para tratar la infección de su mascota se necesita el antibiótico adecuado.

Clavamox® mata las bacterias directamente.

: ¿CUÁNDO SE DEBE USAR CLAVAMOX® EN LAS MASCOTAS?

Algunas veces, los perros y gatos contraen infecciones en la superficie de la piel, en heridas o cortaduras. Sin tratamiento, estas infecciones pueden afectar a la salud general de su mascota. Las infecciones de la piel pueden causar dolor intenso, pérdida del pelo, picazón y/o mal olor. Además del dolor, si la infección ocurre en una herida, puede demorar su cicatrización. Si la herida infectada ocurrió en una pata, puede que note que su mascota empieza a cojear. Clavamox® se usa para tratar muchas de estas infecciones en perros y gatos.

Las mascotas a veces también contraen infecciones alrededor de los dientes y las encías (infecciones periodontales). Sin tratamiento, estas infecciones pueden evolucionar a dolor en la boca, dificultad para comer, mal aliento y pérdida de dientes. Clavamox® puede usarse para tratar las infecciones periodontales en los perros.

Las mascotas también pueden contraer infecciones en las vías urinarias (vejiga y riñones). Esto puede causar dolor o hacer que su mascota sienta necesidad de orinar más a menudo. Otros signos comunes son accidentes en la casa y sangre en la orina. Sin tratamiento, estas infecciones pueden causar daños en los riñones y hacer que la mascota se enferme gravemente. Clavamox® puede usarse para tratar infecciones urinarias en los gatos.

: ¿CÓMO SABEN LOS VETERINARIOS QUÉ ANTIBIÓTICO USAR?

Los veterinarios hacen su elección basándose en lo que ven y lo que saben sobre la salud de su mascota. La elección puede basarse en muchas cosas, por ejemplo:

  • El examen de su mascota
  • La parte del organismo de la mascota que está afectada
  • El tipo de bacteria que causa la infección
  • La dificultad que usted tiene para administrarle un antibiótico a su mascota

En algunos casos, puede que su veterinario quiera tomar una muestra de las bacterias de la infección para hacer un cultivo y prueba de sensibilidad. El veterinario recomendará esta prueba para poder decidir qué antibiótico usar. La prueba puede ser muy útil para identificar infecciones difíciles de tratar.

: ¿AYUDARÁ CLAVAMOX® A MI MASCOTA?

La mayoría de las mascotas que reciben este tratamiento responden bien. La mayor parte de los signos de infección empiezan a desaparecer en unos 3 días. Si no es así, es probable que la mascota

  • Tenga más de un tipo de infección bacteriana
  • Tenga una infección causada por algo que no sea una bacteria
  • Esté bajo estrés o tenga otras enfermedades que debilitan la habilidad del organismo para combatir la infección
  • Necesite un antibiótico diferente, porque las bacterias causantes de la infección no son del tipo que Clavamox® puede combatir.

Si su mascota no parece mejorar, póngase en contacto con su veterinario, quien tal vez quiera hacer algunas pruebas adicionales. Es posible que también se cambie el tipo de antibiótico que está tomando su mascota.

: ¿DEBO SEGUIR ALGÚN PLAN DE CONTROL O VIGILANCIA?

Tal vez se le pida que vuelva a llevar a la mascota a la clínica en algún momento durante o después del tratamiento. Esto dependerá de:

  • El tipo de infección que tenga su mascota
  • El grado de enfermedad de su mascota
  • Si su mascota ha tenido esta infección previamente
  • Need a different antibiotic, because the bacteria causing the infection are not bacteria that Clavamox® works against

Asegúrese de seguir los consejos del veterinario. Llevar a su mascota a que la examinen nuevamente tal vez aumente sus probabilidades de mejorarse. Si no sigue la recomendación de su veterinario de volver a examinar a su mascota, la infección puede hacerse más difícil de tratar y más costosa.

: ¿CÓMO SE LE ADMINISTRA CLAVAMOX® A MI MASCOTA?

Los antibióticos deben ser recetados por un veterinario y no deben estar disponibles de ninguna otra forma. Clavamox® se presenta en forma de píldora o de líquido.

En su casa, puede administrarle Clavamox® en píldoras o líquido a su mascota por la boca. Su veterinario le enseñará cómo y cuándo hacerlo. Clavamox® se administra dos veces al día para perros y gatos.

Siempre siga las instrucciones y administre el tratamiento en la forma correcta. Esto puede ayudar a que su mascota se mejore más rápido y se mantenga sana por más tiempo. Si no entiende las instrucciones, llame a su veterinario.

: ¿POR CUÁNTO TIEMPO DEBERÉ ADMINISTRARLE CLAVAMOX® A MI MASCOTA?

Debe administrarle Clavamox® por el tiempo que su veterinario le haya indicado.

Algunos dueños de mascotas quieren detener el tratamiento cuando el animal se siente mejor. Esa no es una buena idea y puede ocasionar mucho daño a largo plazo. Debe hacerse así sólo si el veterinario se lo ha indicado. Aunque parezca que su mascota está mejor, la infección todavía puede estar presente. De modo que si suspende el tratamiento de su mascota demasiado pronto, la infección puede volver a aparecer.Y puede ser mucho más difícil de controlar.

Cuando estos tratamientos se acortan o se omiten dosis, se puede fomentar el crecimiento de bacterias resistentes. Este tipo de bacteria puede ser perjudicial tanto para su mascota como para las otras, y también para las personas. Por lo tanto, asegúrese de administrar todo el tratamiento exactamente como le recomendó su veterinario.

Si tiene dificultades para administrarle el tratamiento a su mascota, pida ayuda al veterinario.

: ¿TIENE CLAVAMOX® EFECTOS SECUNDARIOS?

Como es el caso con cualquier medicamento, Clavamox® puede causar problemas. Algunas mascotas pueden tener una reacción alérgica a este tipo de medicamento. Los síntomas de una reacción alérgica incluyen hinchazón de la cara, picazón de la piel, ronchas, vómitos, diarrea o trastornos respiratorios. Las reacciones alérgicas pueden ser graves y pueden ocurrir con gran rapidez. Si cree que su mascota está presentando una reacción alérgica al medicamento, llame a su veterinario inmediatamente. Estos tipos de problemas deben ser tratados rápidamente.

Las penicilinas pueden causar falta de apetito, vómitos o diarrea1. Como Clavamox contiene amoxicilina, que es un miembro de la familia de las penicilinas, esto es algo que debe tener presente mientras su mascota toma Clavamox. Asegúrese de ponerse en contacto con su veterinario si su mascota presenta trastornos estomacales mientras recibe tratamiento con Clavamox.

Llame a su veterinario si nota cualquier cambio en su mascota mientras toma Clavamox®.

: ¿EXISTEN ALGUNAS MASCOTAS QUE NO DEBAN RECIBIR CLAVAMOX®?

Clavamox® no debe administrarse a mascotas con antecedentes de reacciones alérgicas a Clavamox® o a otros medicamentos similares a Clavamox®, incluidas las penicilinas o cefalosporinas. Hable con su veterinario si no está seguro acerca de los antecedentes de su mascota con estos tipos de medicamentos.

: ¿CÓMO DEBE CONSERVARSE CLAVAMOX®?

  • Las tabletas Clavamox® deben guardarse en un sitio fresco y seco, a temperatura ambiente. (No retire las tabletas de la tira de papel de aluminio hasta que esté listo para usarlas.)
  • Las gotas Clavamox® deben guardarse en el refrigerador. Después de haber mezclado la solución, se puede usar por hasta 10 días. Después de ello, asegúrese de desechar cualquier líquido que no haya usado.
  • Clavamox® es para perros y gatos solamente
  • Clavamox® debe ser recetado por un veterinario
  • Mantenga fuera del alcance de los niños

Plumb, DC. 2005.Amoxicillin, p. 42. In Plumb DC (ed), Plumb's Veterinary Drug Handbook. Blackwell Publishing, Ames, IA

Pin
Send
Share
Send
Send