Animales

Cómo es tener un mapache de mascota?

Pin
Send
Share
Send
Send


  • Habitáculo: El habitáculo de un mapache debe de ser ante todo espacioso, lo ideal sería dedicarle una habitación, pero sí eso no es posible es necesario tenerlo en una jaula cuánto más grande mejor, porque el lugar que le habilitemos será su refugio y esto le hará sentirse seguro. En este espacio tiene que tener hojas secas, una almohada vieja, alguna manta y juguetes, del tipo que venden para los perros. También le proveeremos de un comedero y un bebedero.

Es necesario que todos los armarios de nuestra casa, estén cerrados con llave ya que los mapaches son escaladores y curiosos natos y pueden causarnos problemas sí no están cerrados, ya que será interesantísimo sacar todo, romperlo y jugar.

Educación: El entrenamiento de un mapache es una tarea que requiere una gran paciencia.

Nunca debe se castigado con un azote ya que el lo consideraría un ataque y no dudaría en atacar. Tiene que aprender la palabra "NO". Sí tenemos suelto en la casa a nuestro mapache y nos hace una jugarreta debemos encerrarle en su jaula o habitación y decirle "NO"

Los mapaches pueden utilizar una caja con lecho de gato para realizar sus necesidades, aunque en la época de celo marcará su territorio a través de la orina.

Higiene: Un mapache debe ser bañado una vez o dos veces un año pero no más porque podría perder la capa de grasas naturales que recubren su piel Sí llena la bañera sin jabón y mete los juguetes del mapache éste jugará en agua un buen rato, y después puede enjabonarlo con chanpú neutro.

Para el cepillado es bueno utilizar una peine metálico o una rasqueta de púas metálica pero recordando no apretar demasiado porque podríamos herirle. Cambia el pelo una vez al año, por lo que habremos de tener especial cuidado en la muda de invierno a verano, ya que no parará de despeluchar.

Nutrición: Los mapaches son omnívoros. Les gusta las rutas frescas, la carne de pollo y pavo y los pescados. La carne roja no es buena para ellos. Hay que tener cuidado con la comida ya que podrían engordar sí no llevan una dieta equilibrada acorde con el ejercicio que realice. Una de las causas de más mortalidad en Estados Unidos en mapaches que viven en familia es el paro cardíaco debido a la obesidad. Además la obesidad puede causar otros problemas de salud tales como pancreatitis y displasia de cadera.

Sí nuestro mapache no realiza ejercicio físico adecuado tendrá problemas serios de salud.

Comprar un mapache: Sí compramos un mapache, éste de tener la piel y los ojos brillantes. Además será necesario que la tienda o el criador nos de el Cites.

  • Salud: El ascáride es un problema serio para los mapaches. Este parásito se llama el Baylisascaris Procyonis o el gusano redondo del mapache Puede ser transferido a los seres humanos y a otros animales domésticos. ¡Este ascáride puede causar ceguera, daño del sistema nervioso central y muerte! Existe un desparasitador que debe utilizarse cada tres meses. Es necesario prestar mucha atención a este punto sí queremos convivir con un mapache. Debemos asesorarnos por un veterinario especialista en mascotas éxoticas. También es necesario vacunarles contra la rabia.
  • Consideraciones para tener un mapache de mascota

    Lo primero que debes tener claro es que un mapache no tiene el carácter doméstico de un gato o un perro. El mapache es un animal salvaje, demasiado activo y algo complicado de domesticar.

    Por eso, es súper importante estar bien informados sobre ellos.

    Tener un mapache en casa, al igual que otro animal, es toda una experiencia, pero no todas las personas están preparadas para mantener a este animalito.

    Si aun así decides que quieres tenerlo de mascota, debes saber que su actitud puede variar a medida que aumenta su edad.

    De jóvenes, los mapaches son bastantes juguetones. Hay muchas cuentas de Instagram que narran, con imágenes, el día a día de ciertas familias que tienen un mapache como mascota. Son imágenes divertidas, cercanas, pero la realidad puede cambiar con los años.

    Cuando los mapaches alcanzan la edad adulta, suelen sacar a flote su instinto natural y llegar a ser agresivos si se sienten amenazado. Esto puede provocar que usen dientes y garras para defenderse si notan que corren peligro.

    ¿Cuáles son los cuidados del mapache?

    Los mapaches requieren de unos cuidados muy específicos y no pueden acogerse en cualquier hogar.

    En primer lugar, recuerda que el hábitat de estos animales es el bosque, con lo cual, no puedes tener a esta mascota en un piso pequeño.

    Para tener un mapache de mascota será necesario contar con una casa con jardín, además de una zona específica para él, como una gran jaula o una estancia completa.

    Los mapaches ‘domésticos’, durante el día, deben disfrutar en libertad al aire libre, trepando por los árboles de tu jardín. Eso sí, constantemente vigilados por ti.

    La comida es otra cuestión que hay que cuidar. El mapache es omnívoro así que su dieta debe ser bastante completa. Tendrás que proporcionarle fruta y verdura, además de pollo o pavo, pero mejor evitar la carne roja.

    A los mapaches les encanta mojar su comida antes de comérsela, así que también tienes que ponerles cerca una pequeña fuente de agua para que puedan hacerlo.

    En cuanto a su higiene, no requieren grandes cuidados, ya que solo deben tomar unos pocos baños al año. Sin embargo, los mapaches, a veces, pueden desprender un olor muy fuerte por naturaleza. ¡Y no es del todo agradable!

    ¿Y su comportamiento? Deberás tener clara una cosa: los mapaches son animales muuuuy traviesos y desde el primer minuto van a querer ‘explorar’ tu casa.

    Esto significa que van a trepar, morder, arañar, etc. todo lo que les llame la atención. ¡Deberás estar bien preparado!

    Nuestro consejo es que si quieres tener un mapache de mascota, lo acojas siendo cría para que su educación comience desde pequeñito.

    Además, es preferible que se encargue un profesional de inculcarle el buen comportamiento.

    Riesgos de tener un mapache de mascota

    Además de la posible agresividad que pueden mostrar los mapaches en determinados momentos, existen ciertas complicaciones que se pueden dar en ellos.

    En primer lugar, los mapaches deben estar rigurosamente vacunados contra la rabia. No adoptes a ningún mapache que no tenga un certificado que acredite que está vacunado contra esta enfermedad.

    Además, debes tener conocimiento y mucho cuidado con el parásito denominado ‘Baylisascaris procyonis’, que es propio de estos animales.

    Por otro lado, la displasia de cadera y la obesidad pueden llegar a darse en ellos. Por eso es importante cuidar su alimentación y acudir con regularidad al veterinario, al igual que harías con tu perro o gato.

    Quizás puedas pensar que puede resultar gracioso tener un mapache de mascota, pero ya sabes que por su naturaleza, no son unos animales muy comunes que se adapten al hogar.

    Si tras esta recomendación, sigues deseando tener esta mascota, recuerda: ¡adopta con responsabilidad!

    ¿Es legal tener un mapache en España?

    La tenencia de animales exóticos repercute directamente en la conservación de las especies que habitan en nuestros ecosistemas. De hecho, se estima que la introducción de especies exóticas ha provocado la extinción del 39% de las especies autóctonas, siendo además la segunda causa de pérdida de biodiversidad a nivel mundial.

    Por todo ello, tanto a nivel europeo como estatal, se ha intentado controlar e impedir la introducción de ciertas especies exóticas, como es el caso del mapache (Procyon lotor), así como de otras 14 especies.

    El mapache está presente en España desde el año 2.000, pero no es hasta siete años mas tarde cuando se empieza a intentar controlar su población. De hecho, se estima que la posibilidad de erradicar su presencia en la península es cada vez menor. Lo encontramos distribuido en Madrid, Castilla-La Mancha, Galicia y Valencia.

    Actualmente no es legal tener un mapache en España, aunque las personas que lo obtuvieron antes de la entrada en vigor de la Ley 42/2007 podrán conservarlo si está esterilizado. En ningún caso podrá liberarse en el medio. Los problemas que puede causar un mapache en el en territorio español incluyen daños en los cultivos, en las infraestructuras hidráulicas y la posible transmisión de zoonosis.

    Características del mapache

    El mapache es un mamífero de talla media con un tamaño parecido al que puede tener un perro de talla pequeña o mediana. Mide entre 50 y 70 cm de longitud. Es característico del mapache su cola con 5 o 7 anillos oscuros y el «antifaz» que lleva en su cara.

    El mapache es originario de América del Norte y Centroamérica, pero se ha introducido en Alemania y Rusia.

    Vive en bosques caducifolios y mixtos, parques, cerca del agua.

    El mapache adulto es un animal solitario, por lo que no es aconsejable mantener más de un mapache en casa.

    ¿El mapache es un animal doméstico o salvaje?

    A diferencia de los animales domésticos más populares, como perros y gatos, el mapache es un animal silvestre que no ha sido domesticado. Por ello, debemos saber que algunos de los comportamientos típicos de la especie, como el desplazamiento, el dousing (lavado de la comida) o la socialización, son incompatibles con su tenencia en un ambiente urbano,donde el animal sería incapaz de llevar a cabo las conductas propias de su especie.

    Así mismo, mantener en cautividad a un animal sin tener conocimientos acerca de sus necesidades puede provocar la aparición de problemas de salud y problemas del comportamiento, afectando así a su bienestar emocional.

    Un mapache como mascota, ¿es posible?

    Sí, es posible tener un mapache como mascota. Aunque no los encontrarás en tiendas de animales, sí puedes adoptar uno a través de criadores privados. Es difícil que una tienda pueda proporcionártelo, dado que el mapache no se considera una mascota, pues su comportamiento suele diferir bastante de estas.

    A pesar de su tierna apariencia y de algunos gestos simpáticos, los mapaches suelen ser agresivos, movidos y chillones. Claro está que esto es una norma general, pues no todos tienen que ser así, y es que hay ejemplares que rompen las normas.

    Si aun sabiendo esto pretendes arriesgarte y tener un mapache como mascota, necesitarás saber cuáles son los cuidados que requiere este animal.

    Recuerda que sin importar la especie que elijas como mascota, esta será tu responsabilidad, no solo la tendrás que cuidar y suplir todas sus necesidades básicas, sino también responder ante cualquier acto suyo que origine un desastre.

    Escoge un lugar adecuado

    A diferencia de los perros y los gatos, el mapache no es apto para vivir en espacios pequeños como un piso. Si quieres adoptar un mapache, debes asegurarte de tener un espacio adecuado para él, como una amplia terraza o un gran jardín.

    Ante todo, debemos entender que el mapache es un animal salvaje y que, aunque no podemos plagiar su hábitat natural, debemos proporcionarle un espacio que se parezca lo más posible a este.

    Déjalo suelto

    Es posible que tengas miedo de que se escape, especialmente los primeros días, cuando aún no os conocéis demasiado. Lo mejor es que pongas vallas altas para evitar la huida. Bajo ningún concepto ates al animal ni lo metas en una jaula, solo conseguirías agriar su carácter y podría tornarse agresivo.

    El mapache necesita cierta libertad para moverse, pero tranquilo, porque si ve que a tu lado tiene lo que necesita, no querrá irse.

    Llegados a este punto es probable que te preguntes, ¿qué come un mapache? Pues bien, el mapache es un animal omnívoro, así que sus alimentos principales serán la carne y el pescado blancos, frutas y verduras. Nunca le des carne roja ni pescados azules, pues su estómago no está preparado para digerirlos.

    Si esto se hace muy complicado para ti, la comida húmeda de gatos es apta para un mapache. Esta le aportará todos los nutrientes necesarios y además le encantará. De más está decir que nunca debe faltarle el agua fresca y limpia.

    Su higiene

    El baño excesivo daña la piel de los mapaches, así que con que lo bañes solo un par de veces al año es suficiente. Los mapaches no huelen mal por norma general y suelen lamerse para acicalarse, como sucede con los gatos. No obstante, si crees que tu mapache está cogiendo un olor fuerte, y aún no le toca el baño, puedes optar por el limpiado en seco.

    Lo que sí es importante con respecto a su higiene, es el cuidado de su pelo. Necesitará que lo cepilles diariamente, especialmente en la época del año en que muda el pelo.

    Debido a cu carácter innato, es necesario que dediques tiempo a educar a tu mapache desde que es pequeño. Debe aprender cuáles son los limites y que tú eres que manda. Por supuesto que como en el caso de otros animales, los castigos, gritos y golpes están fuera de lugar. El refuerzo positivo será lo más efectivo a la hora de educar a tu mapache.

    Acepta que habrá ciertas comportamientos que forman parte de su naturaleza, los cuales serán más repetitivos, sobre todo al principio. Si lo crees necesario, podrías acudir a un profesional.

    Ya ves que el mapache es un animal apto como mascota, de hecho, pasarás momentos muy divertidos con él. Solo ten en cuenta los cuidados que requiere y disfruta de tu nuevo amigo.

    ¿Qué se debe saber antes de tener un mapache?

    Un mapache domesticado puede jugar con su dueño

    Cada vez, los animales exóticos tienen más demanda por parte del público. El mapache es un buen ejemplo. Importado desde los Estados Unidos, se mantiene a este animal como NAC (nuevo animal de compañía). Sin embargo, el mapache no es un animal doméstico como el perro o el gato, ya que para que un animal se domestique necesitamos muchos años de convivencia.

    El problema de los mapaches es que requieren mucha de nuestra atención, pues son muy inteligentes, astutos, traviesos y curiosos. Sin embargo, el mapache es muy dócil y juguetón especialmente cuando es una cría. Este animal recuerda a un simpático monito. Como los primates, los mapaches son buenos escaladores. Sin embargo, cuando se hacen adultos, pueden llegar a mordernos y a tener comportamientos destructivos con el entorno. Además, durante la época de cría, el mapache puede estar de mal humor y mostrarse agresivo. Por otra parte, el mapache puede ser transmisor de un parásito muy peligroso para el ser humano.

    En Estados Unidos, donde hace más tiempo que se mantienen mapaches como mascota, por su polémico comportamiento, muchos de los propietarios de mapaches se deshacen de ellos cuando llegan a la edad adulta.En este mismo país, se le considera una plaga, dado que en las zonas urbanas, el mapache se alimenta de basuras.

    Mantener un mapache no es tarea fácil y supone una responsabilidad que puede durar muchos años (un mapache tiene una esperanza de vida de 15 años)

    En Estados Unidos, la comercialización del mapache está regulada y antes de su adquisición se analiza si el propietario reúne todos los requisitos para poder mantener adecuadamente este animal. Por otra parte, su tenencia no está permitida en todos los estados de USA ni en Canadá por el peligro de transmisión de un parásito.

    Sí compramos un mapache, debe tener los ojos brillantes y sin lágrimas en los costados, la nariz limpia y sin mucosidad, etc. Además será necesario que la tienda o el criador nos de el CITES.

    ¿Estás pensando en adoptar un mapache?

    En distintas páginas de compra-venta online podrás encontrar infinidad de anuncios de criadores de mapaches, pero la realidad es que no vas a encontrarlos en tiendas de animales de tu barrio, por ejemplo. ¿Por qué sucede esto? El mapache no es un animal de compañía ni manifiesta los mismos comportamientos dóciles que sí muestran los gatos o perros. El lugar donde debería estar un mapache es en los bosques, en su hábitat natural.

    Se trata de un mamífero juguetón y dócil en la juventud, pero en su fase adulta de vida puede resultar agresivo con el ser humano si no se respeta su comportamiento y se realiza un manejo inadecuado. Si aún así consideras la tenencia de un mapache como mascota siempre se debe llevar a cabo la adopción cuando el animal es aún pequeño y se encuentra en plena socialización.

    ¿Dónde puedo adoptar un mapache?

    Si estás definitivamente decidido a llevar a tu hogar un mapache, será fundamental que inviertas tiempo en informarte acerca de su procedencia y los cuidados que requiere. Si acudes a un criador especializado recuerda que debes exigir al vendedor que disponga del correspondientecertificado CITES (Convención internacional del comercio de las especies en peligro). Este certificado te asegurará que tu nueva mascota no puede contraer la rabia y otras enfermedades. Es por este motivo que te aconsejamos desconfiar de los anuncios de particulares que circulan por la red.

    La mejor opción si deseas tener a un mapache como mascota es sin duda acudir a un refugio de animales. Sucede que, en muchas ocasiones, personas que estaban decididas a adoptar un mapache se han visto sobrepasadas por su carácter, comportamiento etc. Cada año son abandonados animales en todo el mundo, súmate a la opción solidaria y no fomentes el comercio de animales vivos.

    Comportamiento del mapache

    Los mapaches son animales muy inteligentes, de hábitos nocturnos y especialmente activos. En estado silvestre las poblaciones de mapaches mantienen una organización espacial importante. Podemos observar la presencia aproximada de un individuo por km2. Los machos mantendrán una distancia de hasta 3 km entre sí, mientras que las hembras se desplazarán dentro del espacio de un único macho adulto.

    Durante la noche los mapaches realizan la conducta de marcaje en los árboles, principalmente álamos, para consolidar su territorio, a la vez que se ocultan en las cavidades de los árboles. En los entornos urbanos suelen instalarse en áticos, chimeneas, porches, cobertizos y edificios abandonados.

    A partir del crepúsculo el mapache sale en busca de alimento, cazando pequeños pájaros, huevos, insectos, pescado, serpientes, frutas o anfibios. Más tarde los lavará en la orilla de un río o arrollo, una conducta especialmente conocida de esta especie.

    El mapache no puede vivir dentro de un apartamento o piso. Si definitivamente queremos tener un mapache como mascota debemos disponer de una casa con jardín y un espacio exclusivo para él: una gran jaula o incluso una habitación. Es muy importante tratar de recrear el hábitat natural del mapache.

    Necesitará pasar largos períodos del día suelto en el jardín donde lo ideal sería que dispusiera de árboles para trepar y un estanque o fuente donde "lavar" su comida. Les encanta el agua (en la naturaleza suelen lavar frutas y cangrejos en los ríos antes de comérselos).

    En la alimentación del mapache no puede faltar la fruta, verdura, pollo, pavo, pescado limpio e incluso con comida para gatos. Jamás con carne roja. Su metabolismo permite que coman alimentos muy variados pero eso no significa que debamos darle cualquier tipo de producto.

    Los mapaches necesitan una higiene mínima que va a consistir en uno o dos baños al año. No debemos abusar de los baños pues los mapaches podrían perder las propiedades de la grasa que recubren su piel. El baño será largo con un champú neutro, bien aclarado.

    El mapache cambia de pelo una vez al año, por ese motivo aconsejamos que sobretodo en ése momento de muda tengamos especial cuidado de cepillarle para que no se muestre estresado. Podemos utilizar un cepillo de púas metálicas para ello, siempre recordando que debemos ser cuidadosos para no hacerle daño.

    En cuanto a educación, debemos tener claro que nunca le vamos a reprimir con agresividad. Se trata de animales inteligentes y curiosos que, seguro van a intentar morder, arañar y trepar cualquier mueble, superficie y objeto, debemos estar preparados. Utilizaremos el refuerzo positivo para estimularle a llevar a cabo comportamientos positivos, nunca el castigo, las riñas, los gritos o la agresividad.

    De hecho, son animales muy inteligentes, capaces de aprender rutinas higiénicas, trucos y hasta comprender diversas órdenes. Podemos educarles de la misma forma que a un perro o gato, con las limitaciones que presente al no ser un animal doméstico.

    Es aconsejable que todas aquellas personas que quieran tener un mapache como mascota acudan a un profesional, preferiblemente un veterinario especializado en etología o un biólogo.

    Enfermedades comunes del mapache

    Para terminar repasaremos los aspectos básicos referentes a salud. En el caso de la tenencia de un mapache como animal doméstico debemos saber que las visitas regulares al veterinario son obligadas. Deberemos seguir un calendario de vacunación y desparasitación, el cual estará marcado por el especialista que lleve nuestro caso. La vacuna contra la rabia, por ejemplo, es obligatoria en estos animales.

    Así mismo, el mapache es susceptible a padecer muchas otras patologías, como cualquier otro animal, siendo vulnerable a padecer obesidad cuando se encuentra en un entorno doméstico.

    Para terminar queremos resaltar una vez más que el mapache no es un animal doméstico. Si bien en algunos casos, cuando hablamos de mapaches rescatados, estos animales pueden adaptarse a un ambiente doméstico y crear lazos muy positivos con sus tutores, desde ExpertoAnimal no aconsejamos su tenencia en un hogar, pues consideramos que esta especie debería vivir en libertad.

    Si deseas leer más artículos parecidos a El mapache como mascota, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

    Alimentación del mapache

    Deberemos proporcionarle al mapache agua fresca cada día, puesto que este animal tiene la costumbre de lavar cualquier alimento que va a comer.

    El mapache es un animal omnívoro que se alimenta, en estado salvaje, de ranas, insectos, lombrices, crías de pájaros y sus huevos. En otoño, consume bayas silvestres.

    En cautividad, alimentaremos al mapache con comida de hurón, de gato. Le daremos verduras, insectos y huevos, puesto que le encantan los huevos, y pescado.

    Material necesario para el mapache

    El habitáculo de un mapache debe de ser muy espacioso. Lo ideal sería reservarle una habitación para él solo, pero sí eso no es posible es necesario tenerlo en una jaula cuánto más grande mejor.

    Podemos diseñar zonas de juego seguras para el mapache y para impedir que dañe nuestras pertenencias jugando.

    Pese a todo, la jaula no es muy recomendable.

    Dispondremos de un comedero y un bebedero para el mapache.

    También le proporcionaremos al mapache hojas secas, una almohada vieja, alguna manta y juguetes como los que venden para perros.

    Reservaremos una caja con arena de gato para que el mapache haga sus necesidades.

    Manejo y adiestramiento del mapache

    Educar a un mapache es una ocupación que requiere de una gran paciencia. Deberemos estar el máximo tiempo posible con nuestro pequeño si no queremos que desarrolle malas conductas en la edad adulta.

    El mapache puede ser entrenado para que haga las necesidades en un cajón de arena como los gatos y puede aprender algunas instrucciones sencillas.

    Nunca lo castigaremos físicamente, ya que el mapache lo podría considerar un ataque. Es mejor que aprenda la palabra «no». Sí lo tenemos suelto por la casa, y nos hace una «travesura», deberemos encerrarle en su jaula o habitación y decirle «no».

    Es recomendable que todos los armarios de nuestra casa estén cerrados con llave, ya que los mapaches son escaladores y muy curiosos.

    Salud del mapache

    El mapache puede estar parasitado con el gusano redondo del mapache (Baylisascaris Procyonis). Este parásito llamado ascáride puede infectar a otros animales domésticos e incluso a los seres humanos y causarnos daños en el sistema nervioso, náuseas, agrandamiento del hígado, pérdida de control muscular, ceguera, coma y, en algunas ocasiones, la muerte. Por lo que debemos curarnos en salud y llevar a nuestro mapache a un buen veterinario especialista en animales exóticos.

    Es necesario también vacunar a nuestro mapache contra la rabia. El mapache también es sensible al virus del moquillo (distemper).

    Una de las principales causas de mortalidad de los mapaches mantenidos como mascotas en Estados Unidos es el paro cardíaco debido a la obesidad. Además, la obesidad puede causar otros problemas de salud como pancreatitis. Por lo que deberemos que vigilar con la con la comida y evitar que nuestro mapache engorde.

    Lavar a nuestro mapache 1 ó 2 veces al año es suficiente. No es aconsejable lavarlo frecuentemente o de lo contrario puede perder la capa de grasa natural que recubre su piel.

    Para el cepillado, es aconsejable emplear una peine metálico o un cepillo de púas metálica pero sin apretar demasiado porque podríamos herirle. El mapache muda el pelo una vez al año. Durante este momento, tenemos que estar atentos con la pérdida de pelo.

    Reproducción del mapache

    El apareamiento del mapache es entre enero y marzo. La gestación del mapache dura 63 días y la hembra pare entre 2 y 5 crías. Las crías permanecen con la madre hasta las 7 semanas de vida.

    En la época de celo, el mapache marcará su territorio con la orina.

    Más información sobre el mapache y otros animales exóticos.

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send