Animales

Cómo sé si mi gato es sordo? ¿Qué cuidados necesita?

Pin
Send
Share
Send
Send


La sordera en gatos es un problema algo común, especialmente en gatos mayores y en algunas razas. Por suerte, los gatos tienen una gran capacidad de adaptación a esta circunstancia y son capaces de llevar una vida normal y plena a pesar de la falta de audición. Vamos a ver qué provoca sordera en los gatos y cómo detectar si tu gato se está quedando sordo.

Causas de la sordera en gatos

La sordera en gatos puede venir dada por muchas causas diferentes:

  • Edad avanzada
  • Infección leve por parásitos, bacterias o virus, en este caso la sordera suele ser temporal
  • Efectos secundarios de medicamentos, también temporal
  • Infecciones graves no tratadas y problemas neurológicos pueden traer como consecuencia sordera permanente
  • Tumores y pólipos en el canal auditivo
  • Razones genéticas: los gatos blancos y de ojos azules tienen sordera congénita con mucha frecuencia

La sordera congénita no suele suponer ningún problema para el gato, porque se acostumbra desde el primer día a utilizar el resto de sentidos. Sin embargo, un gato que va perdiendo oído gradualmente mostrará ciertos síntomas que te pueden ayudar a darte cuenta de su sordera.

Cómo saber si mi gato se está quedando sordo

No siempre es fácil, los gatos son animales muy hábiles y aprenden enseguida a valerse del resto de sentidos para orientarse y llevar una vida completamente normal, así que puede ser complicado darse cuenta. Con sentidos como el tacto o el olfato son capaces de compensar totalmente la pérdida auditiva.

Sin embargo, sí puede ocurrir que notes que tu gato ya no acude a ti cuando le llamas desde otra habitación, o que tarde en enterarse cuando llegas a casa, no se gira al entrar tú en la habitación en la que está… En general, el gato puede dejar de reaccionar ante estímulos sonoros cotidianos que antes le llamaban la atención. Además, si un gato sordo está dormido, no podrás despertarle haciendo ruido, sólo reaccionará a las caricias.

La vida de un gato sordo

La sordera en gatos puede suponer un cambio relevante en el día a día del gato, especialmente cuando es repentina, y más si se da en ambos oídos. Si este es el caso de tu mascota, podrá llevar una vida prácticamente normal, pero va a necesitar un poquito de ayuda, sobre todo, por cuestiones de seguridad, tendrás que facilitarle las cosas lo máximo posible. Por ejemplo, si sale a la calle correrá peligro, sobre todo si cruza una carretera.

Tendrás que comunicarte con él de otra manera, utilizando gestos, utiliza señales claras y sencillas. Por otra parte, asegúrate siempre de que tu gato te sienta llegar, si no, podría asustarse.

Pon un aviso en su collar de que es sordo, con tu teléfono, dirección y contacto con el veterinario. Así podrán ayudarle si se pierde algún día.

Cuando la sordera es progresiva y/o unilateral, normalmente el gato no suele tener problemas, ya que se va adaptando a ello poco a poco y aprende a potenciar el resto de sentidos para compensar la pérdida de oído.

Si tienes un gato sordo, ¡no te preocupes! Sólo hay que cambiar un poco la forma de comunicarte con él y adaptar el entorno para que no corra peligro, pero puede llevar una vida completamente normal y será tan feliz como cualquier otro gato.

¿Qué síntomas presenta un gato con posible sordera?

El primer síntoma de que tu gato es sordo lo descubrirás en su comportamiento, pues se vuelven más ariscos y desconfiados. Los felinos son cazadores, por lo que no llevan bien lo de tener una de sus facultades mermadas. Si notas que no te hace caso, que está más violento de lo normal o que no reacciona bien a los estímulos sonoros o a su nombre has de comprobar si es sordo.

¿Cómo saber si mi gato es sordo?

La manera más fácil para descubrirlo es provocar un ruido fuerte en la estancia en la que esté, si no reacciona es muy posible que padezca sordera. Para confirmar tus sospechas da una palmada fuerte tras él, si tampoco reacciona puede que sí lo sea. Por supuesto, para tener un diagnóstico fidedigno, ponte en contacto con nuestros veterinarios online.

Tipos de sordera

En general, los gatos pueden tener dos tipos de sordera: la que es desde el nacimiento (sordera congénita) o la que aparece a lo largo de la vida del minino por otras razones.

En el caso de la sordera congénita, uno de los motivos más frecuentes es una malformación. Una condición conocida es la sordera que sufren algunos gatos blancos, debido al gen dominante W.

Si el gato no es sordo de nacimiento, también puede llegar sufrir sordera temporal o permanente.

Causas de sorderas no congénitas

La más habitual es la pérdida auditiva que se produce cuando el gato se hace mayor, aproximadamente a partir de los 10 años. Como pasa con las personas, esto suele ocurrir por el propio envejecimiento del animal.

Pero a lo largo de la vida del minino se pueden dar otras circunstancias que le produzcan sordera, como podría ser una infección (por bacterias, parásitos u hongos), a causa de un tapón de cera o porque le entre algo en el oído.

Normalmente este tipo de circunstancias derivan en una sordera temporal y, si son tratadas a tiempo, deberían desaparecer. Pero cuando estas infecciones dañan permanentemente las estructuras que transmiten las ondas sonoras, sobre todo cuando el oído medio está implicado, la sordera puede acabar siendo para siempre.

Otras causas menos frecuentes son el consumo de medicamentos denominados ototóxicos, es decir, que pueden dañar el aparato auditivo, como ocurre con ciertos antibióticos y medicamentos para el corazón. O la exposición del gatito o gato a ruidos fuertes por un período prolongado de tiempo.

Finalmente, también se pueden dar otras patologías que deriven en una pérdida auditiva más o menos grave, como problemas neurológicos, quistes, etc.

Síntomas de sordera en gatos

Como hemos comentado, el gato seguramente “ocultará” su sordera, o la compensará con otros sentidos. Pero existen algunos síntomas que pueden ayudarte a saber si el gato sufre de pérdida auditiva.

Uno de los más frecuentes es que el gato se asuste con frecuencia cuando se acerca alguien. No confundir con el comportamiento de los gatos tímidos o con miedo, nos referimos a que se asuste porque no se ha dado cuenta hasta que prácticamente lo tocas.

A los gatos que sufren sordera también puede costar despertarlos del sueño. Estos mininos tienden a maullar y vocalizar muy fuerte porque, como ocurre en las personas, no controlan el tono de voz ya que ellos no se oyen o se oyen poco.

Otra situación que se puede dar con un gato con pérdida auditiva es que no reciba bien las señales de otros gatos y, por ejemplo, tenga un juego más duro con su compañero felino (al no oír bien sus quejidos).

Los gatos que sufren sordera de un solo oído también muestran comportamientos peculiares, ya que utilizan solo ese oído para escuchar. Por ejemplo, mueven únicamente una oreja para enfocarla hacia la fuente de sonido o no responden a estímulos sonoros cuando la postura que tienen les tapa el oído bueno.

Y un síntoma más evidente es cuando tienen dificultades para andar o se tambalean, ya que el problema de oído les afecta en el equilibrio.

Trucos para saber si un gato es sordo

Lo primordial siempre será acudir al veterinario, pero si antes quieres hacer alguna prueba puedes observar si has visto que sufre alguno de los síntomas anteriores: se asusta con facilidad si no ve a la persona que se acerca, no se despierta con sonidos, maulla muy fuerte, no responde a ruidos o sonidos fuertes, utiliza sólo un oído y/o tiene dificultad en el equilibrio.

También puedes ver alguna de las pruebas siguientes, sin abusar, solo para comprobar cómo reacciona y, en caso de que haya un problema, llevarlo al veterinario:

  • Llegas a casa y no aparece. No todos los gatos tienen la costumbre de recibirte, pero si el tuyo sí lo hacía, o al menos salía de su escondite para cruzarse contigo, y ahora no lo hace… puede ser una pista de que no te ha oído al llegar.
  • Da una palmada o haz un ru />Haz un ruido o pisa fuerte, mientras está distraído. Como cuando duerme, lo normal será que se exalte o se ponga en alerta.
  • Enciende la aspiradora. En línea de hacer un ruido fuerte, uno de los sonidos que suele generar reacción por parte del gato es la aspiradora. Si ves un cambio en el minino, y ahora “pasa” de la aspiradora, es otra pista más.
  • Abre una lata de su comida preferida o haz ruido con su premio preferido. Normalmente hay algún tipo de comida que les vuelve locos: la comida blanda, el atún (aunque no sea recomendado para ellos), los premios, etc. Y es oír ese sonido, y el gato acude corriendo. Si de repente no lo hace, sospecha.

Estas son algunas pistas, pero lo importante es que si tienes cualquier sospecha sobre un problema de audición de tu gato, acude al veterinario. Si creen que sufre sordera, posiblemente le hagan una prueba conocida como BAER.

En todo caso, si se determina que tu gato sufre sordera, tranquilízate porque podrá llevar una vida normal. Además, para los gatos, el olfato suele ser el sentido más relevante, seguido por la vista y, por último, el oído.

¿La sordera de un gato es reversible?

Si tras hacer las pruebas que te hemos indicado crees que sí que lo es, contacta con nuestros veterinarios, porque existen casos en los que la sordera se puede curar. Si es por causas genéticas, en las que el gen dominante alelo-w esté presente o existe un factor de edad, no hay nada que hacer, pero si es por culpa de un cuerpo extraño en su oído o por una infección o parásitos sí es tratable y en algunos casos es reversible.

Por qué un gato es sordo

La sordera en los gatos es más frecuente de lo que imaginamos y no siempre es por un problema de genética, sino que a veces puede ser causada por alguna patología o simplemente por la edad.

Los gatos que más sufren de sordera congénita son los de color blanco, pues esta afección está relacionada con el gen W que el que hace que el minino tenga color blanco. Se han escuchado comentarios sobre que los felinos con ojos azules también padecen de sordera congénita, pero nada más lejos de la realidad, pues el defecto no va relacionado con un gen que dé color a los ojos, sino al pelo.

No obstante, la sordera puede aparecer después de nacer, ya sea por algún tratamiento médico, otitis crónicas, traumatismos o cualquier otra causa.

Con un gato sordo se debe tener mucha paciencia, sobre todo cuando la sordera ha sido adquirida tras el nacimiento. Esto lo decimos porque un felino que ha nacido sordo, no extraña ese sentido, pues no sabe ni ha sabido nunca lo que es y todos sus demás sentidos se agudizan para suplir la falta.

Sin embargo, un gato que adquiere la sordera después, él mismo intenta acomodarse a su nuevo y desagradable estado, por lo que no debemos extrañarnos si el animal está irritable o irascible y deberemos aprender a comunicarnos con él de otra manera.

Visto esto, ¿qué podemos hacer para saber si nuestro gato está sordo? Mira estos consejos.

Haz ruidos fuertes

Haz ruidos fuertes cerca de donde esté tu felino. Puedes tirar algo cerca de él o golpear algo. Si tu gato está sordo, ni se inmutará, pero si no, saldrá corriendo como un loco, pues el ruido lo asustará. Si el minino antes del ruido estaba durmiendo y sigue haciéndolo después, no hay duda, tu mascota está sorda.

Llámalo para saber si tu gato es sordo

Si después de llamarlo varias veces tu gato no va a tu llamada, es muy probable que esté sordo. Cuando ya se lleva varios meses con un minino o varios años, es posible que por su carácter ignore alguna de nuestras llamadas, pero que lo haga con todas es prácticamente imposible, especialmente si sabes cómo hacerlo reaccionar para que te obedezca.

Balanceo al caminar

Si tu gato es sordo, es posible que se balancee cuando camina, pues la sordera lo hace sentirse desorientado y sin rumbo. Obsérvalo, pues esta es una de las señales de que algo no está bien.

¿Qué cuidados necesita un gato sordo?

En caso de que la sordera no sea curable hemos de aprender a comunicarnos con él. Tu gato no te escucha pero sigue siendo muy sensible a la expresión de tu rostro, a si sonríes o si te diriges a él con enfado. Él sabe interpretar qué le quieres decir, del mismo modo que tú sabes al ver la cara de alguien si está contento o enfadado.

Otro estímulo que le sirve a un gato sordo para comprender lo que ocurre en su entorno es la vibración. Si quieres que se entere de que has entrado en casa da pisadas fuertes al hacerlo, también puedes cerrar y abrir las puertas con un poco más de energía, claro que sin pasarse para no molestar a tus vecinos.

Además de nuestra expresión facial o de que note que el suelo tiembla, para un gatito que no oye bien son fundamentales los mimos, las caricias y los abrazos. Necesita sentirse querido porque sabe que tiene una minusvalía que le hace ser peor cazador, y eso puede provocarle estrés.

Si tu gato es sordo acostúmbrate a tocarle, a soplarle suavemente en el cuerpo y a acurrucarle, eso sí, nunca lo hagas de manera violenta y menos si no se ha dado cuenta de tu presencia.

¿Cómo se comporta un gato sordo en presencia de otros animales?

Uno de los principales problemas para la salud de tu gato es la ansiedad, algo que suele presentarse si es sordo y no se le trata como tal. Por eso es tan importante que seas extremadamente cariñoso y paciente con él si padece sordera, mucho más si tienes varios gatos o perros en casa. Los animales usan el sonido para comunicarse, por lo que corres el riesgo de que tu gatito no sepa entenderse con otro, se ponga nervioso y se comporte de manera agresiva contra quienes le están hablando.

Es por ello que has de supervisar la relación entre toda la camada, apartándolo del grupo si llega a las zarpas y vigilar a todos tus animales hasta que aprendan a entenderse. A veces, lograr un buen entendimiento entre ellos no es fácil, por lo que te invitamos a ponerte en contacto con nuestros veterinarios online para conseguir el consejo que necesitas.

En conclusión, si tu gato escucha la mitad dale el doble de cariño

La relación con un gato con sordera no siempre es fácil, pero con amor y cuidado conseguirás que tenga una vida sana y plena. Nos tienes para aconsejarte siempre que lo necesites y para guiarte en tu trato con él. No olvides que para confirmar que efectivamente es sordo antes tienes que llevarlo a la consulta del veterinario, también que si es de pelaje blanco y de ojos azules hay más riesgo de que así lo sea.

¿Todos los gatos blancos son sordos?

No todos los gatos blancos son sordos, aunque es cierto que muchos de los felinos blancos y de ojos azules acostumbran a desarrollar sordera debido a su genética. El gen dominante W presenta, a su vez, alelos que pueden influir en la sordera de los gatos blancos, siendo el blanco puro, el que procede de la unión de dos miembros con la misma dotación genética (homocigoto) el más propenso (WW). Toda la información en nuestro artículo "Por qué los gatos blancos son sordos".

Comportamiento de un gato sordo

A veces es complicado detectar si un gato es sordo, ya que son animales muy independientes y, a veces, no acuden cuando los llamas simplemente porque no les apetece. Además, se adaptan muy bien al medio, por lo que compensarán su falta de audición con otros sentidos.

Lo más común es que un gato sordo no reaccione nunca a estímulos auditivos y que solo lo haga cuando le toques. Si quieres conocer cuáles son las atenciones que debes darle a tu gato si tiene problemas auditivos no dudes en leer el artículo sobre los cuidados de un gato sordo.

Un síntoma de la sordera en el gato es el volumen de sus maullidos, al no escucharse no saben controlarlo y suelen maullar muy fuerte. Así mismo, en ocasiones se tambalean un poco al caminar, ya que al tener el oído afectado pueden tener problemas de equilibrio. Este problema puede ir acompañado de vómitos.

¿Cómo tratar a un gato sordo?

Si hablamos de tratamiento médico, cabe destacar que solo aquellos gatos con sordera temporal podrán recuperar la audición. Para ello, es preciso acudir al veterinario para identificar la causa de la pérdida e iniciar el tratamiento adecuado a ella. Si el gato sufre sordera permanente, los daños son irreversibles.

Ahora bien, si nos referimos a los cuidados de un gato sordo en casa, resulta imprescindible armarse de paciencia, ya que el animal debe adaptarse a su nueva condición. Para mejorar su calidad de vida, dejaremos de utilizar las palabras y los sonidos como medios de comunicación, y pasaremos a emplear los gestos, a través de los cuales también podemos educar a un gato sordo sin problemas. Para ello, escogeremos gestos breves y claros y los relacionaremos con situaciones, haciendo las repeticiones necesarias y premiando al animal siempre que responda adecuadamente. Jamás gritaremos al gato ni le castigaremos, debemos recordar que no oye y esto solo le producirá confusión, miedo y rechazo.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si mi gato es sordo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Pin
Send
Share
Send
Send