Animales

Cómo cuidar a un loro

Pin
Send
Share
Send
Send


Para saber cómo cuidar un loro, consideramos importantes los siguientes aspectos:

Elegir la jaula adecuada es fundamental. Podríamos decir que, si quieres saber cómo cuidar un loro, la jaula es lo primero a lo que debes prestar atención. Debes tener en cuenta el tamaño del animal para elegir una por la que pueda moverse libremente.

Alimentación

La dieta es también muy importante. La alimentación ideal para este tipo de aves es la que tiene base de grano o semillas y se complementa con frutas y verduras para que reciban todas las vitaminas que necesitan.

¡Un loro con una alimentación completa es un loro sano y feliz!

El desgaste del pico

Tu loro necesitará tener un hueso de sepia o una piedra de calcio contra la que rascar su pico para irlo desgastando. Si no, podría tener problemas en el pico.

No sólo los loros, podríamos decir que cualquier mascota debe tener agua fresca y limpia a su disposición en todo momento para beber cuando lo necesiten.

En el caso de los loros, no sólo se trata de agua para beber. La verdad es que a ellos les gusta lavarse a menudo, por lo que puedes poner un recipiente de agua donde puedan hacerlo ellos mismos, o bien echarle agua con una regadera con cierta frecuencia.

(Foto via: diariodeanimales)

La limpieza de la jaula es fundamental para que el loro se sienta cómodo. Para higienizar el fondo de la jaula puedes utilizar arena para gatos, que será necesario cambiar al menos una vez por semana.

Aprender a hablar

Sin duda, uno de los principales atractivos de los loros como mascota es que pueden aprender a repetir palabras y frases. Eso los hace animales muy divertidos y que hacen mucha compañía.

Dedicando un rato cada día, podrás educar y enseñar a hablar a tu loro.

¿Ya sabes cómo cuidar a un loro! Pero esto no es todo, en Wakyma encontrarás más artículos para hacer feliz a tu nueva mascota.

Claves para saber cómo cuidar un loro

Son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta al momento de cuidar de un loro pero hay ciertas claves que son principales y que no puedes dejar de conocer:

1. La limpieza: una buena higiene es fundamental al cuidar un loro para que éste se encuentre sano y cómodo. Deberás asear periódicamente su jaula y también al animal. Hay que tener especial cuidado con los parásitos que pueden adherirse y afectar las patas del loro. Es aconsejable realizar una limpieza diaria de la jaula y las perchas donde se asienta el animal.

2. Desgaste del pico: los loros necesitan desgastar su pico gradualmente para evitar que éste tenga un tamaño demasiado grande y pueda resultar perjudicial para su salud. Para ayudarle deberás integrar en su jaula elementos con los cuales pueda ayudarse.

3. Ejercicio: al cuidar un loro debemos tener en cuenta que este necesita realizar actividad física a menudo para estar sano, por lo que necesitará espacio en la jaula para moverse y trepar con libertad. Puedes también integrar juguetes en su jaula que lo incentiven a moverse.

3. Costumbres: lo primero que debes hacer al llevar a tu loro a casa es acostumbrarlo a ti y a tus manos. Para hacerlo deberás agarrarlo con tranquilidad y ofrecerle comida de su gusto como recompensa. Ten en cuenta que cuanto más joven sea el loro más sencillo será domesticarlo y entrenarlo.

4. Entrenamiento: claramente muchas personas desean tener un loro para poder enseñarles a hablar. Este es un proceso que debe hacerse con mucha paciencia, desde pequeños y en el cual la repetición de las palabras y la recompensa son esenciales. La capacidad para hablar del animal depende de su sexo y especie, pero sobre todo de la forma de actuar del cuidador.

5. Trato: al cuidar a tu loro, el trato que le des es fundamental para su buen desarrollo. Siempre deberás tratarlo con mucho cariño y respeto y nunca gritarle o usar la fuerza para intentar que haga lo que tu quieras. Haciéndolo no sólo perjudicas al animal sino que tampoco lograrás nada. Recuerda, paciencia y deja que el loro coja confianza en ti poco a poco.

6. Baño: a algunos loros no les gusta demasiado el agua por lo que el baño resultará difícil o imposible. En estos casos puedes pulverizarlos con agua suavemente unas 3 veces por semana.

7. Alimentación: su alimentación básica son semillas, gránulos, vegetales, legumbres y fruta.

Aspectos que no podemos olvidar

Además de las claves que hemos nombrado anteriormente para cuidar un loro hay otros aspectos más que no debemos olvidar:

1. El hogar que adaptes para el loro debe ser una jaula lo suficientemente grande en la cual pueda moverse y volar con plena libertad.

2. El papel de la jaula debe cambiarse cada dos días como mínimo y para desinfectar la jaula puedes comprar uno de los muchos productos que existen para este fin en las tiendas especializadas.

3. Ubica la jaula del loro en un sitio donde pueda socializar pero donde los cambios de temperatura no sean bruscos ya que esto afecta su salud.

4. Recuerda dar agua limpia y fresca todos los días así como cambiar su alimento.

5. Finalmente cuida de la salud de tu loro llevándolo al veterinario para una revisión inicial y cada vez que tenga sus garras muy largas o cambie su plumaje. Evita cortar las garras tú mismo si no tienes experiencia en ello.

Cómo cuidar a un loro es un consejo para Aves, y habla sobre Cuidados.

Pin
Send
Share
Send
Send