Animales

El extraño fenómeno que hace que las madres hámsters se coman a sus crías

Cuando la madre tiene a sus crías es necesario dejarla en un lugar tranquilo y no tocarla ni a ella ni a sus crías en unos 15 días aproximadamente.

Los hámsters son unas mascotas de lo más reconocidas para tener como animal doméstico en casa, pero tiene tatos pros como contras ya que si se juntan hembra y macho y tienen crías es de lo más desagradable ver como se las comen. Es por eso que es fundamental saber esto anticipadamente para que luego no haya este tipo de sorpresas. Aunque parezca inusual este tipo de prácticas con estos roedores ocurre, pero tan solo cuando son madres y si son primerizas aumenta la posibilidad de que esta acción ocurra.

Este comportamiento puede darse porque los padres de la cría la reconozcan como que ha nacido con algún tipo de enfermedad o se vea incapaz de sobrevivir sola, por consiguiente los padres de algún modo se quieren asegurar de que sus crías puedan superar obstáculos futuros y de esta es la única salida que ven para solucionar el problema. Comiendose a sus propias crías se aseguran que solo lo más fuertes su especia son los que van a sobrevivir.

Otra de las causas de que la madre se coma a sus crías es cuando la camada es más grande de lo que ellas mismas intuyen. Al sentirse abrumadas y con un estrés abrumados que no son capaces de controlar esta es la opción que utilizan para calmarse. Así la madre también se asegura de que va a poder atender y cuidar a todos por igual y de manera satisfactoria. Es un tipo de estrés que hace que sientan que al tener muchas crías no puedan cuidarlas a todas.

Hay una teoría aunque no está comprobada 100%, y es que la madre como pierde mucha energía cuando da a luz, necesita nutrirse bien para recuperarse. Es por eso que recurre a una especie de sacrificio para poder volver a la acción cuanto antes. Sin ir más lejos, como las crías nacen sin pelo si se les toca también puede ser motivo de que la madre se la coma, ya que no identifica el olor. Por lo que es muy recomendable que cuando tenga la camada es mejor alejarse de donde estén durante un tiempo o pasar lo menos posible para evitar que se las coma.

Hay que prestar especial atención a que los hámsters tengan la suficiente comida y agua porque si la madre considera que no es suficiente ahí es cuando comenzará de nuevo el problema de comerse a sus propias crías. Por consiguiente, no es un buen momento para cambiar su alimentación o realizar algún tipo de dieta. Cuando ya las crías estén más crecidas se podrá realizar el cambio, mientras tanto es mejor seguir con la misma rutina.

Formas de evitarlo

La presencia de un hámster macho dentro de la misma jaula también puede provocar la ingesta de las crías, por lo que cuando tiene la camada si se tienen los dos en una misma jaula es mejor separarlos y que no se vean hasta que estas crezcan. Cuando una cría nace fuera del lugar de anidación también se la comerá. Para que los hámsters tengan una buena calidad de vida si se tiene espacio en el hogar sería recomendable comprar una jaula grande para que tengan su espacio y no se sientan agobiados, si por el contrario esto no ocurre, en algunos ratos del día se les puede sacar de su jaula siempre y cuando sea un recinto seguro y con todas las puertas cerradas, ya que es una buena manera de entrar en contacto con ellos y crear un vínculo.

No olvidar que esto debe ser antes de que de a luz, nunca cuando ya tenga las crías. Hay que esperar unos 15 días hasta que se puede tener algo de contacto con la madre. Antes de comprar hámsters es fundamental informarse de su modo de vida, ya que en muchas ocasiones suele sorprender porque en otros animales o otras razas de roedores no ocurre el propio canibalismo. Si se tienen niños pequeños en casa hay que preparar todo muy bien para que no se asusten o evitar que les vean mientras la madre cuida a sus crías durante un tiempo.

Para evitar todos estos finales aterradores es mejor que la madre y las crías permanezcan en un lugar tranquilo, con suficiente comida, sin estrés y por supuesto si que se las toque para que la madre no se ponga nerviosa ya que no sabe gestionar muy bien cuando dan a luz. Si se siguen estos consejos no tiene porqué comerse a sus crías, por lo que cada detalle cuenta y hay que seguir muy a rajatabla cada indicación para evitar el trágico final que algunas de las crías sufren. Hay veces que se compran hámsters y ni siquiera se sabe si están embarazadas por lo que preguntarlo en el establecimiento o llevarla a algún veterinario puede hacer que esta práctica tan desagradable no pille por sorpresa.

Una usuaria de Twitter cuelga la foto de sus nuevas crías de hámster y la red social le alerta de lo que puede ocurrir

Felicity, una usuaria de Twitter, no tenía ni idea de lo que le esperaba cuando se compró una hembra de hámster. En menos de una semana, sin haberle puesto nombre y sin saber que estaba embarazada, se encontró con un montón de cachorritos en la caja de su nueva mascota. Les hizo fotos, las colgó en su perfil y, a partir de ahí, Twitter enloqueció.

En muchas de las respuestas, los usuarios recordaban experiencias de como, durante la infancia, habían visto a sus hámsters comerse a sus crías y alertaban a la joven de que no los tocase: “No toques a los bebés o la madre se los comerá. Lo se por experiencia, hubo sangre por todas partes”.

Otra usuaria, @kenadetaylor, ha dado con uno el quid de la cuestión: el estrés. “Si se estresa o teme por sus bebés se volverá en su contra y se los comerá”, explica en un comentario.

Resulta que estos pequeños roedores -sobre todo si son madres primerizas- no son capaces de gestionar y soportar el estrés y el miedo, según explica la estudiante de veterinaria, Nia Weer, en Quora. Por ello, lo mejor es dejar a la madre sola con sus crías el mayor tiempo posible, evitando pasar muy cerca de su caja.

Otra razón puede estar en el olfato. Las crías de hámster nacen ciegas y calvas, y es precisamente esta falta de pelaje la que hace que -si los tocamos- dejemos un olor que la madre no sea capaz de reconocer. “La confusión puede hacer que considere que han nacido con algún problema o que directamente piense que no son sus crías”, continúa.

El olor que dejamos al tocar a las crías puede confundir a las madres”

Una alimentación insuficiente e inadecuada también puede llevar al mismo des enlace: “Es importante que la madre y las crías tengan agua y alimentos abundantes porque si considera que no hay suficiente para todos empezará a matar a sus crías”.

Tampoco es momento para hacer cambios en su dieta. Según demuestra un estudio en el que se buscaba dar explicación a por qué los hámsters salvajes en Francia se estaban comiendo a sus crías, el motivo esta en el cambio de la alimentación.

Un cambio en la alimentación puede llevar a que la madre mate a las crías”

Estos roedores estaban acostumbrados a alimentarse con una amplia variedad de granos, raices e insectos, pero los cambios en las técnicas agrícolas y en los cultivos han hecho que su nueva dieta se base principalmente en el maíz. Esto ha provocado que empiecen a pasar hambre y les lleva a comerse a sus crías.

A pesar de que los motivos pueden ser muy lógicos, no deja de sorprender que esto ocurra. Por suerte para Felicity, sus hámsters siguen sanos y salvos.

Y como evitar que se las coman

Se que ha muchos les parecerá raro, incluso un poco macabro pero realmente es mas normal de lo que parece, aunque se cierto que todos os estáis pregunta porque pasa, ¿Por que aveces se comen los hámsters a sus crías?

A pesar de que no se saben todos los motivos de porque los hámster se comen a sus crías, si que se conocen algunos, y en defensa de estos animales tenemos que decir que no son lo únicos que lo hacen, otras especies del reino animal hacen también lo mismo una medida desesperada pero aveces necesaria para prolongar la especie

Motivos por los cuales los hámster se comen a sus crías

Una anomalía física de la cría: La madre se asegura de que las crías mas fuertes sean las que sobrevivan por eso sacrifica a las que por algún motivo nazcan con alguna anomalía.

La madre piensa que la cría no sobrevivirá a pesar de no tener problemas físicos.

La madre se siente estrenada por que tiene demasiadas crías: en estos casos suele matar a varias para no sentirse amenazada.

Las crías fueron tocadas por otra persona: Por este motivo y porque los hámster se guían por olor debido a su mala visión, al no reconocer el nuevo olor de las crías las considerara una amenaza.

Que el macho ocasione estrés a la madre: Podría acabar comiéndose alguna cría, por eso lo mejor es separar al hámster macho de sus crías.

Si los bebes han perecido: Este motivo es bastante mas corriente utiliza el cuerpo como alimento para poder tener mas energía para los demás bebes.

Si esta débil o sin nutrientes: Otro de los mas conocidos si ve que no puede cuidar a todos elegirá a las mas débiles para alimentarse y poder cuidar de los demás.

Como podemos evitar que los hámster se coman a sus crías

Dale a la hámster 3 meses antes de tener crías: Esto ara que su cuerpo sea maduro y tenga energías suficientes, lo mas recomendable son los 4 meses

Las crías son intocables durante 15 días: lo justo para que crezcan estén sanas y puedas tocarlas sis problemas.

El único motivo para acceder a la jaula sera solo para alimentos.

Intenta darles un entorno sin gente: para que cuide a sus bebes en un lugar tranquilo

Alimenta bien a la madre: uno de los puntos mas importante es darle alimentos con mucha proteína, desde algo de carne de pollo, huevos duros o comida con aceite de hígado de pescado.

Asegúrate de que siempre tiene alimento abundante y que sea muy variado.

Espero que con este breve articulo, tengáis mas claro como evitar que si vuestra hámster tiene crías pueda hacerlas daño o comérselas, por motivos mas que evidentes me negué a poner fotos del concreto en cuestión.

El canibalismo animal

Los animales, a excepción del ser humano, no están dotados de raciocinio, por lo tanto se comportan únicamente por instintos y su forma de actuar es la evidencia más clara de las dinámicas de la naturaleza, que única y exclusivamente pueden ser entendidas por nosotros desde este punto de vista.

El fenómeno del canibalismo animal, más aún cuando se da entre madres y crías, ha sido objeto de múltiples estudios científicos debido a las inquietudes que esta cuestión puede provocar en nosotros.

Todos los estudios realizados no han servido para establecer una causa clara, pero sí han resultado de gran utilidad para elaborar distintas teorías que intentan explicar los motivos que dan lugar a esta conducta.

¿Por qué la madre hámster se come a sus crías?

La madre hámster no siempre se come a sus crías después del parto, aunque debemos ser conscientes de que este fenómeno es habitual.Las investigaciones científicas han concluido que este comportamiento puede darse por distintos motivos:

Cómo evitar que mi hámster se coma a sus crías

Si compartes tu hogar con una hembra hámster en gestación, debes saber que no siempre es posible evitar que ésta se coma a alguna de sus crías después del parto, no obstante, si empleas las medidas que te exponemos a continuación minimizarás el riesgo de que aparezca este comportamiento:

    Cuando las crías hayan nac >

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar que mi hámster se coma a sus crías, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Instinto de preservar la especie

Puede sonar contradictorio, pero tiene su lógica. Los padres, al ver a las crías más débiles, piensan que no van a tener oportunidad de sobrevivir en el futuro. Este instinto se mantiene en el ADN generación tras generación, por lo que, incluso las especies domésticas, pueden llegar a ello. Así los padres también se aseguran que solo los más fuertes sobrevivirán que, al fin y al cabo, es la ley que impera en la naturaleza.

Sacrificio por la camada

El hámster ruso es uno de los animales domésticos más comunes

Un hámster suele tener entre cuatro y ocho crías, pero puede llegar a tener 12. Ante camadas grandes, la madre puede temer por poder alimentar a todos. Por ello, sacrificaría a algunos de sus hijos para poder cuidar al resto.

No reconoce a la cría

Aunque durante las primeras semanas las crías son débiles y ni siquiera tiene desarrollada la vista, puede que haya alguna que salga del nido. De ser así, la madre podría no contar con ella como parte de su camada, viéndolo con un alimento con el que recuperar fuerzas.