Animales

CUIDADOS PARA GATOS ESTERILIZADOS

Pin
Send
Share
Send
Send


Después de la castración tu gato necesitará descansar y relajarse mientras se recupera de la cirugía. Las incisiones realizadas durante la castración no requieren puntos de sutura, por lo que tu pequeña mascota debe sentirse mejor al cabo de unos días, aunque necesitará unos 10 días para poder sanar completamente.

En la casa. La mayoría de los gatos machos regresan a su casa el mismo día que se realiza el procedimiento de castración. Puedes notar que tu mascota está un poco descoordinada por el efecto de la anestesia. Esto es completamente normal y los efectos deben desaparecer dentro de las 24 horas después del procedimiento. Tu gato no debe saltar sobre superficies altas como son los muebles durante este tiempo y debes asegurarte de que tenga la comida cerca para que no camine demasiado, sobre todo, si hay escaleras en la casa. Lo mejor en estos casos es que lo confines en una habitación temporal o espacio y pongas ahí su caja de arena, el agua y los alimentos, además de una cama suave para que pueda recuperarse. El veterinario puede recomendarte que dejes de alimentarlo durante al menos un par de horas después de la cirugía para evitar posibles vómitos.

Cuidado de las heridas. Una vez que tu gato esté en la casa debes comprobar que las incisiones no tienen signos de hinchazón, secreción, enrojecimiento o infección. El veterinario hace dos pequeñas incisiones en el escroto de tu gato para retirar los testículos, pero estas heridas son tan pequeñas que normalmente no requieren suturas. Si notas que tu gato lame incesantemente su área genital, es posible que desees utilizar un collar isabelino para evitar que haga esto durante 7 a 10 días para que el área no se irrite o infecte. El veterinario puede proporcionarte uno de estos collares que tienen forma de cono blando o duro o puedes comprarlo en una tienda de mascotas. Si estás cuidando más de un gato castrado después de la cirugía, puede ser que tengas que separarlos para que no se irriten accidentalmente sus incisiones durante algún juego brusco.

Período de recuperación. Tu mascota necesitará de siete a 10 días para que sus incisiones sanen completamente. Durante este tiempo no debe jugar para evitar que salte en exceso. Durante las primeras 24 horas que esté en la casa, es posible que desees poner periódico en su caja de arena para que los pequeños gránulos de arena no se introduzcan en su incisión. Tu gato va a necesitar mucho descanso en un lugar que sea cómodo y cálido. Una cama para gato climatizada es un excelente lugar para que tu mascota se recupere. Debes estar atento por si aparecen vómitos frecuentes o falta de apetito el día después de la cirugía para que lo consultes inmediatamente con el veterinario.

​LA CASTRACIÓN, VENTAJAS PARA LOS GATOS

​Los gatos macho no castrados marcan su territorio mediante su orina de intenso olor acre, tanto en el interior como en el exterior de la casa. Recorren grandes distancias en busca de hembras en celo con el riesgo de perderse, lesionarse o incluso morir atropellados por un vehículo, lo que ocurre con frecuencia. Los machos enteros pelean con otros gatos y pueden provocarse heridas y contaminarse de enfermedades mortales para los felinos. La castración disminuye los impulsos agresivos de tu gato y convierte a tu compañero en más afectuoso y tranquilo.

​EL AUMENTO DE PESO

​La castración no provoca directamente un aumento de peso ni afecta generalmente al nivel de actividad en tu gato. Sin embargo, la esterilización quirúrgica puede generar un sobrepeso como consecuencia de ligeras modificaciones del metabolismo, por otro lado, el nivel de actividad disminuye con la edad. Si tu gato se engorda tras la castración, la solución es simplemente reducir la cantidad de comida que le sirves y aumentar su nivel de ejercicio o bien pensar en cambiar a un alimento preparado especialmente formulado para gatos castrados. Ciertas marcas especializadas en nutrición felina proponen también fórmulas creadas específicamente para responder a las necesidades de los gatos castrados.

La intervención

La cirugía debe practicarla un veterinario. Se sedará al gato con anestesia total.

Tras el postoperatorio deberá evitarse que el gato o la gata intenten sacarse los puntos de sutura. El profesional veterinario nos instruirá en la mejor manera de realizarlo, y preparará de forma idónea la herida del animal para minimizar el riesgo. Deberemos prestar atención a las instrucciones del veterinario y seguir a rajatabla todos sus consejos.

Quizás durante algunas horas el gato o la gata deberán llevar un cono o collar isabelino para impedir que acerque su boca a la herida. Es fundamental evitar que el gato se rasque la herida. Os aseguro que no les gusta nada llevar este artefacto, pero en ocasiones es imprescindible porque el gato intentará lamerse la herida y arrancarse los puntos de sutura.

También es muy conveniente que el gato convaleciente esté tranquilo y se mueva lo menos posible para iniciar su recuperación. Si existe algún lugar favorito en la casa, acomodadlo allí. Durante unos días deberemos mimarlo, a pesar que es muy posible que se muestre hostil. No debemos olvidar la incomodidad de la herida y los profundos cambios metabólicos que de repente ocurrirán en el organismo del felino.

​REDUCIR LA CANTIDAD DE GATOS NO DESEADOS

​Millones de gatitos y gatos no deseados son eutanasiados cada año. A menos que te dediques a la cría de gatos con pedigrí, esteriliza a tu gato, ya que es la acción más responsable que puedes hacer. Una gata no esterilizada puede parir hasta tres veces al año y en cada parto tener una media de seis gatitos, es decir que en cinco años podría tener ¡más de 200.000 descendientes!

Alimentación

Tras unas pocas horas después de la intervención, el gato podrá comer si tiene apetito. La ingesta de comida y bebida deberéis reducirla a la mitad. Como el animal estará incómodo y dolorido será conveniente durante tres o cuatro días suministrarle alimento húmedo. E incluso, si lo deseamos, podemos prepararla una deliciosa receta casera de pescado para intentar animarle.

En lo sucesivo será el veterinario, en función de la edad y características del gato, quién deberá ofreceros una pauta correcta de alimentación. Los gatos castrados son proclives a la obesidad. Por lo tanto, su nueva alimentación correcta la determinará el veterinario en función de las circunstancias. En el mercado de mas cotas existen piensos específicospara gatos esterilizados.

​ANTES Y DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN

Tras consultar a tu veterinario, respeta sus consejos sobre retirarle el agua y el alimento a tu gato para que se encuentre en ayunas antes de la intervención. La operación consiste en la eliminación de los dos testículos en los machos y de los ovarios y el útero en las hembras. Consulta sobre la edad apropiada para realizar la castración, ya que aunque se pueden practicar desde los dos meses, las preferencias pueden variar según las clínicas veterinarias.

Tras la operación conviene tener el gato en casa durante unos días, mantenerlo tranquilo y evitar que salte o se muerda los puntos de sutura de las heridas. Tu veterinario te explicará detalladamente los cuidados postoperatorios sobre si los puntos deben extraerse o si desaparecerán pos sí mismos.

DespuГ©s de la intervenciГіn quirГєrgica, es esencial respetar el periodo de recuperaciГіn de nuestras mascotas para que se restablezcan plenamente

La castración y esterilización son dos opciones muy inteligentes y responsables a las que suelen recurrir los dueños de perros y gatos en caso de dec >

Mientras que la castración consiste en la extirpación quirúrgica de la gónadas o glándulas sexuales de machos y hembras -y por tanto la secreción de hormonas-, la esterilización solo evita la fertilidad del animal de una forma menos invasiva, pudiendo conservar los testículos u ovarios y mantener una conducta sexual normal. No obstante, en ambos casos se trata de cirugías más o menos complejas que requieren de anestesia general, por lo que el periodo postoperatorio es una etapa un tanto delicada en la que se deben llevar a cabo ciertos cuidados básicos.

Respetar el periodo de recuperación

Por lo general, el animal se suele recuperar de la anestesia de 24 a 36 horas después de la intervención y de sus secuelas 10 días después. Asimismo, los puntos se retiran transcurridos de 10 a 15 días por lo que lo más recomendable es que se mantenga en reposo o con una actividad muy moderada para favorecer el proceso de cicatrización. En el caso de las hembras, la herida muscular resultante de la operación tarda hasta dos meses en restablecerse, pero a partir de las dos semanas puede ir incrementando poco a poco su nivel de ejercicio. Por su parte, la esterilización de los gatos suele ser muy sencilla, por lo que pueden estar plenamente recuperados de 24 a 48 horas.

Cuidados postoperatorios

Lo más recomendable es que los días posteriores a la operación el animal se mantenga descansando en un lugar cómodo, cál >

-Alimentación. No hay que forzarles a comer en las horas después de la operación, por lo menos hasta que hayan eliminado por completo la anestesia.

-Limpieza. Se deberá limpiar la herida a diario en condiciones asépticas, evitando todo contacto con cualquier foco de gérmenes.

-Protección de la her >

-Prevención del dolor. Si el animal tiene molestias, se pueden paliar con analgésicos y antinflamatorios previamente recetados por el veterinario. Si fuera necesario, también podrían pautarse antibióticos.

В© ВЎHOLA! Prohibida la reproducciГіn total o parcial de este reportaje y sus fotografГ­as, aun citando su procedencia.

Ventajas de esterilizar a tu gata:

  • Se elimina el celo, reduciendo comportamientos como el marcaje con orina y los maullidos para atraer al macho.
  • Se evitan infecciones urinarias y otras patologías más graves, como tumores de mama3.
  • Se evitan gestaciones no deseadas y la sobrepoblación: una gata puede tener tres celos al año y dar a luz seis gatitos en cada parto. Separarla de sus gatitos si no puedes o no quieres hacerte cargo de ellos es muy duro para ella. Mejor que abandonarlos o sacrificarlos es, simplemente, evitar la gestación.

Observa y controla al peludo paciente

Deberéis estar atentos a la evolución y recuperación de vuestro gato.

Cualquier cosa anómala que detectéis: vómitos, sangrado de la herida o en las heces, diarrea, inapetencia total, o cualquier otro comportamiento inhabitual, deberéis consultarlo con el veterinario sin dilación.

El gato estará durante algunos días convaleciente, y no será raro que tenga algún tipo de comportamiento extraño o inhabitual.

El gato convaleciente debe mantenerse calmado y sereno durante unos diez o doce días. Por lo tanto, no debe ni viajar ni entrar en contacto con alguna nueva mascota. Si hay más de un gato en el hogar mantenerlo separado durante algunos días para impedir que lama la herida de su compañero.

Y un consejo ferviente: mantened cerradas las ventanas, balcones u otros lugares del hogar peligrosos, que vuestro gato visitara y deambulara por ellos con asiduidad antes de la cirugía. La operación merma sus fuerzas y los saltos y equilibrios habituales pueden fallar y provocar la caída al vacío de vuestro gato recién esterilizado.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de un gato recién esterilizado, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Pin
Send
Share
Send
Send