Animales

Cómo aliviar el dolor de estomago de mi perro

Pin
Send
Share
Send
Send


El dolor de estómago en perros puede estar causado por diversas patologías, entre las que podemos destacar la gastritis como una de las más comunes. Podemos advertir que nuestro perro padecer dolor de estómago cuando muestra letargo, gemidos, una postura anormal para proteger el estómago, hinchazón abdominal y dificultad respiratoria. En ocasiones, el dolor de estómago se acompañará también de diarrea y vómitos.

Es fundamental acudir al veterinario para obtener un diagnóstico certero acerca de la causa que está provocando el dolor de estómago en nuestro perro, así como el tratamiento más adecuado. Recordemos que únicamente un veterinario puede prescribir fármacos, por ello, no utilices ningún medicamento para el dolor de estómago en perros que no te haya recetado el especialista.

Pero si ya has determinado la causa del problema y quieres aliviar los síntomas que padece tu can y te preguntas "qué le doy a mi perro para el dolor de estómago", ¡has llegado al sitio indicado! En este artículo de ExpertoAnimal te mostraremos algunos remedios caseros para eldolor de estómago en perros.

Causas del dolor de estómago en perros

Antes de profundizar en los remedios caseros para perros enfermos del estómago, debemos saber que existen algunas causas que pueden provocar malestar en nuestro perro. El dolor de estómago en perros es un síntoma que puede presentarse en multitud de patologías como un síntoma subyacente, de gravedad variable.

Causas del dolor abdominal en perros

A continuación repasaremos las principales patologías que pueden provocar malestar estomacal en perros:

Como has podido observar existen muchos problemas de salud que pueden esconderse tras lo que parece un inofensivo dolor de barriga en perros, por ello, es imprescindible acudir al veterinario para determinar la causa del problema. El especialista nos asesorará en cuanto al tratamiento a seguir y nos confirmará si los remedios caseros para el dolor de estómago en perros que te propondremos a continuación son adecuados según su cuadro.

En el caso de dolor de estómago en perros cachorros, visitar el veterinario es aún más urgente, pues en etapa los perros son mucho más sensibles y tienen tendencia a deshidratarse con facilidad. En estos casos acudiremos al veterinario sin demora, por urgencias si fuese necesario.

El ayuno en perros

Cuando nuestro perro está enfermo debemos intentar manejar la situación con todo el sentido común posible y respetando siempre las necesidades y la naturaleza de nuestra mascota. Un animal enfermo es un animal que no quiere comer y esto se va a ver acentuado si la enfermedad se localiza en el sistema digestivo. Además, instintivamente el perro sabe cuidarse y sabe emplear todas las energías de su organismo en la recuperación, y no en la digestión de alimentos.

Un perro que no coma durante días necesitará atención veterinaria urgente, no obstante, someter al perro a un día de ayuno es la primera acción que debemos emplear para tratar el dolor de estómago en perros de forma natural. Obviamente lo que no puede faltar es el agua fresca y renovada, que siempre deberá estar disponible.

El veterinario nos prescribirá una dieta específica para el dolor de estómago en perros, ya hablemos de recetas caseras blandas o de alimento húmedo gastrointestinal de prescripción veterinaria. Recordemos que la comida para perros con dolor de estómago estará siempre orientada en función de la patología o de la sensibilidad que presente el can. Seguiremos las instrucciones del veterinario.

En cualquier caso, existen diversos alimentos que ayudan a nuestro perro a desintoxicar su sistema digestivo. Cuando existe dolor de estómago es importante incluir estos alimentos en la dieta, y si bien la forma cruda siempre es la más recomendable, en este caso optaremos por una cocción ligera para facilitar la digestión.

Los alimentos más beneficiosos y que podemos emplear como remedios caseros para el dolor de estómago en perros son los siguientes:

  • Zanahoria: depura el tracto gastrointestinal y además es vermífuga, es decir, actúa frente a los parásitos intestinales. Resulta también muy beneficiosa por la gran cantidad de vitaminas que aporta.
  • Nabo: el nabo también es altamente depurativo y resultará beneficioso en aquellos casos donde existan parásitos intestinales.
  • Miel: además de su poder nutritivo, la miel es muy adecuada como antiséptico, esto quiere decir que ayudará a combatir cualquier germen que se encuentre en el sistema digestivo.
  • Copos de avena: actúan limpiando todo el tracto gastrointestinal, favoreciendo la eliminación de mocos y residuos fecales.
  • Calabaza: es muy beneficiosa para los perros y ayuda a regular el tránsito intestinal, además de ser útil para prevenir las obstrucciones urinarias que también pueden provocar dolor de estómago en perros.

Todos los vegetales mencionados se pueden mezclar con carnes magras como pechuga de pollo, pavo, algunas partes del cerdo o pescado blanco, siempre hervido o cocinado a la plancha y bien desmenuzado para facilitar el consumo. Así mismo, también es posible incluir un poco de arroz hervido, siendo el agua de la cocción la que aporta más beneficios para tratar este malestar.

Remedios caseros para perros enfermos del estómago

Tras empezar el tratamiento para el dolor de estómago en perros, superar el ayuno e iniciar una dieta para perros con problemas estomacales, es probable que te preguntes si existen otros remedios caseros para el dolor de estómago en perros que puedas utilizar para aliviar los síntomas que presenta tu perro, te los detallamos:

De forma complementaria a los cambios dietéticos que debemos realizar podemos emplear otros remedios naturales que nos serán de gran utilidad. El primero a mencionar es el uso de aloe vera, una planta que, aplicada internamente, ayudará al organismo a recuperar su estado de salud. No obstante, también presenta propiedades que ayudan a calmar la inflamación de la mucosa gástrica y que propician la cicatrización de la misma si existiera alguna lesión.

Paseos cortos y frecuentes

Las causas que provocan dolor de estómago en perros también pueden producir otros problemas de salud, como diarrea o estreñimiento. Los paseos ayudarán a tu can a mantener una motilidad gestrointestinal activa, lo que favorecerá su recuperación y el alivio de los síntomas. Aumenta la cantidad de paseos y reduce su duración.

Agua fresca y limpia

Si bien ya lo hemos mencionado, el consumo de agua es imprescindible para la recuperación de perros enfermos del estómago, por ello, asegúrate de renovar regularmente el agua para que se mantenga siempre fresca y limpia. Así mismo, no olvides limpiar los recipientes y colocar el bol cerca, para que pueda acceder sin problemas.

Ofrece la medicación junto con la comida

Exceptuando en aquellos casos en los que el veterinario te haya prescrito específicamente que le ofrezcas algún fármaco con el estómago vacío, lo ideal es que la medicación se incluya junto a la toma de alimento para evitar la irritación de las paredes del estómago. Así mismo, puedes consultar también con el veterinario la posibilidad de ofrecer probióticos y protectores estomacales para fomentar así una mejoría más rápida.

Evita el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad son problemas del comportamiento graves que repercuten directamente en el organismo del perro, retrasando su recuperación y haciéndole más susceptible a enfermar de nuevo. Por ello será fundamental que le proporciones un espacio cómodo, atención y mucho afecto. Todo ello ayudará a mejorar su bienestar y, por ende, su estado de salud. En el caso de que tu perro presente altos niveles de estrés o ansiedad aconsejamos acudir a un educador canino para evaluar las posibles causas y empezar una terapia de modificación de conducta efectiva.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el dolor de estómago en perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.

Cómo sé que a mi perro le duele el estómago

Tu amigo suele alertar de una dolencia en su barriga siguiendo el siguiente patrón: notarás que primero gime, luego mostrará molestias al caminar o al tumbarse, como si no encontrará una postura en la que estar cómodo. Si el problema va a más, puede que se le hinche un poco la zona abdominal, que se ponga triste por no poder solucionar lo que le ocurre y que esté somnoliento.

Sabrás que es un problema grave asociado al dolor de estómago si vomita espuma, si tose mucho, si tiene diarrea o si entre sus heces encuentras sangre, tanto negra como roja. Ten en cuenta que es muy fácil confundir los síntomas de una molestia estomacal con los de otra enfermedad peor, por eso te recomendamos que, antes de intentar curar a tu perro con métodos naturales, lo lleves al veterinario. Puede haber sido infectado por parásitos y tú estar dándole dieta blanda pensando que algo le ha sentado mal.

Trucos para aliviar el dolor de estómago de mi perro

Tras haberlo llevado al veterinario y confirmar que no le pasa nada grave es hora de ponernos manos a la obra. Lo cierto es que cuando un perrete tiene un dolor de estómago común puede ser tratado, casi, casi, como un humano. Imagínate que es como si un hijo tuyo se pusiera malito y necesita atenciones y una dieta especial, seguro que no te cuesta imaginarte que es un hijo tuyo, ¿verdad? ,).

Su estómago estará sensible. Lo más normal es que no sea capaz de retener la comida por tenerlo inflamado, por lo que hay que dejarlo descansar. El primer consejo que te damos es que cortes de inmediato con lo que le das de comer, déjale agua a mano para que siempre pueda beber lo que necesite, pero no le des de comer.

Por cierto, siempre que podemos te recomendamos que le des a tu perro comida y pienso de calidad. Ten en cuenta que una de las causas por las que le esté doliendo la barriga puede ser por esto, así que si no te estabas preocupando de la comida que se tomaba, empieza a hacerlo.

Dejando atrás este apunte, retírale la comida durante 24 horas si tu veterinario te lo permite y dale productos con poca grasa, poca fibra y que colaboren en que la comida se quede en su barriga y no salga. De nuevo, piensa en cuando tú te ponías enfermo, ¿qué te daban tus padres?

Sigue los consejos del veterinario, deja descansar su estómago y luego vigila su dieta

El pollo es una carne perfecta para que reciba nutrientes de calidad sin grasa, también el pescado blanco. Recuerda que siempre que a tu perro le des estos productos de alimentación humana has de tener cuidado con las espinas y los huesos. Límpialo todo bien y preséntaselo como si se tratara de un niño pequeño. Siguiendo con las dietas habituales para gastroenteritis, tu perro puede comer también zanahoria, calabaza y un poco de aloe vera, si la tienes a mano. Si nos lees desde Lanzarote, ya sabes, allí abunda y es estupenda para estos casos.

Cómo aliviar el dolor de estómago de tu perro paso a paso

Recapitulemos. Si a tu perro le duele el estómago, lo primero que tienes que hacer es consultar con tu veterinario. Cuando el especialista descarte el ataque de parásitos, una enfermedad grave o una intoxicación severa, podrás añadir a su dieta alimentos para cuidar su estómago, para que descanse y para que se recupere cuanto antes.

Como apunte final, los perros son seres muy sensibles, así que además de darle a tu colega la comida adecuada adminístrale también una ración extra de mimos. Se curará en un pis-pas.

Cómo manifiesta el perro el dolor de estómago

Los perros no pueden hablar para decirnos que les duele el estómago y que se encuentran mal. Este dolor a veces no es fácil de ver para sus dueños, sobre todo si es su primer perro y no conocen cómo se expresa su mascota. Lo más normal cuando el perro tiene cualquier enfermedad o malestar es que se encuentre decaído, que no juegue y duerma o esté tumbado más de lo normal. Esta apatía es propia de muchas dolencias, por lo que siempre hay que ir un poco más allá. En el caso del dolor de estómago, debemos palpar y apretar un poco esta parte. Si el estómago está inflamado por la causa que sea, el perro se quejará o se apartará. Por otro lado, lo que es muy frecuente con el dolor de estómago son los vómitos y la diarrea, ya que la dolencia afecta finalmente a todo el sistema digestivo del perro. Aunque no resulte agradable, siempre debemos vigilar las heces del perro, porque de ellas podemos deducir si tiene un buen estado de salud. Un tono anormal, muy oscuro o muy claro, o una consistencia muy líquida indica que algo va mal.

Indigestión en el perro

Uno de los problemas más frecuentes que llevan al dolor de estómago es la indigestión. Como nos puede suceder a cualquiera de nosotros, hay alimentos que no nos sientan bien y los perros suelen comer muchas cosas que no les conviene, con lo que finalmente terminan con dolor de estómago. La forma de evitar esto es darle siempre la misma comida, para que su estómago se acostumbre, y además debemos darle una cantidad adecuada. Las grandes comilonas también traen consigo grandes indigestiones y estómago pesado, por lo que debemos evitarlas. Hay que entender que el perro suele comer menos que nosotros, por lo que nunca debemos darle comida en exceso. Además, si cambiamos su dieta bruscamente, pasando del pienso a los alimentos naturales, es normal que durante unos días su estómago se resienta hasta que se adapte a la nueva dieta. En todos estos casos no hay que alarmarse. El perro descansará y con dejarle unas horas de ayuno hasta que vuelva a tener apetito es suficiente. Eso sí, su próxima ingesta debe ser ligera, para no sobrecargar al estómago, que todavía se encuentra delicado. Si consultamos con nuestro veterinario incluso puede recomendarnos algo para que se le calmen el estómago.

Parásitos en el estómago

Es muy habitual que los perros contraigan parásitos, sobre todo si tienen la costumbre de comer heces de otros perros, las cuales pueden estar contaminadas. Estos parásitos crean inflamación en el estómago con diarreas y vómitos. Para que esto no llegue a ser un problema, debemos mantener desparasitado a nuestro perro. La forma de hacerlo es proporcionando una pastilla para desparasitar por dentro, la cual se vende en veterinarios. Ellos pueden darnos una idea sobre la frecuencia con que debemos dársela. En los cachorros es algo obligatorio antes de comenzar a poner las vacunas, ya que estos parásitos que contraen pueden llegar a debilitarlos. Es importante desparasitarlos con urgencia cuando ya veamos lombrices en sus heces, porque eso quiere decir que tienen muchas, ya que se han extendido por el intestino.

Torsión de estómago

Si hay un problema que debemos evitar a toda costa es la torsión de estómago. Un dolor de estómago puede derivar en esto, que ocurre cuando el estómago gira sobre sí mismo estrangulándose. Esta es una enfermedad que hay que operar de inmediato, porque puede llevar a la muerte del perro en poco tiempo. No es tan frecuente que ocurra pero sí hay posibilidades, por lo que ante un dolor de estómago que parece agravarse es mejor acudir al veterinario para que le haga un chequeo de salud a nuestra mascota. Además, la torsión de estómago se puede evitar en gran medida si le damos la comida al perro en pequeñas ingestas, ya que la torsión ocurre ante copiosas comidas. Es por eso que siempre es mejor hacer que el perro coma más veces al día pero poca cantidad, ya que le sentará mejor y evitaremos riesgos innecesarios.

Consejos para evitar el dolor de estómago

La gran mayoría de los dolores de estómago en los perros se pueden evitar. Es cierto que no siempre podemos controlar si tienen parásitos, pero podemos tener vigilado al perro para que no coma nada por fuera. Hay que evitar siempre que el perro coma cosas en la calle, ya que no sabemos si están contaminadas o en mal estado, algo que puede llevar a una indigestión o a envenenamiento. Tener controlado el espacio en el que lo soltamos y al perro es siempre importante.

Por otro lado, a la hora de darle de comer al perro siempre es mejor no variar de pienso, que este sea de calidad, o bien acostumbrarlos desde pequeños a la comida de casa si es el tipo de alimento que vamos a darle siempre. Hay que tener bien claro la cantidad de comida que podemos darle, ya que un exceso puede darles dolor de estómago. Además, siempre es mejor darle de comer varias veces en pequeñas cantidades que solo de una vez. Para saber la cantidad de comida que es recomendable según su actividad, su peso y su edad, es mejor consultar con el veterinario.

Lo más habitual es que se deba a aire en el estómago

No es extraño que un perro engulla su comida con voracidad, especialmente si hay otro perro cerca o es algo que le gusta mucho. Esto hará que, junto con la comida, introduzca grandes cantidades de aire que luego expulsará en forma de flatulencia.

También se produce si consume alimentos fermentables, como los de la familia de las coles, las judías o la soja.

A menudo, la flatulencia lleva asociados algunos síntomas de mala absorción. La mala absorción se produce cuando el perro no digiere bien los alimentos. En estos casos, la flatulencia se asocia a la digestión incompleta de los hidratos de carbono.

El tratamiento es sencillo: suminístrale una dieta baja en fibra y muy digerible. Evita darle sobras de comida y en lugar de una grande, dale tres comidas pequeñas, con el fin de evitar que engulla y trague aire. Si con esto no se soluciona, consulta a tu veterinario, él te indicará la dieta más adecuada y los pasos a seguir.

La flatulencia podría deberse también a otras causas. Por ello, si comprueba si va a acompañada de temblores (indicativos de molestias o dolor), dolor abdominal, pérdida de apetito o diarrea. En ese caso, lleva a tu amigo al veterinario, ya que pueden ser síntoma de problemas de inflamación intestinal, colitis o incluso torsión intestinal.

¿PROBLEMAS DIGESTIVOS EN TU PERRO?

  1. Ayuda a no tener diarreas en los perros
  2. Disminuye los gases
  3. Apoyo al sistema digestivo e inmunológico
  4. Adecuado para todas las razas

La colitis en los perros

Si además de las molestias abdominales y la eliminación de gases, tu perro sufre evacuación dolorosa (verás que se acuclilla y hace esfuerzos prolongadamente) y sus deposiciones son numerosas, pequeñas y con sangre o mucosidad, puede tener colitis, que es una inflamación del colon. Esta afección puede deberse a una inflamación del intestino, entre otras causas.

Puede ser un problema de estrés

Estos síntomas pueden ir también asociados al estrés, siendo frecuente en razas de naturaleza nerviosa y en perros altamente excitables. Si crees que tu perro puede sufrirla, acude al veterinario para descartar otras posibilidades. El problema se aliviará, seguramente, con una dieta rica en fibra.

Pin
Send
Share
Send
Send