Animales

Cómo bañar a un perro coton de Tuléar

Pin
Send
Share
Send
Send


Este tipo de perros tiene un pelaje blanco de gran extinción totalmente suave, son esos tipos de perros que solo se les puede ver la nariz.

Además, tiene una peculiaridad de ser juguetones y sociables con todo el mundo, siempre le gusta estar en lugares húmedos y por esa razón siempre es un dolor de cabeza bañarlo y dejarlo como un algodón de blanco.

Partiendo de eso debes saber que es un problema en las personas a la hora de realizarle su higiene personal, se le complica de momento las primeras veces.

Por eso es necesario tratar de bañarlo, correctamente y de una forma rápida. Con eso evitaras que tenga cualquier tipo de enfermedad o bacteria, por falta de aseo.

No pretendas tenerlo amarrado eso sería un mal para él, porqué su comportamiento no lo amerita. Lo que debes hacer es empezar a inyectarle disciplina y tenerlo en un lugar completamente limpio.

Explicado todos estos detalles, quiero darte una serie de pasos que son efectivos a la hora de bañarlos.

¡Sigue los pasos!

Formas de bañar un Cotón de Tuléar

Procura que antes de bañarlo el pelaje este bien desenredado, es el paso inicial que luego te ahorrara una gran cantidad de trabajo.

Como sabrás el pelo es exorbitante y por eso debes tenerlo bien acomodado, para luego proceder a los siguientes pasos.

Luego de peinarlo y asegurar que el agua esta tibia, le toca su dosis de jabón.

Trata de buscar productos especiales para caninos, eso te ahorrara muchas tareas sobre todo a larga duración. Por eso lo mejor es acudir a un especialista que te recomiende un químico especial, para el pelaje de dicha mascota.

  1. Limpia sus partes especiales

Al momento de echarle el jabón limpia sus partes esenciales, donde mayormente se ensucia.

Lo más normal es que no se note el sucio, pero tienen zonas que tienen un sucio en exceso, que debes de limpiar fundamentalmente.

Una de esas partes son las uñas estas deben estar en buen estado.

  1. Peinar su pelaje

Al terminar siempre es necesario peinar su pelaje nuevamente de una forma delicada, aplicándole un poco de crema para peinar, así el proceso es más fácil.

De igual forma, debes estar pendiente de que no se le haga nudos en su cuerpo.

Ultimas sugerencias

Como viste el procedimiento es sumamente fácil, como vez no son animales agresivos más bien son un buen compañero para el hogar.

¿Qué te sugiero que hagas luego?

Trata de cepillarlo a diario, así el pelo no se le enredara o maltratara, tampoco abuse de los baños seguidos aplica este proceso debes en cuando.

Ciertamente a la hora de córtale el cabello, es mejor que acudas a un especialista en el área, así se verá más radiante y espectacular. No obstante, este es un perro que requiere atención por parte del dueño y tu como responsables debes darle ese amor.

HIDRATACIÓN AL FINAL DEL BAÑO

Rechace los aceites sintéticos. La mayoría de los aceites de visón de farmacia son sintéticos. No sirven. Engrasan y amarillean. Si observa con cuidado, al bañar y desengrasar el pelo, verá que está reseco. La piel no integra el aceite de visón sintético.

Tras el aclarado aplique un buen hidratante. Disuelva en agua la pasta hidratante e introduzca la mezcla en un buen pulverizador o en un bote mezclador. Es muy importante que sea un producto que respete el pH de su piel.

Los que mejor van son los que le recomiendo. Hidratan mucho, nutren, protegen y ayudan a recomponer el pelo dañado. Son productos creados con un esmero exquisito. Evitará nudos y conseguirá un manto poblado y suelto, sin alterar su piel.

HIDRATACIÓN FUERA DEL BAÑO

Esto es muy importante, no sueñe que el baño le va a proporcionar toda la hidratación necesaria. Su piel y su manto no pueden obtener de la sangre todos los nutrientes que necesitan, se van deshidratando continuamente. Es imprescindible que aplique hidratantes externos con frecuencia. De lo contrario el pelo se volverá quebradizo, se partirá y se enredará.

Por eso, aunque no "toque" bañarle, pulverice abundante agente hidratante sobre el pelo siempre que lo necesite, para que vaya siendo absorbido por la piel y el manto. Sobre todo si hace viento, verá que cada dos o tres días el pelo le pedirá que le pulverice su producto hidratante. Utilice uno que no requiera aclarado.

Cepíllele frecuentemente, pero no olvide pulverizar un poco de hidratante antes de hacerlo, para que la carda o el cepillo ni rompa, ni arranque ese pelo tan preciado. Cepille con cuidado. Utilice un cepillo suave de púa metálica sin bola en la punta. Le recomiendo los cepillos suaves Ibáñez o los cepillos suaves negros. Para el secado del manto, quizás le resulte más cómodo ayudarse de una carda suave. Le recomiendo las cardas suaves y cardas dobles extrasuaves y flexibles Ibáñez.

Si va a coger paquetitos en alguna parte de su cuerpo: cara o faldón, utilice un buen aceite en spray, un buen papel de seda, a ser posible blanco, y unas gomitas especiales que no rompan el pelo. La finalidad de tener el manto recogido con paquetitos es la de mantenerlo protegido al máximo de las agresiones externas: calefacción, viento, orina, juego con otros perros, etc.

ARREGLO FINAL

Como acabado final en el faldón, utilice una tijera recta de más de 18 cm. de alta precisión. Utilice un peine metálico de 15 a 19 cm. para la correcta colocación del pelo antes de dar el corte. De esa manera el resultado final será más preciso. Para redondear las patas le recomiendo que utilice una tijera de esculpir de dientes más bien cerrados.

Recorte el pelo de las almohadillas de las manos y pies. Si le resulta más fácil, utilice una tijera más pequeña.

ACABADO PERFECTO. PREPARACIÓN PARA LA EXPOSICIÓN

Un buen manto posee una base genética, pero sobre todo es el premio a un buen mantenimiento. El tiempo del que disponemos antes de una exposición es fundamental.

Cuando se llega a la exposición con un manto inflado, provocado por el viaje, los expositores recurren a productos de acabados que proporcionan una sensación de manto con cuerpo, vaporoso.

No descuide el color. Compare objetivamente el color de su perro con el de los ganadores. No presente un perro con el color desvanecido, sin brillo. El color "también se hace y se mantiene". Es muy práctico llevar en su maletín de exposición tiza de color blanco en spray, barra o en polvo. Siempre podrá corregir las zonas rosáceas de los lacrimales con la tiza o el lápiz lacrimal. Utilice el Antilagrimeo Kw. como prevención.

Si se mancha durante el viaje, pulverice en la exposición las zonas manchadas con un champú en seco específico, o con su champú realzador habitual muy diluido en agua (una parte de champú en veinte de agua). Frote y después seque con una bayeta absorbente. Dejará en ella toda la suciedad. Después pulverice ligeramente su hidratante habitual y pase a secar con un secador estirando muy bien el manto, ayudándose de un cepillo de púa suave.

Una vez terminada nuestra obra, cinco minutos antes de entrar al ring, pulverice un spray antiestático y abrillantador, con el fin de que el perro entre con el brillo y el efecto cortina ideal.

Una trufa decolorada hace muy mal efecto. Aunque usted se haya acostumbrado a verla así, al juez le llamará especialmente la atención. Si es necesario, no lo dude, utilice ese producto que se llama "Trufa Negra y Brillante". Aplíquelo de víspera.

Si tiene los ojos rojos por el cansancio del viaje o por cualquier otro motivo, échele en cada ojo una gotita de Colirio. Consígalo en una farmacia.

Pin
Send
Share
Send
Send