Animales

Cómo limpiar las orejas a un gato

Pin
Send
Share
Send
Send


Los gatos se ocupan de la limpieza de sus orejas, al igual que el resto de sus cuerpos. En la mayoría de los casos, por lo general, los dueños no tienen que ocuparse de esta tarea tendrá, a menos que estén dobladas hacia atrás, cuando es mejor mantenerse alejado de los extremos puntiagudos del lindo gatito. Es posible que ocasionalmente tengas que limpiar las orejas de tu mascota, pero no es tan complicado, se puede hacer con materiales muy simples en la casa.

Los síntomas de unas orejas sucias
Los gatos son muy independientes, y por lo general no responden cuando se les llama o se les dice por enésima vez que dejen de hacer algo. Este desprecio total por las órdenes no es necesariamente un signo de algún problema en los oídos. Las señales de que los oídos de su gato le están molestando incluyen aumento de sacudidas de la cabeza, por lo general acompañado del rascado frenético. También pueden mostrar un color rojo o sentirse ligeramente más cálido al tacto que lo normal, así como notarse más cera o residuos de color marrón acumulándose dentro.

Cómo limpiar
Su gato hace un gran esfuerzo en la limpieza de sus propios oídos, o un amigo puede hacerlo para ayudarlo. En ese caso, se pueden utilizar un par de artículos para el hogar y darle una mano. Una solución de vinagre, con una parte de vinagre mezclado con dos partes de agua, puede limpiar el exceso de cerumen y la suciedad adicional. Unas pocas gotas de aceite de cocina en cada oído le ayudará a lubricar y limpiar de manera eficaz. También se pueden añadir unas gotas de una solución de limpieza en cada oído, masajear la base de la oreja para aflojar la suciedad acumulada y usar una bola de algodón para limpiarla.

Consideraciones
Los oídos de su gato son sensibles, sobre todo si están sucios y causando molestias, así que hurgar allí con un hisopo de algodón sólo va a inquietarlo. Recuerda que cuando un gato está molesto y no se siente bien, puede llegar a hacerse daño o hacerle daño a usted en un intento no tan sutil de conseguir que te detengas. Se recomienda utilizar una bola de algodón para limpiar sólo la parte visible de la zona interna de la oreja del gato para evitar hacerle daño.

Visitar a un veterinario
Ver a su gato maullar, luchar y silbar puede ser normal cuando se le está limpiando sus orejas, en señal de que está siendo maltratado o recibiendo más dolor del que puede soportar. Las orejas sucias en un gato puede ser un síntoma de otros problemas de salud, tales como los ácaros del oído y las infecciones por hongos. A pesar de que los remedios caseros pueden eliminar los ácaros, una infección por hongos requiere medicación de un veterinario. Si los oídos de su gato no parecen mejorar después de unos días de limpieza, o si lucen más rojos o irritados, consulte a su veterinario para obtener una opinión profesional.

Si necesitas limpiar las orejas a tu gato, debes saber que no puedes emplear los mismos métodos que para ti mismo. Cuida de la salud auditiva de tu felino con estos consejos.

Para cuidar de nuestra mascota debemos atender, entre otras cuestiones, a su higiene. En este sentido, las orejas de nuestras mascotas son zonas del cuerpo que tienden a acumular suciedad. Si tu animal de compañía es un felino, hoy vamos a mostrarte cómo limpiar las orejas a un gato.

Este tipo de animales son especialmente atentos a su aseo diario. Son muy independientes, y aunque ellos solos se suelen encargar de limpiarse el pelaje cada día, hay zonas a las que los gatos no tienen acceso y que debemos atender nosotros. Una de esas zonas son las orejas.

Pero ¿cómo hay que limpiar las orejas de un gato? ¿Podemos utilizar el mismo método que usamos para nosotros mismo? La respuesta es no. Atento:

  • Nunca introduzcas un bastoncillo ni ningún otro objeto en el conducto auditivo de un gato. Podrías hacerle daño.
  • A la hora de limpiar las orejas a un gato, debes atender a la zona interna de la oreja, no al conducto auditivo. Es decir, si las orejas de los gatos son triangulares, peludas por el exterior y carnosas en la cara interna, debes limpiar esa parte de la cara interna que llega hasta lo que sería la base de la forma del triángulo. El conducto auditivo interno que ya no se ve ni debes intentar limpiarlo ni debes introducir ningún objeto para ello. Así podrásproteger a tu mascotade posibles daños.
  • Escoge un momento del día en el que tu gato se muestre tranquilo, relajado y confiado.
  • Coloca al animal encima de ti y acaríciale durante un rato para que se relaje.
  • Prepara una gasa mojada en suero fisiológico o agua oxigenada.
  • Limpia la zona carnosa interna de las orejas del gato, pasando la gasa humedecida sobre ella.
  • La limpieza de las orejas de un gato puede hacerse cada mes, aunque tú deberás estar atento a si la suciedad que acumula es demasiada como para esperar ese periodo de tiempo.
  • Ante cualquier tipo de duda en lo que respecta a la limpieza de las orejas de tu gato, o si detectas algún tipo de infección o anomalía en sus conductos auditivos, no dudes en consultar con un especialista. Lleva a tu mascota al veterinario para que chequee al animal y aplique el tratamiento más adecuado.

Sabiendo cómo limpiar las orejas a un gato, puedes proteger a tu mascota de la aparición de enfermedades auditivas o de infecciones en la zona.

¿Cómo tranquilizamos a nuestro gato?

Empezaremos con caricias y un tono de voz amable, debemos lograr que nuestro felino interprete nuestro gestos como un juego para que así se relaje completamente, finalmente nuestro gato se debe encontrar en la posición óptima para empezar la limpieza.

Si es un cachorro lo podemos colocar sobre nuestras piernas, en cambio, en el caso de gatos adultos es mejor situarlo sobre una banqueta o mesa que esté a nuestra altura.

¿Es imposible que tu gato se tranquilice?

Si todo lo anterior no funciona, siempre puede optar por añadir a esta estrategia alguno de los diversos tranquilizantes naturales para gatos.

El segundo paso es revisar las orejas de nuestro gato debido a que siempre es muy importante que como propietarios estemos atentos a cualquier signo o síntoma que nos pueda indicar la presencia de alguna enfermedad.

La presencia de parásitos, cera excesiva, olor fétido, costras o heridas nos puede estar indicando alguna patología como la otitis o la infección de oído, por lo tanto, ante estas señales lo más recomendable es que no demores en acudir al veterinario.

Por el contrario, la ausencia de estos signos junto con un conducto auditivo de color rosa pálido nos indicarán un buen estado de salud.

Para iniciar la limpieza de oídos empezaremos por la parte externa, para ello únicamente necesitaremos una toalla humedecida y el producto de limpieza que generalmente utilicemos para su baño, por supuesto debe tratarse de un jabón específico para gatos.

Con la toalla y el jabón limpiamos la parte externa y peluda de la oreja, retirando posteriormente cualquier residuo de detergente que haya podido quedar.

La limpieza del interior del oído la debemos realizar con una extrema precaución para no comprometer las estructuras que se encuentran en el pabellón auditivo, para ello únicamente requerimos de una gasa de algodón preferiblemente estéril.

Enrollaremos esta gasa en nuestro dedo y lo introduciremos muy suavemente en el conducto del oído para así facilitar que la cera se desprenda y el pabellón auditivo quede despejado.

No necesitamos nada más, pero debemos saber que podemos contar con otra alternativa, los limpiadores auriculares específicos para gatos, que poseen un cómodo aplicador y disuelven la cera.

Para mantener en perfectas condiciones los oídos de tu gato debes saber que este procedimiento debe realizarse 1 vez cada 2 semanas, además, para prevenir cualquier complicación, cuando vayas a bañar a tu gato debes taponar sus oídos con dos bolas de algodón, de este modo evitas la entrada de agua, lo que podría causar daños en el conducto auditivo.

Si observas cualquier anomalía será imprescindible acudir al veterinario para que identifique si se trata de una enfermedad o existe algún problema que deba revisarse. Algunos indicadores de problemas de salud pueden ser la presencia de cera oscura, un olor parecido al de la levadura o la aparición de parásitos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Limpiar las orejas a un gato paso a paso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado de las orejas.

Pin
Send
Share
Send
Send